Economía

El censo económico nacional busca una foto actualizada de la estructura económica del país

El director del Indec, Marco Lavagna, brindó detalles del operativo estadístico

Sábado 05 de Diciembre de 2020

El lunes comenzó el Censo Nacional Económico (CNE) 2020/2021 y en esta oportunidad, ante los avances tecnológicos y su uso generalizado en la población, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que el relevamiento -que junto con el censo de población es uno de los pilares fundamentales de la infraestructura estadística del país- se realizará completamente de manera digital. “El objetivo es poder tener una foto actualizada sobre cómo es la estructura económica del país, cuáles son los sectores que más empuje tienen, que más puestos de trabajo generan, cómo están distribuidas entre las diferentes regiones las participaciones de los distintos sectores. Sería el detalle de lo que llamamos la matriz insumo-producto de la Argentina”, dijo el titular del organismo, Marco Lavagna.

“Esto tiene una importancia muy grande para el sector público en general, porque le permite tomar decisiones en función de información más precisa y detallada, pero también es muy útil para el sector privado que tiene que planificar alguna inversión o algún tipo de negocio o acción y es importante que tenga los datos muy actualizados, como pretendemos tener ahora”, agregó Lavagna sobre el Censo Nacional Económico.

- ¿El impacto de la pandemia puede dar un resultado diferente al que se plantearon inicialmente?

- Claramente la pandemia va afectar, no sabemos todavía cómo, pero claramente afectó los hábitos de consumo, de producción, tuvo un impacto. La clave tiene que ser que podamos ir viendo a lo largo del tiempo cómo van cambiando las distintas circunstancias más estructurales, algo que todavía no tenemos claro y es saber qué pasó con la pandemia. Si esos cambios van a durar sólo en la pandemia y después volvemos a la situación anterior. Yo creo que no. Saber si se puede volver a la situación anterior o es algo estructural. Si es algo estructural hay que poder medirlo y plasmarlo en las estadísticas. El último censo económico fue en 2004/5 y duró dos años el período de relevamiento y se tardó cinco años en tener todos los datos procesados. En ese momento la industria del software, por ejemplo, no tenía la importancia que tiene hoy. No es lo mismo actualizar los datos por encuestas que tener la foto exacta de un censo. Eso mismo pasa con la pandemia o distintos fenómenos que va atravesando la economía argentina.

- ¿Qué esperan relevar como cosa nueva en este censo?

- Es un censo que separamos en dos etapas. La primera la llamamos de empadronamiento, es muy rápido. Hay que completar el formulario, lo tienen que hacer todas las personas físicas, humanas como se llama ahora, autónomos y monotributistas, y personas jurídicas ya sea con fines de lucro o sin fines de lucro. Con ese empadronamiento, que tiene unas pocas preguntas _entre 14 o 15_ nosotros caracterizamos a qué sectores corresponden. Más adelante vamos a ir con la encuesta, no a todo el mundo sino a un grupo seleccionado, para ir viendo el detalle de cada una de las actividades, cómo impacta cada una. Eso nos va a permitir el cuadro de la matriz insumo-producto y podremos medir la incidencia de cada uno de los sectores en, por ejemplo, la cadena de valor. Tomo el caso de la provincia de Santa Fe donde tiene una fuerte incidencia el sector agrícola. Es importante saber en el sector oleaginoso cómo impacta el sector de materia prima, de metalmecánica, de servicios y toda esa información te la da un censo, es una radiografía exacta de qué está pasando. Por eso es tan rica, no solo para el sector público sino para el sector privado porque permite una mejor toma de decisiones.

https://twitter.com/MarcoLavagna/status/1333918156151287808

- ¿Cómo se instrumentará en lo operativo?

- Todo el mundo que puede contestar entra al momento que quiera a https://censoeconomico.indec.gob.ar/ y podrá completar el formulario del censo. La otra forma es que vamos a enviarle mail a los 6,5 millones de CUIT que tienen que contestar, invitándolos a que respondan el censo. Una vez que terminaron de completar el formulario se emite un certificado censal que eventualmente puede ser solicitado en diferentes trámites. Es 100 por ciento on line, no hay que esperar ningún encuestador. Todo bajo secreto estadístico y por eso no tomamos la información declarada ante la Afip. Podemos tener una empresa que tenga distintas actividades. En Argentina pasa mucho de empresas que va cambiando de actividades en el tiempo, y a nosotros lo que nos interesa captar es lo exacto de cómo está la actividad en este momento. Ver si una empresa tiene impacto en un sector, o en distintos sectores. Toda la información que sacamos está resguardada y no tienen ningún fin más que estadístico, no lo comparamos con el fisco, no los buscamos para hacer fiscalización, ni nada por el estilo. El rol del Indec es hacer estadística.

- ¿Es obligatorio contestar el censo?

- Contestar el censo es obligatorio. Todo censo, como el poblacional o el agropecuario que se terminó hace poco, son obligatorios. Es parte de los deberes como ciudadanos. No queremos decir «completen el censo sino no podrán hacer tal o cual cosa». Creo que es muy importante que se entienda la importancia no sólo para el Estado sino para el sector privado de las estadísticas, de la información que te pueden dar porque, en definitiva, te permite optimizar tu negocio.

