Cartas de lectores

El lomo a 80 pesos

La Argentina es exportadora de alimentos y al mismo tiempo estos son necesariamente consumidos por el mercado interno. Así surge una contradicción de intereses por el aumento de los precios internacionales y el bajo poder adquisitivo de los ciudadanos argentinos. Los precios internacionales suben por el aumento de la demanda internacional...

Lunes 14 de Julio de 2008

La Argentina es exportadora de alimentos y al mismo tiempo estos son necesariamente consumidos por el mercado interno. Así surge una contradicción de intereses por el aumento de los precios internacionales y el bajo poder adquisitivo de los ciudadanos argentinos. Los precios internacionales suben por el aumento de la demanda internacional y por el ingreso de capitales especulativos, inversores institucionales, fondos de cobertura, etcétera, al mercado internacional de los comodities. Es claro, cuando aumentan los precios se incrementan las ganancias o renta de los sectores ligados a la exportación de commodities y de los capitales especulativos y al mismo tiempo se hace más difícil el acceso a los alimentos y se incrementa la pobreza. Esto sucede en el mundo y en Argentina. En este contexto, Alfredo De Angelis, en declaraciones reproducidas por La Capital dice: "El que quiera comer lomo que lo pague 80 pesos el kilogramo". Con anterioridad, el presidente de la Federación Agraria Argentina declaraba: "Lo que está en discusión es el modelo de país". Por supuesto, esa es la discusión. Pregunto: ¿un modelo donde se eliminen o reduzcan las retenciones, se pague el precio del lomo $80, la nafta 3 o 4 dólares, servicios públicos al triple, disminución de la recaudación fiscal, por lo tanto menor gasto público, sueldos estatales y jubilaciones menores, menor poder adquisitivo de los salarios, que significa menor consumo y su consecuencia la disminución de la producción de empresas que venden en el mercado interno, lo cual trae aparejado las pérdidas de empleos? Este modelo ya lo vivimos, la caída incluye a los sectores más desprotegidos, a los asalariados y a la clase media. Y los beneficiarios serían el campo, los exportadores de commodities y los capitales especulativos.

 

Ricardo Dolber

DNI 6.072.050

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario