Fundación Nueva Generación Argentina

Biodiesel: una industria estrangulada

Jueves 24 de Diciembre de 2020

No habrá cuidado del ambiente, ni posibilidades de combatir las amenazas del cambio climático sin una transformación real y urgente en la matriz energética. Los combustibles fósiles siguen aún hoy, en el 2020, siendo la base de la energía que utilizamos, siendo la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en nuestra provincia y en el País.

Santa Fe tiene el potencial de convertirse en una de las primeras provincias argentinas que para 2050 sea autosuficiente, si inicia la transformación energética de fuentes fósil a renovables. La provincia tiene el polo más importante del mundo en biodiesel, siendo hoy uno de sus principales desafíos mantenerlo a pie.

Las políticas hasta el momento no han apoyado este camino. Millones de dólares, públicos y privados, se han destinado a la explotación de Vaca Muerta, que podrían haber sido invertidos en la búsqueda de la autosuficiencia energética a través del desarrollo de energía renovable.

La carta abierta de la Cámara Santafesina de Energías Renovables (CASFER), que dio a conocer a mediados de noviembre, dirigida al Presidente de la Nación, en el que describe el delicado momento que atraviesa el sector y la posibilidad de que se agrave la situación si no se toman medidas concretas, hace un llamado urgente hacia el sector de las bioenergías.

En dicho comunicado, las PyMEs productoras de biodiesel que forman parte de CASFER solicitan asistencia al gobierno para poder sobrevivir a la crisis económica. "Hoy no tenemos opción, tenemos que cerrar y dejar a miles de familias sin trabajo, con lo que eso implica en este contexto. Hemos sido ignorados desde el año 2016 y lamentablemente esa situación se extendió hasta este año 2020, cuando teníamos enormes expectativas con la vuelta al gobierno del sector que nos impulsó", apunta el documento. Además, se advierte que el cierre de plantas y el despido de personal ya es un hecho: "Con profundo dolor, hoy las industrias del sector nos vemos obligadas a cerrar las plantas en nuestro país y dejar a varios miles de personas sin sus fuentes laborales. No tenemos opción".Por otro lado, teniendo en cuenta el difícil momento económico que atraviesa la Argentina producto de la pandemia del Covid-19, los productores del sector detallan los beneficios que esta industria puede aportar en materia de sustitución de importaciones frente a la escasez de dólares en el país.

La Argentina necesita más que nunca del esfuerzo y el trabajo colaborativo del conjunto de los sectores sociales y económicos para salir adelante. Lo que está en juego es la generación de trabajo e industria autóctonos de la Provincia de Santa Fe. Renunciar a los biocombustibles es renunciar al ejercicio pleno de un genuino federalismo energético.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

LAS MAS LEÍDAS