Edición Impresa

Dejaron presa por asociación ilícita a la mujer de un líder de Los Monos

Se abstuvo de declarar y quedó detenida una joven de la que sospechan que blanqueaba dinero procedente de actividades delictivas. Es Silvana Gorosito, la pareja de Ramón Machuca. Figura como la dueña de las chapas de dos taxis decomisados hace dos semanas.  

Martes 10 de Septiembre de 2013

La mujer de Ramón "Monchi" Machuca, uno de los dos máximos líderes de la banda de los Monos, quedó detenida bajo la imputación de integrar la asociación ilícita en la que están los miembros de esa organización, en el específico rol de contribuir al lavado de dinero por ingresos procedentes del tráfico de drogas. Fuentes judiciales confirmaron que Silvana Gorosito se presentó ayer ante el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna y, luego de proclamar su inocencia, señaló que prefería no declarar.

Gorosito fue señalada como propietaria de dos licencias de taxis que el pasado 22 de agosto fueron incautados por la policía en el marco de la investigación del dinero generado por esta organización. Fueron cinco vehículos los interceptados en distintas zonas de la ciudad por efectivos de la Brigada Operativa de la División Judiciales. Algunos de los choferes, además, tienen un vínculo de parentesco con la familia Cantero. Todos ellos fueron citados a declaración informativa.

Inventario. La pesquisa comenzó con el inventario económico de las propiedades atribuidas al clan Cantero que reúne, según voceros policiales, unas 50 viviendas y un centenar de vehículos en posesión de sus diferentes miembros.

En la búsqueda de documentación de los vehículos surgió una información que señalaba que algunos de esos autos eran destinados a prestar el servicio oficial de taxis. Entonces la Dirección General de Fiscalización de Transportes de la Municipalidad puso a disposición la base informática y de allí surgió que figuran como titulares de chapas dos personas que son las parejas de dos de los máximos jefes de Los Monos: Máximo Ariel "Guille" Cantero, que está detenido, y Ramón Machuca, alias "Monchi Cantero", todavía prófugo y con pedido de captura.

Titulares. Según fuentes policiales y la página oficial de la Municipalidad de Rosario, la esposa de Guille, Vanesa Jacquelina Barrios, es titular de tres chapas, mientras que la Silvina Gorosito posee otras dos. Asimismo, ambas aparecen en los registros de la Afip como empleadoras de servicio de transporte automotor de pasajeros mediante taxis y remises.

Los autos en cuestión son dos Chevrolet Corsa (RA 2562 y RA 0474) y tres Renault Logan (RA 0843, RA 1866 y RA 3062). Los Corsa y uno de los Logan están a nombre de Barrios y los dos Renault restantes pertenecen a Gorosito.

Los vehículos fueron secuestrados en Ayacucho y Seguí; Güemes y Oroño; Flammarión y Arijón; Avellaneda al 5400, y Arijón y Oroño. El juez Vienna les tomó declaración en calidad de testigos a los choferes de los vehículos incautados. Todos dijeron no conocer a los dueños reales de los autos que manejaban.

Blanqueo. El hallazgo de esos taxis refuerza algo que los investigadores ya presumían: los supuestos miembros de la organización criminal ceden a sus mujeres la titularidad de bienes que son inscriptos legalmente.

Pero además los investigadores que llevan adelante la causa pusieron el acento en el interesante mecanismo que implica la compra de taxis para blanquear el dinero procedente del comercio de drogas. El valor de una licencia de taxi promedia los 320 mil pesos, unos 57 mil dólares al cambio oficial.

En este contexto, la pesquisa del blanqueo del dinero ya detectó varias modalidades para el lavado del efectivo procedente de actividades ilegales.

En ese sentido se investigan operaciones en el campo inmobiliario y la construcción, la compraventa de vehículos, la actividad de taxis y remises, el transporte de cargas urbanas e interurbanas, la compra de cheques y hasta la participación en pases o derechos federativos de futbolistas.

Una asignación por hijo menor

Un registro de bases de datos oficiales realizada por la secretaría de Delitos Complejos de la provincia estableció que Celeste Contreras, la madre de Claudio “Pájaro” Cantero y Máximo “Guille” Cantero, figuraba como beneficiaria de la asignación universal por hijo. Este es el programa que le corresponde a los hijos de las personas desocupadas que trabajan en el mercado informal o que ganan menos del salario mínimo, vital y móvil. Consiste en el pago mensual de 460 pesos para niños menores de 18 años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS