Edición Impresa

Chile clausuró la mina Pascua Lama por "muy graves" violaciones ambientales

El organismo regulador ambiental trasandino multó con 16 millones de dólares a la multinacional Barrick Gold por incumplimientos para contener el agua contaminada.    

Sábado 25 de Mayo de 2013

El organismo regulador ambiental de Chile bloqueó ayer el proyecto minero Pascua-Lama, de la multinacional canadiense Barrick Gold Corp., e impuso una máxima multa de 16 millones de dólares a la mayor minera de oro del mundo, citando violaciones "muy graves" a su permiso ambiental y no haber descrito con precisión las violaciones que cometió.

Después de una investigación de cuatro meses, la Superintendencia de Medio Ambiente de Chile ordenó que todo el trabajo de construcción en Pascua-Lama (un proyecto de 8.500 millones de dólares) sea detenido hasta que Barrick construya los sistemas que se comprometió a poner en marcha previamente para contener el agua contaminada.

Las multas ascienden a 16 millones de dólares, el nivel máximo posible contemplado por la legislación chilena.

Pascua Lama es un proyecto para explotar oro y plata que involucra territorio de Chile y Argentina, en lo más alto de la cordillera de Los Andes. Es el primer proyecto minero binacional del mundo. Según Barrick, debería entrar en producción a fines de 2014.

El organismo regulador chileno señaló que, aunque Barrick reportó sus fallos, una investigación independiente e intensiva por los propios inspectores de la agencia encontró que la empresa no estaba diciendo la verdad.

"Encontramos que los hechos descritos no eran correctos, veraces y comprobables. Y también hubo otras fallas en licencia ambiental de Pascua Lama", dijo el superintendente, Juan Carlos Monckeberg.

Barrick no respondió de inmediato a los mensajes que The Associated Press dejó con voceros de la mina binacional en Chile y Argentina.

Monckeberg describió las sanciones impuestas a Barrick como las primeras desde que su agencia recibió poder de ejecución en diciembre, y dijo que se basaron en una investigación a fondo por los inspectores de la agencia, así como de expertos del gobierno en minería, agricultura y agua.

Las violaciones incluyen no construir estructuras para contener el agua contaminada antes de que comenzara la construcción de la mina, no mantener informada a la agencia sobre los problemas, y no proporcionar los datos solicitados por los inspectores.

Sin embargo, las sanciones no significan el final de Pascua-Lama.

Barrick se comprometió a adoptar medidas de remedio por 30 millones de dólares, y la agencia instó a la empresa a hacerlo de forma expedita, empezando con medidas temporales para contener cualquier escurrimiento de los líquidos mientras construye estructuras más permanentes a su vez monitoreadas.

Los indígenas diaguitas, que viven en pueblos pequeños a lo largo de los ríos que bajan de la mina por el desierto de Atacama, se sentían fuertes ayer.

"Viéndonos tan chiquitos pudimos ganarle a la Barrick, que es un gigante", dijo Osvaldina Guzmán Villegas, miembro de la comunidad Diaguita de Chipasse Tamaricunga. "Con la ayuda de nuestros ancestros, vamos a ganarles", agregó.

Cecilia Pérez Jara, ministra secretaria general de gobierno de Chile, afirmó: "Nosotros estamos muy de acuerdo (con el cierre de la mina)". Agregó que según la visión del gobierno "lo que corresponde es que mientras ellos no subsanen las indicaciones que le está pidiendo la Superintendencia de Medio Ambiente y finalmente lo que ha determinado la Corte Suprema, ellos no pueden seguir funcionando".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS