Economia

Economía del conocimiento: protagonista de la recuperación

La nueva normalidad amplía las posibilidades de crecimiento de las empresas que prestan servicios. Un informe de Argencon detalló las oportunidades para las empresas del sector y su rol como generador de divisas

Domingo 29 de Noviembre de 2020

La irrupción de la pandemia produjo una notable aceleración en el ritmo de la industrias del conocimiento, en todo el mundo y principalmente en aquellos países con mayor atraso en la adopción de las nuevas tecnologías y hábitos sociales derivados de la nueva normalidad. Es prematuro estimar cuánto crecerá el valor de las empresas del conocimiento a partir del nuevo escenario postpandemia, pero está claro que la velocidad de desarrollo se incrementará y que nuevos segmentos de la vida económica y social anticiparán sus demandas de servicios basados en conocimiento respecto de la expectativa previa a la pandemia, advierte un informe realizado por Argencon.

A nivel global también se observan significativos cambios en la conformación del comercio mundial de las industrias del conocimiento. Las empresas multinacionales han aumentado la distribución global de sus funciones corporativas, incrementando el off-shoring de servicios, a la vez que algunos países receptores de esta demanda han perdido atracción debido a ciertas carencias en sus infraestructuras y cultura de trabajo remoto.

“Para Argentina es urgente aprovechar esta ventana de oportunidad que se ha abierto en estos últimos meses, ya que la reasignación de flujos de trabajo ocurrirá en el corto plazo y según la oferta disponible en los países calificados”, subraya el informe realizado por la entidad que nuclea a empresas prestadoras de servicios de todos los verticales de la economía del conocimiento sobre la realidad del sector en tiempos de pandemia, y prepandemia.

Con el objetivo de seguir contribuyendo a impulsar el desarrollo de servicios basados en el conocimiento, Argencon presentó un nuevo informe sobre el estado de la industria en la Argentina. Este nuevo estudio Argenconomics llamado “El conocimiento, fundamento de un modelo de país sustentable” explora los posibles escenarios que se plantean luego de la sanción de la ley de economía del conocimiento y analiza cuál es la urgencia, importancia y riesgo existentes para el sector en el actual contexto macroeconómico del país.

“Percibimos que si bien está en la agenda pública, aún no se conoce en profundidad de qué se trata y cuál es el impacto de nuestro sector. La economía del conocimiento no es una cuestión de debate ideológico, sino un factor de pertenencia para el futuro del empleo, la educación y el desarrollo de nuestro país”, explicó Sebastián Mocorrea, presidente de Argencon.

Bajo la premisa de que hoy el conocimiento intensivo es el principal motor del desarrollo económico, el documento presenta estadísticas, proyecciones y medidas para fortalecer el desarrollo federal. Si bien desde la institución sostienen que el sector ha ganado terreno en la agenda pública, aún resta un largo camino por recorrer para generar las condiciones de promoción adecuadas.

Generador de divisas

“Cuantos más empleos se creen bajo el régimen de la ley y a mayor velocidad, mayor será el saldo positivo que las industrias del conocimiento producirán en las cuentas fiscales. Incluso, la capacidad de ingreso de divisas por exportaciones que tiene el sector podría llegar a cubrir totalmente nuestras obligaciones externas con los acreedores privados”, explicó Galeazzi.

"La economía del conocimiento no es una cuestión de debate ideológico, sino un factor de pertenencia para el futuro del empleo, la educación y el desarrollo del país "La economía del conocimiento no es una cuestión de debate ideológico, sino un factor de pertenencia para el futuro del empleo, la educación y el desarrollo del país

Una de las conclusiones preliminares del informe es que las industrias del conocimiento son una actividad en riesgo en Argentina. Su capacidad de transformación social y productiva es latente, pero está desafiada por el riesgo de migración. Argentina tiene un importante atraso en la formulación de una política propia, lo que genera un grave defecto en su competitividad presente y proyectada. En el documento se plantea la necesidad de aprovechar esta ventana de oportunidad que se ha abierto en estos últimos meses, teniendo en cuenta que la reasignación de flujos de trabajo ocurrirá en el corto plazo y según la oferta disponible en los países calificados.

El estudio también contempla un anexo con las estadísticas del comportamiento registrado en el primer semestre 2020. Entre los datos relevantes, se destaca el pleno empleo del sector aún durante el período de pandemia, y el descenso de las exportaciones de servicios basados en conocimiento, que registran el noveno trimestre consecutivo de caída. Estos datos dan cuenta de una realidad: las empresas no cierran sus operaciones en Argentina, pero reparten el crecimiento de sus dotaciones entre varias filiales, privilegiando a los países que presentan mejor oferta para el desarrollo de negocios.

“Como institución tenemos la misión de hacer accesible una agenda que no es el futuro, sino el presente de nuestro país. Este informe es un insumo para entender la complejidad de nuestro sector y, a su vez, diseñar acciones que contribuyan a potenciarlo en todo el país. Todo esto teniendo en cuenta que competimos a nivel global: las oportunidades que no capitalizamos nosotros las aprovechan nuestros competidores”, concluyó Galeazzi.

Posicionamiento global

Argentina es un país atípico en la comparación global de sus fortalezas y debilidades con otros países referentes de la economía del conocimiento. Tiene notables ventajas en su disponibilidad de talento, desempeño de sus centros de servicio, capacidades emprendedoras, desarrollo empresarial, foco exportador y fuentes de innovación. Estas cualidades son singulares en un país del grupo de los emergentes. En sentido contrario, Argentina sufre las consecuencias de su inestabilidad macroeconómica y normativa, que la hace particularmente débil en el análisis del riesgo de negocio que enfrentan las empresas para radicar o expandir sus operaciones dentro de nuestras fronteras.

“Esta ambivalencia nos coloca en una disyuntiva que condiciona fuertemente la posibilidad de que la economía del conocimiento se constituya en un vector de crecimiento sostenido que complete y potencie nuestra matriz productiva nacional”, advierte el informe.

Desde Argencon puntualizaron que “la incidencia de políticas públicas adecuadas es el factor determinante para establecer el escenario en que se van a desarrollar las actividades del conocimiento en la próxima década, siendo la experiencia de los años 2019 y 2020 muy preocupante por su tendencia declinante, que profundiza la brecha entre el crecimiento del mercado global y la participación en él”.

Propuesta para el crecimiento

Considerando los resultados en países referentes y la propia experiencia en Argentina, en Argencon identificaron una serie de medidas que “son esenciales para la recuperación de la competitividad internacional y el fortalecimiento de la economía del conocimiento (EdC).

1. Fortalecimiento del régimen promocional de la economía del conocimiento, mejorando el tratamiento a las exportaciones.

2. Eliminación de los derechos de exportación a los servicios basados en conocimiento.

3.Compensación al exportador por falta de acuerdos de doble tributación.

4. Creación de un instrumento financiero que permita la estabilización del valor en dólares del costo salarial.

5. Estímulo a exportaciones estratégicas.

6. Estrategia de compras del Estado de bienes y servicios de la EdC.

7. Régimen especial para el nuevo empleo.

8. Normativa para la promoción del teletrabajo.

9. Institución de facilidades fiscales y normativas para la radicación/ampliación de operaciones.

10. Promoción internacional de nuestra oferta de servicios profesionales y de conocimiento.

11. Fortalecimiento de la formación de talento profesional.

12. Fortalecimiento de acciones sobre el sistema educativo

13. Apoyo a la transformación digital de la sociedad

14. Impulso a la transformación digital del sector público.

15. Proyectos a desarrollar en el mediano plazo: evaluar la instrumentación de regímenes fiscales especiales –zonas francas–, para actividades específicas; definir un nuevo marco normativo para estimular la inversión privada en el sistema científico-tecnológico, abarcando criterios para la apropiación equitativa de la propiedad intelectual. Desarrollo de tratados de doble tributación con nuevos países.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario