Turismo

Aventuras entre témpanos azules

El Calafate, punto de partida para acceder al Parque Nacional Los Glaciares, ofrece un abanico de posibilidades para disfrutar de la Patagonia profunda. Trekking, kayak, cabalgatas, pinturas rupestres, buena gastronomía y mucho más.

Domingo 30 de Diciembre de 2018

Visitar El Calafate es elegir naturaleza, paisajes únicos, una amplia gama de actividades, muy buen infraestructura y servicios de alta calidad, a eso hay que sumarle la cordialidad de su gente. Hace unos días, La Capital participó, con otros medios nacionales, de un fam press organizado por el Ministerio de Turismo de la Nación y la Secretaría de Turismo de El Calafate, oportunidad nada despreciable para poder conocer y disfrutar de uno de los destinos más bellos de nuestro país.
   La ciudad de El Calafate, de alrededor de 22.000 habitantes, es conocida como la "Capital Nacional de los Glaciares" porque es el punto de partida para acceder al Parque Nacional Los Glaciares, declarado por la Unesco Patrimonio Natural de la Humanidad, que con cerca de 350 glaciares contornean el paisaje de la cordillera de Los Andes.
   La principal atracción es el famoso glaciar Perito Moreno, a 80 kilómetros de la ciudad. Es increíble la majestuosidad de este gigante de hielo que impacta a los ojos del viajero, que se puede disfrutar desde las pasarelas o navegando en el lago Argentino, para deleitarse con las diferentes vistas de este asombroso glaciar.
   El Calafate ofrece múltiples actividades como navegación entre témpanos a pocos metros de los glaciares, cruceros, experiencias gourmet, trekking sobre el glaciar, aventuras en kayak. Desde la ciudad se inician excursiones 4 x 4, mountain bike, trekking, cabalgatas, tirolesa, visitas a estancias turísticas, pesca deportiva. También cuenta con museos, paseo de artesanos y valiosos atractivos culturales. Un conjunto de experiencias que harán un viaje memorable.


Parque Nacional Los Glaciares

El Parque Nacional Los Glaciares está ubicado en la región conocida como Andes Australes, al sudoeste de la provincia de Santa Cruz, en el límite con Chile. Por su imponente belleza natural, constituye una maravilla única en el mundo. El Parque comprende un escenario de montañas, lagos y bosques, incluyendo una vasta porción de la cordillera prácticamente cubierta de hielo y nieve al oeste, y la árida estepa Patagónica al este.
   Debe su nombre a la presencia de numerosos glaciares que se originan en el gran Campo de Hielo Patagónico, que es el manto de hielo más grande del mundo después de la Antártida, el cual ocupa casi la mitad del Parque. También conocido como Hielo Continental Patagónico, alimenta 47 grandes glaciares, de los cuales 13 descienden hacia la cuenca Atlántica. Además, existen más de 200 glaciares de menor magnitud, independientes del Campo de Hielo Patagónico.
   Si bien las grandes masas de hielo suelen encontrarse en nuestro planeta a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar (msnm), los glaciares de la provincia de Santa Cruz tienen su origen a solo 1.500 msnm de altitud y descienden hasta los 200 msnm, permitiendo un acceso y visualización únicos en el mundo.
   Como resultado del deshielo de este inmenso sistema, se originan dos grandes lagos: el Lago Argentino y el Lago Viedma, que vierten sus aguas al océano Atlántico cruzando toda la provincia a través del río Santa Cruz. Actualmente, el Parque recibe un gran número de visitantes de todo el mundo, ofreciendo múltiples propuestas para recorrerlo durante casi todo el año.
   En la zona sur del Parque, se encuentra el más famoso de todos los glaciares: el Perito Moreno. Debe su fama a su continuo movimiento, el cual produce un fenómeno cíclico de avance y retroceso con desprendimientos espectaculares de su frente de hielo.
   Este glaciar muestra un sorprendente y curioso fenómeno, en el que su gran masa de hielo avanza continuamente, provocando la acumulación, ruptura y desprendimiento de gigantescos bloques de hielo en su frente de cinco Kilómetros de ancho, situado sobre el Canal de los Témpanos; allí es donde navegan los numerosos fragmentos de hielo del glaciar.
   El frente del glaciar alcanza los 70 metros sobre el agua en su altura máxima, de donde caen continuamente trozos de diversos tamaños, produciendo una estridencia comparable al sonido del trueno o de disparos si la ruptura es más pequeña. Su profundidad alcanza los 160 metros.
   Su avance logró cruzar el Canal de los Témpanos en el año 1947, cuando se apoyó en tierra firme en la punta de la península de Magallanes, arrasando con el bosque de lengas y convirtiéndose en un gigantesco dique, cortó el drenaje natural de toda la parte sur del lago Argentino, el Brazo Rico. Este extraordinario fenómeno da lugar al crecimiento del nivel de las aguas provenientes del Lago Argentino, provocando un desnivel de casi 20 metros. La tremenda presión sobre el glaciar produce filtraciones y termina fracturándolo, socavándolo y finalmente rompiéndolo. El gradual rompimiento y posterior nivelación de las aguas es un espectáculo único en el mundo, que se repite cada tres o cuatro años, al cual asisten miles de personas de todo el mundo.

