Culturas de todo el mundo y su opinión sobre los casinos

Desde nociones religiosas hasta las apuestas como parte de la vida cotidiana, diferentes regiones tienen distintos enfoques en los juegos de azar.

Miércoles 04 de Agosto de 2021

La industria de los casinos ha experimentado un crecimiento sostenido en las últimas décadas, no solo con la construcción de nuevos y más lujosos establecimientos en distintas ciudades de todo el mundo sino también con la llegada de los casinos en línea que han revolucionado el mercado. Sin embargo, no todas las culturas comparten las mismas opiniones sobre los casinos.

Nociones religiosas, legado histórico, supersticiones y modos de vida se entremezclan a la hora de determinar las diferencias de opiniones de culturas de todo el mundo en torno a los casinos. Los juegos de azar han estado presentes durante siglos, aunque esto no se traduce a la legalidad y las regulaciones de los gobiernos.

La industria de los casinos se ha extendido de manera notoria en las últimas décadas. Los casinos tradicionales se expanden gracias a inversiones extranjeras con hoteles y resorts de lujo que aparecen en distintas regiones del planeta. Hay excelentes operadores que ofrecen sus servicios a usuarios de todo el mundo y cada uno puede leer más sobre esto aquí para informarse bien de las oportunidades profundas.

Debido a estas condiciones de demanda e ingresos potenciales, muchas legislaciones se han adaptado para promover, regular y ordenar los juegos de azar, las apuestas deportivas y las funciones de los casinos.

Como no todas las culturas comparten la misma opinión sobre los casinos, este fenómeno todavía no tienen un alcance global. A continuación, un repaso por las culturas de todo el mundo y su relación con las leyes y regulaciones sobre los casinos.

Europa

A través de la historia de las apuestas y los juegos de azar, el Viejo Continente es una de las regiones que ha tenido una larga y estrecha relación con casinos, casas de apuestas y actividades de juego. Las carreras de caballos fueron una de las primeras versiones de apuestas que dieron paso a un gran abanico de opciones actualmente, entre las que destacan las apuestas de fútbol y los juegos de casino online.

El Reino Unido es uno de los países con leyes más claras y antiguas en este sentido, lo que se traduce en un mercado robusto y controlado. Otro ejemplo de regulaciones efectivas lo da España, que hace unos años ha actualizado su legislación para ordenar y exigir revisiones para extender licencias que mejoran la calidad del servicio para los clientes. Prácticamente todos los países europeos tienen algún marco legal sobre apuestas y casinos, algo que se ve facilitado por una tradición que no ve con malos ojos esta actividad.

América Latina

En los últimos años, muchos países de Latinoamérica le han abierto las puertas a los casinos online y las apuestas deportivas, capitalizando el gran interés de la población en estas modalidades. Esto se combina con los casinos tradicionales que se han instalado en diferentes países como opciones de entretenimiento desde hace mucho tiempo.

Las nociones religiosas contrarias a los juegos de azar han dado paso a la mentalidad de negocios y las libertades personales. Incluso en países en los cuales los casinos no se pueden instalar legalmente, no existen mayores restricciones para que los usuarios puedan utilizar plataformas internacionales. Todo apunta a que en los próximos años muchos otros gobiernos se sumarán a la ola de actualizaciones e implementaciones de leyes para regular la industria.

Asia y Medio Oriente

Una de las regiones más enigmáticas en términos de relación cultural y legal con los casinos es Asia. A lo largo de su extenso territorio se pueden encontrar lugares que han abrazado las apuestas y los juegos de azar como Macau y muchos otros que no quieren saber nada con este tipo de actividad, como Arabia Saudita, Irán o China.

Las apuestas tienen nociones religiosas en muchos países asiáticos y en otros se ve como una industria peligrosa que puede salirse de control, por lo que hay muchas restricciones para sus actividades. En algunos lugares se permite el uso de operadores internacionales, mientras que en otros se prohíbe rotundamente y hay penas muy severos para los usuarios.

Estados Unidos y Canadá

Hasta hace relativamente poco tiempo, Nevada y Nueva Jersey eran los únicos estados amigables con las apuestas y los juegos de azar, con lo que Las Vegas y Atlantic City han ganado fama nacional e internacional como sedes de casinos de todo tipo, forma y reputación. Otros estados han aprobado actividades de juego y muchos más han abierto el debate, así que muchos expertos auguran que haya una explosión de crecimiento, ingresos y ganancias en las próximas décadas.

Algo similar a lo de Estados Unidos se experimenta en Canadá, ya que cada provincia tiene sus propias regulaciones. Esto se debe un tanto por nociones religiosas y otro poco por miedo a la falta de controles tanto para los operadores como para los clientes. Si bien hay permisos para la instalación de casinos tradicionales y circuitos de carreras de caballos, todavía no hay libertad absoluta para las actividades apuestas y actividades de ocio.

¿Te gustó la nota?