Noche de los Lápices
Viernes 16 de Septiembre de 2016

Un informe multimedia para no olvidar la Noche de los Lápices

Lacapital.com.ar pone hoy al acceso de sus lectores "Los lápices también escribieron en Rosario", un especial para no dejar de ver.

Hace 40 años la dictadura cívico militar secuestró e hizo desaparecer a un grupo de estudiantes secundarios de La Plata. Pero la represión se extendió por todo el país: Rosario vivió una larga Noche de los Lápices, con decenas de adolescentes asesinados. Los sobrevivientes cuentan esa historia en un informe especial que se publica en lacapital.com.ar, bajo el título "Los lápices también escribieron en Rosario".

La memoria de la historia reciente recuerda el 16 de septiembre el horror de la Noche de los Lápices, el nombre que con cruel inventiva la dictadura cívico militar bautizó al operativo por el que fueron secuestrados una decena de estudiantes secundarios de La Plata, que tiempo atrás habían protagonizado acciones por el medio boleto estudiantil. Seis de ellos continúan desaparecidos: Claudio de Acha, María Claudia Falcone, Francisco López Muntaner, María Clara Ciocchini, Horacio Ungaro y Daniel Racero.

"En los 70 el movimiento estudiantil era un hervidero de debate y movilización que se extendía por todo el país. Según el informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), el 21 por ciento de los detenidos desaparecidos eran estudiantes, uno de los sectores más golpeados por la represión ilegal, detrás de los obreros (30,2 por ciento). Entre las víctimas del terrorismo de Estado, una de cada 10 tenía entre 16 y 20 años", se precisa en el informe periodístico que incluye videos, infografías y un rescate gráfico producido por estudiantes secundarios de estos días.

En Rosario también fueron cientos los chicos y adolescentes que participaron en los centros de estudiantes de las escuelas y en agrupaciones juveniles. Durante los juicios por la represión en el Segundo Cuerpo del Ejército, varios sobrevivientes prestaron testimonio en sede judicial sobre sus historias cuando eran adolescentes y su calvario en el Servicio de Informaciones, el centro clandestino de detención más grande de la región. También ellos, como los de La Plata, sufrieron en carne propia la persecución, el cautiverio y el horror de la dictadura. Cuerpos adolescentes, casi niños, que escribieron una historia en la ciudad.

Comentarios