Edición Impresa

Crecen las estafas hechas a través del robo de identidad

En Buenos Aires hay 20 denuncias por día. El delito, muy extendido en EEUU, se está instalando peligrosamente en el país, dicen entendidos.

Jueves 24 de Enero de 2013

Las estafas concretadas mediante el robo de identidad generan un promedio de 20 denuncias diarias y no paran de crecer en el área metropolitana de Buenos Aires .

Según expertos consultados, en los últimos tres años los delitos cometidos bajo esta modalidad se han multiplicado por diez.

Mientras que en 2006, cuando se comenzaron a recibir las primeras denuncias, se producía un caso cada 10 días, en la actualidad la cifra de causas abiertas en los juzgados porteños trepa a 10 por día en Capital Federal y otro tanto en los departamentos judiciales del conurbano, según se señaló.

La cifra fue proporcionada por el abogado Javier Miglino, quien precisó que "lo grave es que las maniobras no sólo han crecido en cantidad, sino en calidad, ya que las mafias que operan en el rubro se han perfeccionado y el daño que pueden causar a sus potenciales víctimas también ha crecido exponencialmente".

Según Miglino, estas mafias han perfeccionado el sistema para producir el mayor daño en el menor tiempo posible.

"En 24 o 48 horas agotan todas las posibilidades de estafa antes de que quedar bloqueados por la denuncia", explicó el referente de la ONG Defendamos Buenos Aires.

Es el caso de Julieta L., una mujer a la que le robaron su DNI original tapa verde con el que realizaron operaciones fraudulentas por valor de 50.000 pesos.

"Por lo que averigüé cambiaron la foto del DNI y entre el 19 y 20 de diciembre realizaron operaciones fraudulentas a mi nombre", explicó la mujer, quien se enteró del fraude al recibir una factura a su domicilio de la empresa Garbarino.

Según le aconsejaron en la Dirección de Protección de Datos Personales, "tuve que llamar a Veraz para que conste en mi informe crediticio de esta situación y para averiguar qué empresas solicitaron mi información crediticia en fin de sacar algún préstamo o tarjeta a mi nombre".

Su sorpresa fue mayúscula cuando comprobó que una decena de empresas registraba movimientos comerciales a su nombre: créditos en Garbarino por 22.915 pesos, solicitud de tarjeta Shopping y Efectivo Sí, compra de tres líneas en Personal y dos en Movistar y de un celular de 8.000 pesos en Frávega.

Los datos son provisorios ya que el fraude puede haber incluido otras compras que otras firmas todavía no informaron.

Según explicó Miglino, la cuenta de la estafa asciende a 50.000 pesos, por ahora.

El abogado señaló que este es un caso emblemático, pero que la situación se replica a diario en una preocupante tendencia ascendente.

"Y sólo estamos hablando de las denuncias, ya que sabemos que hay una cifra negra de gente que no se entera o deja las cosas como están y se aguanta figurar en el Veraz durante 10 años", explicó.

Miglino, que instó a las víctimas de esta maniobra a presentarse a la justicia, sospecha que estas bandas, que operan "con total impunidad", además de robar los documentos de identidad tienen contactos en financieras, bancos y casas grandes de electrodomésticos.

"No se entiende, si no, cómo no haya llamado su atención en el caso de Julieta L. la evidente discrepancia entre su sueldo y el monto del crédito solicitado", señaló.

En este sentido, el profesional sostuvo que existe en estos casos una responsabilidad de quienes teniendo la obligación de velar por el cumplimiento de la ley y la seguridad del cliente controlando la correspondencia entre gastos e ingresos, no lo hacen.

"Esta chica va a hacerle juicio por daños y perjuicios a todos, empezando por el Veraz y siguiendo por empresas de electrodomésticos y crediticias", adelantó el abogado, que precisó que "en el 90 por ciento de los casos estos juicios se arreglan antes de la sentencia".

"El robo de identidad, que está muy difundido en todo el mundo y en Estados Unidos ha dado lugar a una prospera industria, se está instalando peligrosamente entre nosotros", explicó a su vez Ricardo Tondo, experto anti-fraude.

Es especialista recomendó estar muy alerta contra estas bandas, que buscan personas limpias de antecedentes y en algunos casos con alto poder adquisitivo.

"Es tan grave la clonación de identidad que convendría dejar de pagar el teléfono para estar en el Veraz y de esta manera evitar la maniobra", ironizó en torno a la lluvia de casos registrados en los últimos tiempos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS