Policiales
Jueves 03 de Noviembre de 2016

Misteriosa desaparición de seis motos que estaban en la puerta de la comisaría 14ª

Son rodados que habían sido incautados en distintos operativos y se hallaban encadenados entre sí frente a la seccional.

Las puertas de la seccional 14ª y la vereda de enfrente semejan una concesionaria de motos que se inició sin capital societario. Se cuentan unas veinte motos de distintas marcas pero descuidadas y abandonadas. Como si estuvieran en liquidación. Lo mismo pasa en otras comisarías de Rosario. Son vehículos decomisados en distintas causas que esperan la decisión judicial para ser reintegrados a los dueños que figuran en los dominios de esos vehículos. La noche del martes, y a partir de una serie de denuncias recibidas en los últimos meses, agentes de Asuntos Internos y la fiscal Karina Bartocci, de la Unidad de Violencia y Corrupción Institucional, llegaron a la seccional de Marcos Paz al 6400 y registraron el faltante de seis motos que se encontraban encadenadas frente a la dependencia. Se trata de dos Honda Today de 125 cc., dos Honda Wave de 110 cc., una Bajat de 100 cc. y otra cuyos datos no trascendieron. En ese marco, la fiscal investiga ahora un posible caso de corrupción policial.

La fiscal Bartocci sostuvo que se recibieron una serie de denuncias desde hace dos meses sobre posibles faltantes de motos en el frente de la seccional. Y a esa dos se sumaron cuatro denuncias más. "A partir de las dos primeras presentaciones, recibidas en septiembre pasado, investigamos y entrevistamos a los potenciales dueños de los vehículos y a personal policial y se les encomendó a los oficiales de la seccional tomar recaudos para el resguardo de los bienes. Pero el domingo, y ante las otras cuatro denuncias, fuimos al lugar y revisamos las motos que estaban estacionadas frente a la seccional. Algunas tenían cadenas para evitar el robo y otras no", dijo.

"En la investigación, el Inspector de Zona de la policía me dijo que no estaba enterado del robo de las motos. Le informé y lo hice cargo de las que quedan en el lugar", agregó la fiscal. Asimismo, la funcionaria admitió que "no se descarta una posible connivencia policial en el faltante de los rodados y una posible maniobra con los poderes de los vehículos". En ese marco, adelantó que "los implicados son dos sargentos y un agente que serían parte del personal afectado a la guardia en cuyo turno se descubrió el faltante de las motos y que a la vez ocupan otros puestos".

Todos bajo la lupa. La fiscal dijo que "están investigados desde el comisario hasta los sumariantes y los oficiales de guardia y si bien hubo algunos hechos similares, como la sustracción de vehículos o repuestos de depósitos judiciales, este hecho es grave y nuevo".

Por otro lado, Bartocci se mostró preocupada por saber "si las motos estaban inventariadas o no y así saber quiénes son los dueños". También aclaró que no hay una fecha determinada para la audiencia imputativa en los que se inculpará a los policías del incumplimiento de deberes de funcionario público como delito inicial, aunque también son sospechados y podrían ser imputados por delitos más graves como el robo de las motos. "No eran rodados que formaran parte de lo incautado en causas relevantes, si no bajo la figura de vehículos de encubrimiento o decomisados por falta de documentación", aseguró la funcionaria judicial

En el mismo sentido se señaló que las motos estaban entrelazadas por una cadena que apareció cortada y que a algunos de esos rodados no se les podía dar arranque, por lo que se presume que tal vez una camioneta pudo haber sido utilizada para llevárselas.

Mientras se supo que la fiscal estaría investigando hechos similares con otras comisarías de la ciudad, se recordó que un hecho similar aunque no con motos sino con un auto sucedió en 2015 en las puertas de la seccional 18ª, en Francia al 3600. En esa circunstancia efectivos de la comisaría habían dado con un Ford Focus que había sido sustraído en un hecho de robo calificado. Entonces el personal de la seccional se comunicó con el titular del auto y le pidieron que se presente al otro día con todos los papeles que acreditaran su dominio sobre el vehículo para poder llevárselo. Pero cuando el titular llegó a la comisaría le informaron que el auto había desaparecido durante la madrugada.

Miguel Oliva, quien era titular de la seccional, explicó que entre las hipótesis que se manejaban estaban "la negligencia en la custodia y especulaciones con el seguro". Y aclaró que "si bien el personal no está parado en la vereda custodiando el auto, esto no puede suceder".

Comentarios