Qué hacer en El Calafate

Una buena opción para adentrarse en la historia de la Patagonia es una visita a la estancia 25 de Mayo, cuyo casco está dentro el ejido urbano de la ciudad. La estancia 25 de Mayo cuenta con 17.000 hectáreas de campo, y su antiguo casco está ubicado en calle Ushuaia al 200, a casi un kilómetro del centro de El Calafate.
   Es un lugar ideal para descansar y disfrutar del paisaje al pie del cerro Calafate, respirando el más puro aire patagónico. Una propuesta para descubrir el costado rural del destino, en una de sus grandes estancias pioneras.
   La visita consta de una tarde de campo con cena show. La misma comienza a las 18:00 con una recepcion y bienvenida con mates, tortas fritas y café carretero. Arreo de ovejas con perros y demostración de esquila. Visita al antiguo galpón de esquila, corrales y baños de ovejas. Caminata por sendero arroyo Calafate con interpretación de flora, degustación de vinos en Mirador del Arroyo, caminata por la huerta orgánica y viveros.
   El encuentro culmina con una cena en el restaurante "El Quincho". Consta de entrada de empanadas criollas y escabeche de berenjenas. Parrilla de cordero al asador y ensaladas de la huerta, postre de la casa; y un show folklórico de artistas locales, recorriendo las danzas típicas del país. Precio por persona: 1.580 pesos. info@estancia25demayo.com; +54 (2966) 380 683; +54 (2902) 491 450; fb.com/elquincho25demayo/; Instagram @elquinchoenestancia

Punta Walichu

A ocho kilómetros de El Calafate se encientra Punta Wualichu, un sitio natural arqueológico donde se puede conocer el legado espiritual de los antiguos nativos de esas inhóspitas tierras. El sitio sagrado propone un momento de contemplación caminando entre muros de piedra cn contacto con la flora y la fauna de la estepa patagónica a orillas del lago Argentino en conexión con la cultura Aonikenk (tehuelche).
   El sedimento de antiguos ríos de hace 90 millones de años formó estructuras de arenisca donde los primeros habitantes del lugar pintaron símbolos para expresar su conexión espiritual. En 1887, el Perito Pascasio Moreno reveló los mitogramas del lugar, siendo ésta la primera descripción de arte rupestre en la Argentina.
   Propietarios de este sitio decidieron investigar sobre la antigüedad de las pinturas y poner en valor la zona de Punta Walichu para detener los daños y saqueos que sufrían los muros. Los arqueólogos que trabajaron en el lugar dataron el asentamiento humano de alrededor de 4.000 años. Para conservar el lugar se creó una reserva privada, abierta al público desde 1990. En 2009 la Cámara de Diputados de la Nación declaró a Punta Wualuchu como yacimiento arqueológico.
   El lugar se puede visitar de martes a domingo de 10 a 19, con audioguías en español, inglés y portugués. La empresa encargada de realizar la excursión es Patagonia Profunda y el paseo se llama "Nativo Experience", con camionetas 4x4, incluye vistas panorámicas, acantilado Punta Bonita, visita a los muros con arte rupestre y, la frutilla del postre, una cena en una caverna natural a la luz de antorchas. El menú es sopa casera, cazuela de cordero y mousse de chocolate. Valor de la excursión 1.800 pesos. Reservas: reservas@patagoniaprofunda.com; Tel. +54 (2902) 4890016; www.patagoniaprofunda.com

Mil outdoor

Una forma distinta de apreciar desde una perspectiva diferente el maravilloso graciar Perito Moreno es a través de una travesía en kayak. La empresa Mil Outdoor es la encargada de pasar a buscar a los navegantes por los hoteles, trasladarlos al Parque Nacional los Glaciares, ubicado a 80 kilómetros de El Calafate, donde se los provee de equipo (traje seco estanco Gore Tex, traje térmico, botas, chaleco salvavidas, pollera para el kayak). No se requiere de experiencia previa y el nivel físico/técnico es de dificultad media, y los navegantes tienen que ser mayores de 14 años. El costo del inolvidable paseo es de 6.850 pesos. Más información: Mil Outdoor SA - Viva Patagonia, Av. del Libertador 1033; Tel. +54 (2902) 491446; reservas@miloutdoor.com; www.miloutdoor.com

Glaciares Gourmet

Sin dudas, uno de los mejores y más completo recorrido por los glacieres Upsala, Seco, Heim, Spegazzini y Perito Moreno es a bordo del moderno crucero María Turquesa. La nave tiene capacidad para albergar a 200 pasajeros y cuenta con una sala de recreación para niños, dos cubiertas y un sector VIP sólo para 16 pasajeros. El María Turquesa ofrece un servicio Lunch Box Gourmet en cubierta principal y la primera cubierta, y la Experiencia Gourmet Premium en la sala exclusiva. Alrededor de las 8:00 un transfer pasa a recoger a los visitantes por los hoteles, a las 9:00 la nave zarpa del puerto privado La Soledad con rumbo al Brazo Norte del Lago Argentino, donde se visita Bahía Escuadra y Muralla de Condoreras, y los glaciares Seco, Heim y Spegazzini, desembarcando en el Puesto de las Vacas.
   Allí, en 1937 se creó el Parque Nacional y muchas estancias fueron expropiadas, por lo que sus propietarios tuvieron que abandonarlas, dejando a su suerte a cavallos y vacas. Estas pudieron adaptarse a la topografía montañosa y se fueron reproduciendo en forma natural, por lo que se calcula que hay más de cinco mil cabezas de ganado en estado salvaje.
   Luego se navega hacia los glaciares Upsala y Bertacchi, mientras se disfruta del almuerzo. Posteriormente se navega por el Canal de los Témpanos hacia la pared norte del glaciar Perito Moreno, donde se pueden obtener las mejores vistas panorámicas del imponente glaciar. La excursión termina alrededor de las 18:00 en el puerto La Soledad, está a cargo de la empresa Marpatag y tiene un costo de 4.700 pesos por persona. Más información en Av Libertador 1319, local 7, Galería del Establo. Tel. + 54 (2902) 492118; glaciares@crucerosmarpatag.com; www.crucerosmarpatar.com


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});