- ¿Trabajan en conjunto con las provincias?

- Siempre trabajamos con las direcciones de estadísticas provinciales. En este caso como la acción es on line, esta primera etapa la maneja el Indec. Lo que hacen los institutos provinciales es brindarnos apoyo para que el relevamiento salga bien. En la segunda etapa, que es de las encuestas, ahí sí seguramente tendremos un mayor trabajo con las direcciones provinciales.

censo.jpg

- ¿En qué tiempo esperan tener los resultados?

- La idea es que la primera etapa la terminemos en seis meses. Después tenemos seis meses de procesamiento de datos y a principio de 2022 empezamos con las encuestas, nos tomaremos un año para hacerlas. En dos años la idea es terminar todo el proceso del censo. En 2004/5 fue más tiempo pero no porque se haya hecho mal sino porque no estaban las herramientas que hoy tenemos, como por ejemplo, la inteligencia artficial que por primera vez la incorporaremos para el procesamiento de los datos del censo, para las clasificaciones. Es un salto tecnológico y de calidad muy grande.

- ¿Cómo es la incorporación de esa tecnología?

- Todo es con desarrollo propio del Indec, se hizo con la estructura del Instituto y por eso también hubo una reducción de costos muy muy grande respecto a censos anteriores. La verdad que tenemos un equipo técnico de profesionales del planeamiento del censo como la gente de sistemas y comunicación, que nos permitió pensar un censo con la estructura que tiene el Instituto.

- ¿Cómo está trabajando hoy el Indec pasada lo peor de la pandemia?

- Por ahora seguimos con trabajo remoto, tenemos alguna actividad dentro del Instituto y con el planeamiento de como puede ser la vuelta, vinculado a protocolos sanitarios y estimamos que será gradual. Trabajamos con las direcciones provinciales. Había una provincia donde habíamos salido a hacer trabajo de campo y recrudeció la pandemia y tuvimos que volver atrás. Todo depende de cómo venga la realidad en cada lugar.

https://twitter.com/INDECArgentina/status/1333836426291650567

El vaivén de los precios

El titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Marco Lavagna, reconoció que ven “un proceso inflacionario más alto en el segundo semestre del año”, producto de los acuerdos en términos de precios máximos o estacionales. Aunque planteó que a nivel anual “hay una desaceleración muy importante de la inflación”.

Aunque señaló que todavía no están disponibles los datos del Indice de Precios al Consumidor (IPC) de noviembre, que el organismo estadístico difundirá el próximo 15 de diciembre, consideró que “la inflación no está descontrolada”. De todos modos, reconoció que “preocupa el 3,8%” que se registró en octubre, pero es un nivel “lógico” después de meses muy bajos con porcentajes del 1,5%.

“Lo que hay que mirar en países como la Argentina, que viene con una inflación muy alta desde hace años, no es la inflación en forma mensual, sino que tiene que mirar la tendencia”, dijo Lavagna y planteó que “el desafío para adelante es cómo hace el gobierno para poder mantener esa tendencia”, dijo y recordó que el país viene de un incremento en el nivel de precios del 54% durante el año pasado. “Lo que termine dando este año va a ser más bajo, cercano al 36%”, indicó.

Pero, “la clave será en 2021 esa tendencia no vuelva a la suba, que se marque un sendero y que siga bajando”, dijo.

En ese sentido, el titular del Indec reconoció que el descongelamiento de las tarifas terminará impactando. “Toda variación de precios máximos, como los de la nafta o el tipo de cambio, terminan impactando en inflación y las tarifas también”, indicó Lavagna y apuntó que “la clave es cómo uno va administrando esos cambios en los precios regulados que hay, de forma tal de lograr que la tendencia no sea la de una inflación acelerada”.

Actividad y empleo

A pocos días que el Indec difunda los datos del mercado de trabajo, que prevé se publicarán el próximo 17 de diciembre, Lavagna indicó que “hay distintos indicadores en los se empiezan a ver una recuperación” y que tienen incidencia en el empleo. Hizo referencia a la industria “que está en niveles prepandemia, aunque recordemos que venía muy golpeada y le falta mucho para recuperar la actividad”, dijo.

“Si la actividad económica se va recuperando, la lógica es que el mercado de trabajo también empiece a mostrar signos positivos”, indicó el titular del Indec y consideró que “una de las claves para el año que viene, además del tema inflacionario, es cómo se le pone foco al mercado laboral” ya que “es una de las variables que hay que prestarle mucha atención, ya que se recupera más lenta de lo que se recupera la actividad económica”.

Según dijo el economista “hay que enfocarse en cómo ir generando acciones para que el empleo vaya reaccionando de forma rápida, ya que la cuestión social se ataca desde el punto de vista del mercado laboral”.

Además, djo que “otro tema que hay que tener en cuenta es que habrá que hacer mucho análisis de los distintos sectores, ya que puede haber algunos que vienen recuperándose más rápido y otros que están más golpeados, algo que también dejó la pandemia, no sólo en Argentina sino a nivel global”, subrayó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario