Cultura y Libros

Una magnífica obra con los Oscars como eje, escrita y publicada en Rosario

En Los Oscars de los directores de cine. Vida y obra de los premiados por la Academia Sidney Paralieu exhibe su erudición. Un libro que ningún conocedor puede dejar de tener.

Sábado 03 de Noviembre de 2018

En esta época sin alma en que la información pura y dura ya no se guarda en formatos físicos, Sidney Paralieu —igual que el salmón— nada contra la corriente. Este estudioso y auténtico fanático del cine, que nació en Rosario en 1941 y luce con gallardía sus bien llevados años, acaba de publicar un libro notable, sobre todo si se tiene en cuenta, además, que fue valientemente lanzado por un sello de la ciudad.


Editorial Fundación Ross fue, en efecto, la que tomó la decisión y corrió el riesgo —sobre todo en este aciago presente que atraviesa la Argentina— de publicar una obra voluminosa en papel de alta calidad, Los Oscars de los directores de cine. Vida y obra de los premiados por la Academia, en la cual Paralieu se luce y entrega a los amantes de la pantalla grande una herramienta invaluable, digna de ser publicada en los más cotizados sellos editoriales de la lengua.

En las casi quinientas páginas de este pesado tomo, al que no resulta nada sencillo —por una razón puramente física— leer en la cama (hábito inveterado de este reseñador), se incluye una información preciosa, vertida con tanto rigor como amabilidad. Partiendo de los legendarios Frank Borzage y Lewis Milestone, que fueron los primeros galardonados por la Academia en una edición del Oscar que tuvo la peculiaridad (fue la única vez, la edición 1927-28) de entregar una estatuilla al mejor director de drama y otra al mejor director de comedia, y llegando hasta el ecléctico mexicano Guillermo del Toro, triunfador en 2018 con La forma del agua, Paralieu —autor de un recordado trabajo sobre los cines rosarinos— da pruebas de una erudición exquisita.

Cargado de magníficas imágenes seleccionadas con rigor obsesivo por el autor —"cada foto es del momento exacto en que el director respectivo estaba filmando la película por la cual se lo premió", explica con una sonrisa—, este auténtico diccionario de talentos (al menos, en muchos casos) despertará infaliblemente la nostalgia del enamorado del séptimo arte. ¿Tiene sentido enumerar? Claro que lo tiene. Vamos: Frank Capra, John Ford, William Wyler, Billy Wilder, Elia Kazan, John Huston, Joseph L. Mankiewicz, George Stevens, Fred Zinnemann, David Lean, Vincente Minnelli, Tony Richardson, George Cukor, Mike Nichols, Carol Reed, John Schlesinger, Bob Fosse, Francis Ford Coppola, Milos Forman, Woody Allen, Oliver Stone, Bernardo Bertolucci, Steven Spielberg, Roman Polanski, Martin Scorsese y los hermanos Joel y Ethan Coen, entre otros, integran una imponente lista de creadores que también incluye, por supuesto, no pocos nombres destinados al olvido.

Es que de eso se trata el Oscar, síntesis perfecta de Hollywood, la llamada "fábrica de sueños": esencialmente un gran negocio, pero con ventanas que se abren al arte más puro y que dejan como fruto obras destinadas a perdurar para siempre en la memoria humana.

El mérito de Paralieu, en este tan exhaustivo como riguroso trabajo que no puede faltar en la biblioteca de ningún conocedor y que no tiene competidores serios en el orbe del habla hispana, es traer de nuevo a la vida esta historia que continúa y continuará mientras exista el cine, destinada al fervor pero también a la polémica, y que se encuentra resumida en una codiciada estatuilla de 3,6 kilos de bronce bañado en oro.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});