la_region
Sábado 08 de Abril de 2017

Indagaron ayer al productor que organizó la fiesta electrónica en Arroyo Seco

Respondió más de 80 preguntas ante el juez federal Vera Barros. La Fiscalía lo imputó del delito de "facilitar el comercio y uso" de drogas.

Uno de los responsables de la productora Live Art, organizadora de la rave realizada en la madrugada del 1º de enero pasado en Arroyo Seco y donde murieron dos jóvenes por sobredosis de drogas sintéticas, ayer prestó declaración indagatoria ante el juez federal Carlos Vera Barros y respondió más de 80 preguntas que le formuló el fiscal Mario Gambacorta.

   Se trata de Alan Van Broock, quien fue detenido el miércoles último e imputado por los fiscales del delito de "haber creado el marco propicio que facilitó la comercialización y el uso de sustancias estupefacientes". En tanto, el otro responsable de Live Art, Gino P., sobre quien también hay librada una orden de detención, permanece prófugo.

   En la fiesta electrónica realizada en Año Nuevo en el boliche Punta Stage murieron Giuliana Maldovan, de 20 años, quien se descompensó en el lugar y falleció horas después, y Lucas Liveratore, de 34, quien asistió a la rave y fue hallado sin vida al día siguiente en su casa de San Nicolás. Ambos habían ingerido pastillas de éxtasis, las cuales eran vendidas a la vista de todos en el lugar, según ha revelado la investigación.

   El titular de la Fiscalía Federal Nº2 de Rosario, Mario Gambacorta, y su par de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, en base al profuso material colectado en la pesquisa, solicitaron al juez federal Nº3 Carlos Vera Barros la indagatoria de siete personas. No obstante, el magistrado sólo hizo lugar a la petición respecto de dos de ellas: los responsables de la productora Live Art.

   En cuanto a los otros cinco apuntados por los fiscales, en unos casos el magistrado federal se declaró incompetente y en otros desestimó el planteo del Ministerio Público.

   Alan Van Broock fue indagado en la mañana de ayer en un trámite que se extendió hasta pasado el mediodía y posteriormente el juez Vera Barros ordenó que permanezca detenido, quedando por delante el plazo legal de diez días hábiles para que el magistrado resuelva su situación procesal, esto es si lo decide procesar, le otorga la falta de mérito o lo sobresee.

   Desde la Fiscalía destacaron que a lo largo de estos tres meses de investigación que transcurrieron desde el hecho se pudo colectar "mucha prueba a través de una multiplicidad de medidas" y testimonios, por lo que ahora estuvieron en condiciones de solicitar la detención e indagatoria de las personas. En la indagatoria, Van Broock "contestó más de 80 preguntas y trató, en la medida de su posición, de colaborar, en el sentido que contestó todo", añadieron.

   En tanto, en la causa no hubo nuevos pedidos de detención, y solo sigue activo el que pesa sobre Gino P.

   El fiscal Gambacorta indicó a La Capital que presentarán una apelación para que se detenga e impute a las otras cinco personas que había solicitado la Fiscalía. "Básicamente pedimos la detención de siete personas, de las cuales el juez en una parte se declaró incompetente, mientras que en otros casos, a su entender, no había fundamentos", por lo cual "estamos disconformes con parte de la decisión y vamos a apelar", explicó.

   La Fiscalía había pedido también la indagatoria de los dos responsables de la firma Yameli SRL, dueña del boliche; al intendente y a un inspector municipal de Arroyo Seco, y al segundo jefe de la comisaría local de la Policía provincial.

Comentarios