Edición Impresa

Dos peones habrían estado 38 años sin cobrar salario

Los trabajadores rurales se desempeñaban en los campos del presidente de la Sociedad Rural. "Nunca nos pagaron sueldo ni obra social".

Martes 24 de Junio de 2014

Dos peones rurales que trabajaban en los campos de la familia del titular de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, revelaron que "nunca" les pagaron un sueldo ni contaron con una obra social por las tareas que realizaron durante 38 años en la estancia La Hoyita, en la localidad entrerriana de Rosario del Tala.

"Cuando queríamos un remedio, la señora (en referencia a Leonor Barbero, madre de Luis Miguel, Arturo Sebastián y Juan Diego Etchevehere) nos daba una aspirina", relataron los hermanos Sergio y Antonio Cornejo, quienes afirmaron que "siempre" habían trabajado "por unas moneditas".

Así lo publicó el diario Página/12 en su edición de ayer, en la que dio cuenta, además, de la unificación de dos expedientes judiciales iniciados por denuncias por la situación laboral en los campos de la familia Etchevehere, una de ellas motorizada por el delegado de la Uocra Trifón Taborda y, la otra, por el titular del Renatea Entre Ríos, José Luis Livini.

La nota, firmada por el periodista Sebastián Premici, reproduce fragmentos de una entrevista que le realizó a los hermanos Sergio y Antonio Cornejo, quienes dieron detalles de qué tareas hacían, en qué condiciones vivían y cuál era la relación que tenían con los integrantes de la familia Etchevehere, incluido el titular de la Sociedad Rural.

"Nos pagaban 450 pesos a cada uno. Antes 300 a cada uno. Yo le pedía aumento y ella nos daba un poquito, por ahí te decía que no podía. Nos daba 50 pesos por ahí. ¡¿Qué va a alcanzar?! Nos la rebuscábamos, pescábamos algo, cazábamos algunos animales", relataron en la entrevista.

Sin baño ni agua. Por otro lado, los hermanos contaron que, antes de vivir adonde fueron trasladados ahora, tras la denuncia judicial, vivían "adentro, en el campo" y que les habían prometido que les instalarían "el baño y el agua", pero que nada de eso sucedió.

"Por el '80 y pico estábamos en una casa de material. La última era una tipo casilla de cuatro por cuatro. Tres años estuvimos ahí. Primero nos sacaron de la casa de material y después a la casilla. Nos habían hecho el baño pero faltaba el pozo. Teníamos que ir al campo", contaron los Cornejo, Sergio (de 59 años) y Antonio (de 65). Según consta en la denuncia penal realizada por Livini, titular del Renatea Entre Ríos, "desde tiempo indeterminado a la fecha, Antonio y Sergio Cornejo estarían viviendo en condiciones infrahumanas en un campo propiedad de María Leonor Barbero (de Etchevehere), lugar donde realizarían tareas rurales y donde permanecerían en una vivienda en muy mal estado".

En tanto, la denuncia formulada el 17 de marzo pasado por el delegado de la Uocra Trifón Taborda indica -según el diario- que "Antonio y Sergio Cornejo están en un muy mal estado, ya que no comen en forma diaria y no poseen baño, por lo que las condiciones sanitarias son deplorables, sin poder tener los cuidados mínimo que una persona debe tener, estando actualmente en estado de abandono".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario