Economía

El mercado vivió una "jornada irracional"

"La jornada fue absolutamente irracional. Hubo pánico, gente vendiendo a cualquier precio bonos, acciones o dolarizando su cartera", dijo el analista económico Salvador Di Stéfano para calificar la jornada financiera de ayer en Rosario.

Viernes 31 de Agosto de 2018

"La jornada fue absolutamente irracional. Hubo pánico, gente vendiendo a cualquier precio bonos, acciones o dolarizando su cartera", dijo el analista económico Salvador Di Stéfano para calificar la jornada financiera de ayer en Rosario. "Los agentes de inversión están en situación de pánico, y si el gobierno no da una respuesta política a esto, por más que dé una respuesta económica, no tendrá impacto", agregó.

Di Stéfano observó que "no cayeron bien en el mercado las palabras del jefe de Gabinete, Marcos Peña (aseguró ayer que «no estamos ante un fracaso económico»), quien junto a Mario Quintana y Gustavo Lopetegui son los que están definiendo el futuro del país", dijo.

"Hay una huida de bonos y acciones al dólar, por eso el riesgo país cayó en forma abrumadora. Hay que sumar que Brasil está sufriendo también una devaluación y una corrida muy importante. Pero allí las reservas son muy elevadas, equivalentes a casi el 15 por ciento del PBI y pueden responder mejor. Nosotros tenemos muy pocas y lo más probable es que el peso siga devaluándose", remató.

Tasas por las nubes

La decisión del Banco Central (BCRA) de aumentar al 60 por ciento anual hasta diciembre la tasa de política monetaria generará un fuerte impacto en el costo de los créditos.

Hasta ayer los bancos manejaban tasas de entre 60 y 70 por ciento para los créditos personales. Con los anuncios se esperan aumentos que podrían llevarlas a un rango de 120 y 140 por ciento.

Los créditos hipotecarios UVA son los más afectados porque están atados a la inflación y con el traslado a precio de la suba del dólar esta unidad de valor se incrementará. Estiman que el Indice de Precios al Consumidor llegaría alcanzará el 4 por ciento en agosto.

Los usuarios de tarjetas de crédito enfrentarán costos de hasta el 120 por ciento de interés por las compras en cuotas, casi 20 puntos porcentuales desde el nivel actual.

Como contracara, la tasa pasiva que pagan los bancos por los depósitos a plazo fijo se podrían incrementar hasta un 50 por ciento del actual 35 por ciento promedio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario