Política
Martes 01 de Agosto de 2017

Macri pasó por Santa Fe para respaldar a sus precandidatos y reunirse con Lifschitz

A solas en la Sociedad Rural, el primer mandatario y el socialista hablaron de la deuda nacional con la provincia y obras públicas

Arropado por su tropa y en un contexto duranbarbista, el presidente Mauricio Macri desembarcó ayer en la capital provincial, por cuarta vez en menos de dos años de gestión, en plan de campaña proselitista para brindar un explícito espaldarazo a los precandidatos locales de Cambiemos. Además, el jefe de la Casa Rosada también le imprimió un tinte oficial a su breve pero ajetreada visita y se reunió a solas con el gobernador Miguel Lifschitz en la sede de la Sociedad Rural, donde el socialista planteó una amplia agenda de obras públicas e insistió en la necesidad de llegar a un acuerdo por la millonaria deuda que la Nación mantiene con Santa Fe.

"Me llevé una buena impresión del encuentro. Creo que vamos a tener una respuesta de la Nación, porque noté una mirada positiva y predisposición" por parte del presidente, aseguró anoche a La Capital el jefe de la Casa Gris (ver aparte).

En el estadio cubierto Angel Malvicino, Macri fue recibido por el intendente de Santa Fe y titular de la UCR, José Corral, y unas 2 mil personas, que colmaron dos tribunas. En la cancha de básquet, alrededor de la ya tradicional tarima, se ubicaron los precandidatos a diputado nacional Albor Cantard, Luciano Laspina y Lucila Lehmann, quienes oficiaron de oradores en la previa, además del primer aspirante a concejal de Santa Fe, Carlos Pereira.

En territorio tatengue, el ex titular de Boca se anotó un poroto futbolero: junto el intendente lo esperaban los presidentes de los dos clubes santafesinos, el local Luis Spahn y el de Colón, José Vignatti, duramente enfrentados hace un año por la disputa de la Copa Santa Fe.

"Esta visita marca la importancia que tiene la provincia para el presidente. La semana próxima, en el cierre de campaña, estará en Rosario. Además, esto ratifica que el trabajo conjunto con los santafesinos dejó atrás años de discriminación", comentó Corral.

Macri tomó el micrófono resuelto a reforzar, una vez más, su idea de polarizar en las elecciones de medio término con el kirchnerismo, al que le dedicó mandobles de grueso calibre: "Después de gobernar tantos años, lo que nos dejaron son problemas y ruinas. No puedo creer que ahora vengan con tantos pronósticos catastróficos. Lo que uno tiene que pensar es que quieren que nos vaya mal a los argentinos para ellos recuperar el poder".

Luego de subrayar que, "después de tantos años de estancamiento, está bajando la inflación" y que en junio pasado se logró el índice más bajo de los últimos nueve años, Macri volvió a cargar contra "las mafias de la industria del juicio laboral y el narcotráfico", al que prometió una vez más "echar a patadas de la Argentina".

En una clara defensa de los críticos de su gestión, el mandatario recordó ante una audiencia que lo aclamó al final de cada párrafo: "Cuando fui presidente de Boca, me enrostraron que quería hacer un club para los ricos y, para pesar de los hinchas de River, ganamos en todos los planos. Cuando fui jefe de Gobierno (porteño), otra vez dijeron que iba a gobernar para los barrios del norte y fuimos el gobierno que más construyó y achicó la brecha entre barrios del norte y del sur, con infraestructura y trabajo".

"Siempre el mismo latiguillo, la misma mentira. Lo bueno es que los argentinos decidimos ir por otro camino, poner el Estado al servicio de la gente, sin miedo de enfrentar a las mafias y sin complicidades", desafió Macri.

La maratónica visita proselitista del líder de Cambiemos incluyó el paso por el distrito costero de Alto Verde, donde visitó junto a Corral un jardín de infantes municipal, y por una cooperativa textil de mujeres ubicada sobre calle Pedro Vittori, denominada Historias con Hilos y dedicada a la producción de ropa escolar.


Comentarios