Política
Jueves 04 de Mayo de 2017

En polémico fallo, la Corte Suprema benefició a un represor

Aceptó aplicar el 2x1 en el caso de Luis Muiña. Votaron a favor Rosatti, Rosenkrantz y Highton de Nolasco, y en contra Lorenzetti y Maqueda.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación aceptó la aplicación del cómputo de la pena conocido como "dos por uno" en un caso de condena por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, lo cual podría desatar una ola de reclamos de represores sentenciados por esos crímenes.

El tribunal, por mayoría, aplicó el criterio en un caso en el que fueron condenados represores por la desaparición de trabajadores del Hospital Posadas.

Hace tres semanas, el máximo tribunal también había avalado por mayoría la prisión domiciliaria para detenidos por delitos de lesa humanidad.

El fallo —que ya generó críticas desde sectores del kirchnerismo, la izquierda y referentes de derechos humanos— se presenta como un potencial recálculo de todas las condenas por delitos de lesa humanidad, que podrían redundar en rebajas de las penas para los condenados.

A favor de la aplicación del "dos por uno" votaron los jueces Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, en tanto que Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda lo hicieron en disidencia.

El voto mayoritario confluyó en la aplicación del principio de "la ley más benigna" cuando hubiere regido en el "interregno" entre el momento en que se cometió el delito y el del dictado de la sentencia.

El fallo se aplicó para el caso de Luis Muiña, integrante del grupo de tareas que funcionó en el Hospital Posadas de Haedo, quien fue acusado por los hechos ocurridos en la madrugada del 28 de marzo de 1976.

Entonces, un operativo militar con tanques y helicópteros comandado personalmente por el dictador Reynaldo Bignone ocupó ese establecimiento sanitario y detuvo a personal del nosocomio, que fue trasladado al centro clandestino de detención El Chalet.

Según indicaron fuentes judiciales, Muiña había sido arrestado por orden del juez federal Daniel Rafecas en 2007 y se lo procesó por tormentos y secuestros, y en 2011 fue condenado por el Tribunal Oral Federal Nº2 a 13 años de prisión.

Luego, el juez Rafecas volvió a procesarlo por el asesinato de dos de esas víctimas, Jacobo Chester y Jorge Mario Roitman, quienes estuvieron detenidos ilegalmente en El Chalet, ubicado en las instalaciones del Posadas.

Aunque el procesamiento fue respaldado por la Cámara Federal, cuando el caso llegó al Tribunal Oral Federal el imputado fue sobreseído por entenderse que no podía ser nuevamente acusado por víctimas por las que ya le habían dictado condena previa.

Lo cierto es que, según las fuentes consultadas, Muiña estaba en libertad condicional desde el año pasado, cuando se dieron por cumplidas las dos terceras partes de la condena.

No obstante, la Corte Suprema tenía pendiente un planteo de su defensa para que se aplicara la ley del "dos por uno", un beneficio que consiste en computar doble cada día de prisión preventiva luego de transcurrido el plazo de dos años en esa situación previsto en la ley.


Asilo denegado

Un militar retirado que está siendo investigado en un juicio por delitos de lesa humanidad pidió asilo diplomático en la Nunciatura Apostólica en la Argentina por considerarse "perseguido político", pero en la sede diplomática del Vaticano no le permitieron ingresar. El hecho fue protagonizado por el teniente coronel retirado Emilio Guillermo Nani.

Comentarios