Economía

Nuevos beneficios para la industria del conocimiento

Las empresas pagarán 15 por ciento de Ganancias, tendrán una reducción de cargas sociales. No se les podrá sumar otros tributos.

Domingo 02 de Junio de 2019

Argentina tiene una nueva ley de promoción de economía del conocimiento. Se trata de un nuevo ecosistema impositivo que los referentes del sector consideran que será muy alentador para la actividad en un contexto mundial de mayor demanda de productos y servicios tecnológicos.

La nueva normativa que comenzará a regir en enero del 2020 tiene como objetivo darle continuidad y ampliar el alcance de la actual ley de software, vigente hasta diciembre de 2019. Las empresas que encuadran en la nueva ley podrán inscribirse a partir del segundo semestre de este año para gozar de los beneficios.

Las empresas contarán con el beneficio de fijar un menor costo laboral a partir del adelanto del mínimo no Imponible que la reforma tributaria prevé para el 2022 y un bono de crédito fiscal transferible equivalente a 1,6 veces las contribuciones que debieran abonarse sobre ese mínimo no imponible. Se puede usar para cancelar tanto IVA como Ganancias. Además fija una alícuota reducida del 15 por ciento en el impuesto a las Ganancias y prevé alivio fiscal para los exportadores que hayan abonado o a los que se les hayan retenido impuestos similares al impuesto a las ganancias en el país destino de la exportación pudiendo deducir lo pagado contra el impuesto a las Ganancias. La idea es proyectar estabilidad fiscal, ya que las empresas no podrán ver aumentada su carga tributaria total nacional a partir la inscripción en el registro habilitado a tal efecto.

La nueva ley de economía del conocimiento que aprobó recientemente el Congreso Nacional establece un marco jurídico impositivo que permite salir a competir en el mundo de las nuevas tecnologías y promover la inversión en dicho sector, señala Lisandro Angel Sigifredo, Senior Manager - Tax & Legal Department KPMG Rosario.

Los actores económicos comprendidos en dicha ley incluyen quienes desarrollen productos y servicios relacionados con las siguientes industrias, entre otras: producción audiovisual, nanotecnología y nanociencia, ingeniería para la industria nuclear, exportación de servicios profesionales, empresas de desarrollo de software y biotecnología, ingeniería genética, microbiología.

"Este último sector ha tenido un gran crecimiento en nuestro país, especialmente en la provincia de Santa Fe, y la nueva ley permitirá consolidarnos como productora y exportadores de biotecnología", destacó Sigifredo.

Los beneficios que la nueva ley contempla son los siguientes:

1) Tasa del 15 por ciento del Impuesto a las Ganancias sobre los resultados de la compañía. Si las compañías decidiesen distribuir dividendos o utilidades a sus accionistas pagaran una tasa del 13 por ciento sobre dicha distribución. Si optasen por reinvertir sus resultados no tributaran esta alícuota adicional.

2) Reducción de cargas sociales. Establece una reducción en las contribuciones patronales a la seguridad social y permite la obtención de un bono fiscal sobre parte de las contribuciones abonadas. Dicho bono resultaría compensable contra otros impuestos o transferible a terceros. El efecto combinado implica una reducción aproximada de 2/3 de las contribuciones patronales a la seguridad social.

3) Estabilidad fiscal. No podrá incrementarse la carga tributaria total por impuestos nacionales para las compañías incluidas en el nuevo régimen. Invita a las provincias a sancionar normas de la misma índole.

4) Cómputo de impuestos pagados en el extranjero. Se podrá computar como crédito contra el impuesto a las ganancias local los impuestos retenidos y pagados en el exterior.

5) No corresponderá la aplicación de retenciones y percepciones por el impuesto al valor agregado en los cobros y en las compras.

"Se celebra la aprobación de la ley y se espera que torne operatividad en el corto plazo. El país podrá posicionarse como plataforma para el desarrollo y exportación de nuevos conocimientos y servicios lo cual implicará la generación de genuinos puestos de trabajo. Es el momento de desarrollar todas las potencialidades que nuestro país tiene para salir de la crisis económica actual y lograr una vía estable de progreso y crecimiento", indicó el especialista de KPMG Rosario.

Por su parte, Guillermo Bracciaforte, co-fundador de Workana, planteó algunos interrogantes:¿Por qué esta ley es importante para el futuro del empleo? En ese sentido, recordó que la ley de economía del conocimiento tiene como objetivo darle continuidad y ampliar el alcance de la actual ley de software, vigente hasta diciembre de 2019.

La economía basada en conocimiento es un sector de la industria que genera valor mediante la aplicación de determinados conocimientos. El software, la robótica, la biotecnología, la inteligencia artificial y las producciones audiovisuales son algunos ejemplos de industrias del conocimiento. En ese sentido, en Workana advierten un fuerte crecimiento en la demanda de trabajo en categorías como IT y programación, diseño web y multimedia. La transformación digital ya es un hecho que atraviesa todas las áreas de la sociedad y está presente en cada eslabón de la cadena de valor.

"Entendemos que la sanción de esta ley dará un fuerte impulso al crecimiento de las industrias que componen la economía del conocimiento y en esa dirección creemos que se abrirán oportunidades para todos los integrantes del ecosistema", especificó.

Es que la tecnología modificó estructuralmente el mundo del trabajo de forma tal que conceptos tales como empleo, empleados y profesionales están siendo reformulados. Para los profesionales independientes la transformación digital resulta una aliada fundamental dado que posibilita desarrollar tareas bajo un concepto que pisa fuerte en la actualidad y tiene mucho potencial, el trabajo remoto. Trabajar desde cualquier lugar, con la conectividad como único recurso nos permite disponer de tiempos, de espacios, de viajar mientras trabajamos y de alcanzar el equilibrio entre la vida personal y laboral.

"Desde Workana creemos que uno de los puntos clave de la ley es que promueve la capacitación. Los profesionales del mundo IT y de las industrias creativas valoran el conocimiento y entienden la importancia de la educación en sus carreras ya que sus saberes son la materia prima de su trabajo. Por eso suelen estar atentos a las posibilidades de capacitación para mantenerse actualizados. Exploran y realizan cursos, especializaciones y hasta licenciaturas dictadas a través de Internet. Los profesionales independientes suscritos en la plataforma dedican más de 100 horas anuales semanales a su formación y capacitación", señaló Bracciaforte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});