Economía

"Salvar una pyme es valiosísimo", asegura la Federación Gremial

El titular de la entidad Ariel Dolce explicó que una de las prioridades acompañar a las empresas.

Domingo 07 de Julio de 2019

“Salvar a una pyme para nosotros es valiosísimo”. Ariel Dolce es presidente de la Federación Gremial de Industria y Comercio desde noviembre del año pasado. Al frente de la institución que cumplió cien años a fines de mayo, tiene el foco puesto en acompañar a las empresas de la región en un mundo convulsionado por la disrupción tecnológica. “Este mundo cambiante repercute en nuestros modelos de negocios, y es muy difícil para una pyme que tiene un recorrido de 10, 20 ó 40 años, pensar en cambios; a veces les resulta sumamente doloroso y la propuesta de la Federación es que ese recorrido lo hagamos juntos”, dijo. Para ello, la entidad puso en marcha una serie de herramientas, como la carrera de diseño estratégico, en asociación con la Universidad Nacional de Rosario.

—La Federación participa de distintos foros. ¿En qué niveles está articulando?

—Participamos en la Agencia de Desarrollo de Rosario, en el Consejo Económico y Social de Rosario y de la provincia. Creo que tenemos que avanzar un poco más. Estas instituciones deben tener más protagonismo. Ser parte del diseño de las políticas y no ser sólo agentes de difusión. La política como está concebida hoy no alcanza a satisfacer las necesidades de la gente, que tiene más reclamos y derechos, y los recursos son cada vez más escasos. Los reclamos sectoriales son todos válidos pero en tanto no nos sentemos a entender al otro y a comprender la complejidad de la cosa, los resultados van a seguir siendo los mismos.

—¿Qué temas deberían reforzarse en esos espacios?

—Hoy tenemos un tema prioritario para Santa Fe que es la adhesión a la ley de ART (N de la R: el jueves obtuvo media sanción en el Senado provincial). Nadie discute en el territorio la industria del juicio. También es tonto negar que al empleado hay que protegerlo. Pero una cosa no cancela la otra. Nadie quiere dejar a los empleados desprotegidos pero tampoco queremos tener una ley que permita que unos pocos vivos hagan negocios a costa del resto. Desde la implementación de la nueva ley de ART está bajando la litigiosidad en el país. En Santa Fe, en cambio, está subiendo. La forma de resolverlo es sentarnos y trabajar en eso.

—¿Qué esperan del nuevo gobernador?

—Somos muy optimistas. Es una persona que entiende el ecosistema productivo por haber estado en varios lugares relacionados con el sector productivo. Las expectativas son buenas. Por otro lado, creo que no hay muchas alternativas a fomentar que haya más trabajo. La economía lleva casi 18 meses de recesión.

—Con la actual tasa de interés ¿Es difícil avizorar una recuperación?

—La economía está en un marco complicado. Todos los agentes económicos piensan en crecer y expandirse. Pero cuando un sistema no funciona, buscan otro. Y hoy el otro sistema es el dólar. Creo que Argentina tiene que trabajar es en volverse más previsible. El gobierno tiene que hacer cosas para volver a ser confiables. Y en ese sentido tenemos que ser más austeros en el gasto público.

—¿Hacia dónde va la Federación en lo institucional?

—En el contexto macro y microeconómico, hay cambios que tienen que ver con la disrupción de la tecnología, con los clientes. Esto repercute en nuestros negocios. Es muy difícil para una pyme que tiene un recorrido de 10, 20 ó 40 años, pensar en cambiar su modelo de negocios. Les resulta sumamente doloroso. La propuesta de Federación Gremial es que ese recorrido lo hagamos juntos.

— ¿Qué herramientas tienen?

—Tenemos tres propuestas definidas. Por un lado, un convenio con la UNR para dictar la carrera de diseño estratégico. Es una carrera de posgrado, pero también se puede tomar por módulos. Tuvo un éxito muy importante. Empezó en marzo. El otro proyecto es llevar estas mismas herramientas a los empresarios través de las cámaras sectoriales. Que haya una visión de cómo hacen el calzado en Brasil, qué consume la gente, qué máquinas se compran en China. Hacer workshops, poner personas a trabajar en investigaciones. Y para el año que viene tenemos idea de trabajar el espacio de transformación pyme. Queremos darle servicios a las empresas que tengan esta iniciativa de revisar cómo va a ser su futuro en este contexto cambiante. Salvar a una pyme para nosotros es valiosísimo. Se pone mucha energía en el emprendedorismo y lo celebramos, pero también creemos que hay que poner energía en las pymes. Si uno logra ayudar a que sobrevivan a este cambio, el valor que se salva es más grande.

—Cómo ves el gremialismo empresario en materia de participación?

—El gremialismo empresarial padece lo mismo que las pymes. Hubo cambios que impactaron en la propuesta gremial de la región. La propuesta es tratar de hacer un gremialismo más eficiente y efectivo. Hoy la actividad compite con un montón de otras actividades. Por eso es importante poner el diseño estratégico también al servicio de la institución. Si el éxito de un empresario se circunscribe a un escritorio, es un éxito incompleto. Acá hay un espacio en el que los empresarios sienten que colaboran y participan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario