Economía

La tecnología copó el top ten de los empleos más demandados

Marketing digital, logística de e-commerce, desarrolladores y expertos en ciberseguridad, entre los puestos más demandados por las empresas, según un informe de Randstad

Martes 27 de Julio de 2021

La pandemia instaló en el lenguaje diario términos que eran de un argot propio de especialistas en tecnología. Así, en la cotidianidad de un hogar ya no es desconocido referirse al e-commerce, y en las empresas de información y entretenimiento el SEO -acrónimo de Search Engine Optimization u optimización de motores de búsqueda- se transformó en el totem más preciado.

Ese cambio radical en los usos y costumbres también se trasladó al mercado de trabajo, donde la tecnología copó la demanda de empleo tras la pandemia. Los profesionales vinculados al marketing digital, perfiles de logística en e-commerce, expertos en usabilidad, desarrolladores, maquetadores web, especialistas en analítica de datos, project managers, especialistas en ciberseguridad, representantes de atención al cliente y referentes en higiene y seguridad laboral son los diez puestos que registraron mayor crecimiento desde que el Covid-19 cambió el mundo.

Así se desprende de un informe global elaborado por la consultora de recursos humanos Randstad, líder global en el segmento, el cual indicó que “la crisis sanitaria revolucionó la manera en la que trabajamos e impactó en la dinámica del mercado laboral en todo el mundo”.

Muchos cambios y rutinas adquiridas durante los períodos más críticos de la cuarentena y el aislamiento llegaron para quedarse, tanto en lo que refiere a formatos y modelos de trabajo, como a nuevos patrones de consumo.

“Esta nueva realidad impulsa a su vez una mayor demanda de perfiles laborales asociados a los procesos de transformación digital y desarrollo de nuevos canales de comercialización y atención al cliente que las empresas han puesto en marcha a partir de una mayor incorporación de tecnología en sus procesos de negocio”, detalló el informe.

En ese sentido, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, afirmó que “del mismo modo que la llegada de la pandemia ha identificado los trabajos considerados esenciales y los posibles de llevar a un formato de home office, la demanda laboral también ha cambiado en parte su configuración, con posiciones que desaparecieron y otras que tuvieron una demanda extraordinaria”.

La ejecutiva reconoció que este proceso era previo, debido a que la oferta de estos puestos era menor a la demanda creciente por parte de las empresas, pero que la pandemia lo potenció. “Todos los perfiles asociados a las diferentes ramas de la tecnología, que ya venían con un descalce creciente entre la oferta y la demanda mucho antes de la crisis sanitaria, pero también los vinculados al crecimiento del comercio electrónico y los canales de atención no presencial”, dijo Avila.

Rubro por rubro

En el primer lugar del ranking que elaboró Randstad figura el marketing digital. Sucede que a partir de la llegada del coronavirus, la mayoría de las organizaciones ampliaron su presencia en el mundo online y muchas debieron hacer sus primeros pasos en el entorno digital. “Los perfiles en marketing digital -en todos sus niveles de seniority- se convirtieron en el talento clave para la planificación, coordinación y ejecución de las estrategias digitales de emprendedores, comerciantes y compañías de todos los tamaños y sectores, demandando profesionales para cubrir puestos como responsables de marketing online, community managers, especialistas en posicionamiento de marca, analistas SEO y SEM y redactores de contenido, entre otros”, aclaró el informe de la consultora.

En segundo lugar figura la logística en e- commerce, ya que debido a la imposibilidad de realizar compras presenciales por confinamiento, los comercios tradicionales se vieron obligados a adaptar su negocio a un formato virtual, con el enorme potencial de desarrollo que esto supuso. “Así, desde pymes y emprendedores hasta grandes empresas, demandan día a día personal especializado en clasificación y armado de pedidos, así como profesionales de logística para la gestión de centros de almacenamiento y distribución de productos, con el objetivo de potenciar sus canales de comercio electrónico”, detalló Randstad.

En tercer lugar se demandan expertos en experiencia/interfase de usuario (UX/UI). Con el traspaso de la experiencia de compra y consumo del mundo offline al entorno virtual, el mercado cada vez ofrece más opciones de productos y servicios que compiten por la atención de clientes y usuarios, “motivo por el cual el experto en UX/UI se ha convertido en uno de los puestos más requeridos de los últimos meses ya que se trata de una figura clave para conectar al usuario con un producto y lograr su satisfacción, tanto con el producto o servicio adquirido como con el proceso y experiencia de compra”, agregó el informe.

El cuarto lugar se lo llevan los desarrolladores de front-end y back-end, propio de un mundo que se volcó casi en su totalidad al formato digital. De ese modo estos profesionales dedicados a desarrollar aplicaciones son altamente solicitados. Los primeros tienen la responsabilidad de desarrollar la parte del software que interactúa directamente con los usuarios, mientras que los segundos con los sistemas que procesan la información.

El quinto lugar lo ocupa el puesto de programador/maquetador web, que si bien es una disciplina que lleva muchos años en el mercado con alta demanda, tuvo un nuevo pico dado que la presencia online de las empresas es determinante.

En este top ten también figuran una fuerte demanda de expertos en ciberseguridad, debido a que la digitalización de los puestos de trabajo, el home office masivo y la migración a canales virtuales expuso a las organizaciones y a sus sistemas como nunca antes. “Con la toma de estado público de resonantes casos de hackeos, secuestros y robos de información y otros incidentes de seguridad, la demanda laboral de perfiles especializados en seguridad de la información se ha multiplicado en todo el mundo, son profesionales con una altísima especialización técnica que tienen la responsabilidad de proteger tanto la infraestructura como los datos de las organizaciones, así como hacer frente y dar respuesta a los incidentes en un contexto de mayor exposición por la digitalización y el avance de la ciberdelincuencia", aclaró Avila.

“Las restricciones que impuso la pandemia impulsaron la búsqueda de nuevas formas de organización del trabajo para el sostenimiento de la productividad de las empresas, y con esas nuevas formas surgen también nuevas demandas laborales, que tienen que ver tanto con conocimientos y saberes técnicos, como con habilidades socioemocionales sobre las que hay que tomar nota para formar a los jóvenes para los trabajos del futuro”, agregó Ávila.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario