Política

Rubeo fue elegido presidente de Diputados por un voto de diferencia

El candidato del rossismo le ganó 16 a 15 al radical Boscarol tras largas horas de conciliábulos. Bielsa ratificó su postulación y logró 11 votos. Los legisladores del PRO se abstuvieron.

Sábado 03 de Diciembre de 2011

Un voto salvó ayer al justicialismo del papelón e impidió la hazaña al Frente Progresista en un innecesariamente prolongado trámite para elegir autoridades de la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe. Ese voto fue el que el diputado Luis Rubeo se propició para sí mismo y le aseguró acceder a la presidencia del cuerpo. De no haberlo hecho, Diputados hubiese quedado en manos del Frente Progresista. Si Rubeo se hubiera abstenido como hizo su competidora por el mismo cargo, habría conseguido la misma cantidad de votos que el radical Darío Boscarol, quien también se votó a sí mismo, y el desempate hubiera corrido por cuenta de quien conducía la sesión preparatoria: Griselda Tessio.

De ese modo, Tessio habría votado doble y sumado un voto más a Boscarol permitiendo que el Frente, pese a haber perdido el 24 de julio los comicios a diputados se alzara con la presidencia. Habría sido un papelón ante el cual difícilmente la Casa Rosada habría mantenido la neutralidad que, finalmente, ayer cumplió.

Rubeo obtuvo 16 votos, Boscarol 15, María Eugenia Bielsa 11 y hubo 8 abstenciones: 7 de los integrantes del bloque Unión PRO Federal y la de la propia Bielsa. De modo que, el resultado -que no alteró en nada lo informado por este diario en su edición de ayer- dio para que cada sector en pugna pudiera adecuar un discurso a posteriori cómodo a su situación.

Así por ejemplo, Bielsa murió con las botas puestas y se quedó sin espacios institucionales de conducción (no le será fácil al sector dirigir comisiones estratégicas) pero sin claudicar, conforme ella misma diera a entender. "Son las reglas de la democracia. No hay ningún dolor, ningún resquemor y ningún resentimiento. Triunfó un modo de ver y entender la administración de la cosa pública diferente al que tenemos nosotros", dijo ante los micrófonos apenas Rubeo fue aclamado desde las barras y ella corrió a felicitarlo, con un efusivo abrazo.

Si la gente de Bielsa entendió que se fue con la frente alta de la pelea interna del kirchnerismo que atestó de cruces, descomedidas insinuaciones y veladas acusaciones las crónicas periodísticas de los últimos días, porque su candidata se abstuvo de votarse a si misma; la gente de Rubeo sacó pecho por haber mantenido la presidencia del cuerpo para el PJ.

Rubeo al asumir arengó a todos y tras los agradecimientos de rigor a quienes le fueron fieles, a quienes no lo votaron. "Tiene que tener tranquilidad la bancada del Frente Progresista. Como lo hemos venido haciendo, hemos dado gobernabilidad en situaciones dificilísimas, en las que el oficialismo necesitaba el acompañamiento".

De regreso. Recién a las 17 el cuerpo reanudó la sesión que había interrumpido a las 12,30. Entonces ahí se supo que el Frente tendría candidato propio y que los 7 diputados de Unión PRO Federal se abstendrían en la elección del presidente. "No vamos a dirimir ninguna interna ajena", justificó Norberto Nicotra. No así para elegir a la socialista Inés Bertero como vicepresidenta primera. Bertero obtuvo 22 votos dado que los peronistas se abstuvieron de votarla. Antes de esta votación, el radical Mascheroni reconvino a los peronistas al culparlos de no lograr la mayoría y les recordó que será su responsabilidad por haber ganado las elecciones conseguir quórum para funcionar y para que se reúnan las comisiones.

Bielsa le contestó enseguida que se quede tranquilo que terminada la votación los peronistas volvían a ser 28. Aún así el oficialismo mostró las uñas y dejó en claro que no estará dispuesto a perder gobernabilidad. Por poco casi se quedan con la conducción del cuerpo.

Los 12 integrantes del sector de Bielsa se abstuvieron también de votar al vicepresidente segundo, Federico Angelini, de Unión PRO-Federal, pero como sí lo votaron los de Rubeo y los del Frente Progresista, fue el más votado de la mesa directiva. La situación permitió que también al PRO marcar presencia. Miguel Del Sel estuvo merodeando haciendo prensa, bromeando y asumiendo la paternidad de lo que, entienden, le permitirá aspirar en dos años a una banca en el Congreso nacional desde el lugar estratégico de bisagra que, con sobriedad, su sector ayer cotizó en grande.

Peronista

“Nunca se me pidió que me afilie al Partido Justicialista. No se me pidió para ser vicegobernadora. No me lo pidió la presidenta en la oportunidad en la que me ofreció ser diputada nacional. Y además, hay una enorme confusión. Soy peronista y no me hace falta una ficha de afiliación para legitimarme como tal”, dijo María Eugenia Bielsa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario