Transporte urbano
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Invertirán 450 millones de pesos para recuperar dos líneas de trolebuses

El objetivo es poner en servicio a la M, por avenida San Martín, y a la I, por Rondeau. Un trayecto de 44 kilómetros

El Ejecutivo municipal prevé invertir 450 millones de pesos para recuperar el corredor troncal norte-sur de transporte público con las líneas eléctricas de trolebuses "M", por avenida San Martín, e "I", por avenida Rondeau, que hace décadas fueron abandonados. Son 44 kilómetros de recorrido. Y para cubrirlos se proyecta la compra de 35 unidades. Así lo confirmó ayer a LaCapital la secretaria de Movilidad, Mónica Alvarado, quien explicó que el proyecto forma parte de la participación estatal que se plasmó en el futuro esquema del sistema de transporte urbano de pasajeros, al que se presentaron cuatro oferentes privados.

El proyecto de inversión para la reimplementación de las dos líneas eléctricas que funcionaron en Rosario en el pasado está dentro del paquete de 200 millones de dólares que el gobierno local solicitó al Concejo municipal para tomar crédito a ocho años. El objetivo es volcar ese flujo de dinero a infraestructura (50 millones de dólares), revalorización de los 29 centros comerciales a cielo abierto (40 millones dólares) y refinanciación de deudas con proveedores.

Esta iniciativa, junto con la puesta en marcha de la línea Q, por avenida Francia (con 12 unidades) hasta el macrocentro en el primer trimestre de 2017, y la K, hoy la única en funcionamiento sobre las calles Mendoza y San Juan —de punta a punta—, completaría el eje este-oeste y al norte-sur.

El futuro diagrama del transporte público en Rosario está previsto que esté integrado por tres redes: una primaria, con líneas que circularán por los principales corredores de la ciudad; una secundaria, que aumenta la cobertura de la red primaria; y una barrial, para necesidades de vinculación internas entre barrios.

Las líneas se distribuirán en tres grupos y la licitación se convocó para la prestación de los servicios de los grupos "2" y "3", que serán gestionados por empresas privadas.

En tanto, el grupo "1" quedará reservado para la gestión pública bajo el paraguas de la Semtur, que absorberá en este proceso a la Empresa Mixta de Transporte Rosario (EMTR), de capitales público y privado.

De pasar el filtro del Concejo, las líneas de trolebuses quedarán también en manos de la empresa estatal Semtur, que ya trabaja en el diagnóstico de la infraestructura existente en calle San Martín para permitir el regreso de la línea "M" de trolebuses. Referentes vecinales vienen reclamando desde hace años la recuperación del servicio por esa avenida.

En estudio. Alvarado explicó que, en principio, el recorrido de la línea "M" sería de 24 kilómetros. Una punta de línea estaría en la Estación Sur, iría por San Martín hasta 27 de Febrero, para luego seguir por Corrientes hasta plaza Sarmiento y de allí hasta la Terminal de Omnibus, donde finalizaría su recorrido.

En tanto, la línea "I" tendría su punta de línea en la plaza Alberdi. Recorrería Rondeau, Alberdi hasta la Terminal de Omnibus y de allí continuaría hasta la plaza Sarmiento.

"Ambas líneas de transporte eléctrico forman parte del proyecto del plan integral de movilidad, que apunta a mejorar la conectividad y está relacionado con la valorización ciudadana del transporte público y de sustentabilidad que manifiestan los rosarinos en cada relevamiento que realizamos", resaltó la titular de Movilidad.

Por ahora, el regreso de los trolebuses está atado al pedido de endeudamiento que solicitó el Ejecutivo al Concejo, algo que se irá abriendo paso en el legislativo local en los próximos días.

Comentarios