Eduardo Toniolli
Lunes 31 de Octubre de 2016

Rehabilitarán los trolebuses para corredores norte y sur

El proyecto de presupuesto 2017 contempla una fuerte inversión para la recuperación de las líneas eléctricas de trolebuses "M" —por avenida San Martín— e "I" por avenida Rondeau, hoy inexistentes.

El proyecto de presupuesto 2017 contempla una fuerte inversión para la recuperación de las líneas eléctricas de trolebuses "M" —por avenida San Martín— e "I" por avenida Rondeau, hoy inexistentes. Ambas trazas se sumarán a la anunciada puesta en marcha en los primeros meses del año próximo a la denominada línea "Q" por avenida Francia, que es complementaria a la línea "K".

El trolebus como medio de transporte en la ciudad tiene una historia de 57 años, cuando fue instalado por gestión del vicepresidente de la Nación, Alejandro Gómez, y que vuelve a ganar terreno —después de quedar prácticamente desmantelado— en los últimos años de la mano de atender la sustentabilidad del medioambiente en el marco de una reconversión de un sistema de transporte público de pasajeros en constante readecuación.

La recuperación de las líneas de trolebuses "M" e "I" recoge, de algún modo, el guante sobre las históricas críticas a la gestión por no rehabiltiación de los corredores Norte y Sur, de los más acérrimos defensores de este sistema de transporte. Un planteo que cada tanto se reactualiza en el Concejo y que recientemente volvió cuando estuvo entró en la discusión la remodelación de avenida San Martín para instalar el Metrobus Sur.

La semana pasada el concejal Eduardo Toniolli, justamente volvió a pedir por la conservación de la infraestructura aún en pie de la línea "M", hasta el año 1984 vinculó a la zona sur con el centro y con la Estación Terminal de Omnibus Mariano Moreno.

Costos y beneficios. Dentro de las ventajas del uso de trolebuses respecto del colectivo figuran: la posibilidad de utilización de electricidad proveniente de fuentes renovables de energía, la mínima emisión de ruidos y materiales particulados, la nula emisión de hollín y de gases contaminantes, las mayores posibilidades que brindan de contar con carrocerías de piso bajo, y el mayor confort de marcha que ofrecen.

Además, la reciente compra de 12 unidades a Rusia expuso que el precio de estos equipos para la línea "Q" es levemente superior al de un ómnibus diesel, pero con una proyección de mayor vida útil para el eléctrico.

La compra de esos equipos por parte de la municipalidad —la primera en más de medio siglo— y la decisión de avanzar con la reimplementación de las líneas "I" y "M" parecen apuntar a la profundización de un cambio dentro de las decisiones políticas sobre el transporte público de pasajeros, que se apoyan en los resultados que el municipio fue obteniendo con la línea "K".

Comentarios