Edición Impresa

Designaron a Rafael Grau como nuevo jefe de policía provincial

Actualmente conduce la unidad de Venado Tuerto. El actual jefe de Rosario, José Luis Amaya, será el segundo. Mañana asumen.

Miércoles 16 de Septiembre de 2015

A menos de noventa días de dejar la Casa Gris, el gobernador Antonio Bonfatti resolvió anoche el recambio de la cúpula de la policía provincial. Mañana asumirá la Jefatura de la policía santafesina el director general Rafael Grau, ex titular de la Unidad Regional de la capital provincial, y actual jefe de la Región 5-Nodo Venado Tuerto. Lo secundará en la subjetura provincial el Director general José Luis Amaya, actualmente Jefe Policial de la Región 4, con cabecera en Rosario.

Los nuevos jefes policiales se desempañarán en lugar de los actuales jefe y subjefe, Omar Odriozola y Raúl Ardiles, respectivamente. La ceremonia de asunción de los nuevos mandatarios policiales se realizará mañana a las 10 en el Instituto de Seguridad Pública (Isep) de Recreo.

"Es importante destacar que esta decisión no implica un relevo sino una reestructuración de la policía en términos normales. Es un reemplazo que estaba previsto desde hacía mucho. Pretendíamos que pasara el Día de la Policía para que no hubiera ambigüedad ni una sensación de desplazamiento en los funcionarios que se retiran que son, a nuestro criterio, oficiales excelentes. ¿Por qué el recambio entonces? Porque estos jefes llevaban casi tres años en una función de una exigencia cotidiana altísima, sumamente desgastante, y era aspiración del gobierno terminar la gestión con una conducción más fresca, también pensando en el cambio de gobierno que se avecina", señaló ayer a este diario el secretario de Seguridad de Santa Fe, Gerardo Chaumont.

Bonfatti terminó ayer de definir el cambio y convocó a su despacho a los jefes policiales entrantes y salientes. Hubo allí una audiencia en la que participaron los ministros de Seguridad Raúl Lamberto y de Gobierno Rubén Galassi, el secretario Chaumont y los funcionarios policiales.

"El gobernador hizo un reconocimiento y agradeció a los jefes policiales que dejan su cargo por la profesionalidad con la que se desempeñaron y el esfuerzo que destinaron a sus labores. También felicitó a los jefes nombrados y los arengó para aplicarse con la mayor probidad a la tarea difícil que tienen por delante", afirmó Chaumont.

El secretario de Seguridad puso énfasis en que no hay ninguna situación atada a la coyuntura que determine los recambios. "Odriozola y Ardiles pasan a retiro llevándose el mejor concepto de la gestión a la que sirvieron. En lo personal estimo que fueron un apoyo invalorable. Fueron oficiales comprometidos, excelentes profesionales y no estuvieron ni de lejos ni de cerca comprometidos en ningún conflicto ni mucho menos escándalo".

Una visión. Chaumont fue enfático al remarcar que no hay circunstancias del presente político atado a los movimientos policiales. "Esto no implica desconocer que hay problemas ligados a la violencia y el delito pero que son los propios de cualquier ciudad compleja en Argentina. A menudo debajo de los casos de alto impacto, que sensibilizan a la sociedad, hay situaciones que quedan tapadas. Hay un programa de seguridad pública en la provincia que empieza a dar resultados por ejemplo en la baja constatable en la tasa de homicidios. Esta en el último año decayó en la ciudad de Santa Fe un 32 por ciento, en la ciudad de Rosario un 22 por ciento. También declinaron las tasas de delitos contra la propiedad y las personas heridas con armas de fuego. No basamos esto en números de la policía, que existen, sino en estadísticas del Ministerio Público de la Acusacíón, que es un órgano autónomo del gobierno", señaló.

En Rosario

José Luis Amaya sale de la Jefatura de Región Rosario y no tiene aún sucesor. Lo reemplaza el segundo, José Julián García.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario