La ciudad
Sábado 10 de Junio de 2017

El juicio por jurados logró sus primeras adhesiones

El presidente de la Corte Santafesina, Daniel Erbetta, consideró que la idea del gobernador Lifschitz democratizará el Poder Judicial.

"El proyecto de juicio por jurados es un avance notable en lo que significa la necesidad de democratizar el Poder Judicial, hacerlo transparente y darle participación a la ciudadanía. Hay que tenerle confianza a la gente porque cuando asume responsabilidades cívicas y republicanas, lo hace bien". Con estas palabras, el presidente de la Corte Suprema de Justicia santafesina, Daniel Erbetta, se pronunció a favor del proyecto que el gobernador Miguel Lifschitz enviará a la Legislatura, aunque aclaró que su opinión "no compromete al conjunto" del máximo tribunal.

El juicio por jurados en Santa Fe será obligatorio para delitos penados con prisión perpetua y los ataques a la integridad sexual. Los 12 integrantes (6 hombres y 6 mujeres) del jurado serán elegidos por sorteo en el padrón electoral. Es una carga pública y se seleccionarán sus integrantes de un total de 36 convocados.

Para condenar un acusado, el jurado deberá deliberar y llegar a un fallo unánime. Si no sucede, deberían reunirse 10 voluntades concordantes. En caso de falta de acuerdo, habrá una tercera chance que, si no reúne este piso de 10 votos, implicará la absolución del enjuiciado.Quien condenará será justamente el jurado. El juez se limitará a aplicar la pena. Erbetta se confesó como un entusiasta defensor de esta iniciativa "a modo personal y sin comprometer al resto de los ministros", enfatizó.

El titular de la Corte indicó que la experiencia en otras latitudes "echa por tierra todos los prejuicios contra el jurado, que no se sostienen con ningún dato de la realidad". El ministro apeló a una frase de un pensador francés al reflexionar: "La guerra es un hecho político muy importante como para dejarla sólo en manos de los militares. En esta línea, el ejercicio del poder penal en un juicio es demasiado importante como para dejarlo sólo librado a jueces técnicos".

Entre otros argumentos, Erbetta entendió que la gente debe comprender que su participación en los juicios "es buena y sana, pero además está consagrada en la Constitución Nacional de 1853. Se trata de una deuda incumplida; incluso cuando se reformó la Carta Magna en 1994 los constituyentes vuelven a ratificar la necesidad de contar con juicios por jurados. El poder penal es el ejercicio del pueblo a través del jurado. No es nada nuevo ni rebuscado".

En relación al trámite que comenzará a tener el proyecto en la Legislatura, el ministro remarcó que "sería muy importante que Santa Fe avanzara ya que hoy cuenta con un sistema de enjuiciamiento penal de los más avanzados de la Argentina y sería una forma de poder llegar a la cúspide de la Constitución".

Aval académico

El decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Marcelo Vedrovnik, también calificó el proyecto como "algo positivo y que tiene que ver con una evolución. Es un avance que incorpora el postulado de la Constitución. La sociedad lo estaba reclamando porque quiere ser parte y no sentir que algo se resuelve entre cuatro paredes de la Justicia, es sumamente positivo".

a favor. Erbetta cuestionó los prejuicios sobre los jurados.

Comentarios