Cuadernos de las coimas

Paolo Rocca: "No fuimos cómplices ni partícipes"

El principal accionista del Grupo Techint, Paolo Rocca, aseguró ayer que él y sus empleados jerárquicos fueron "conscientes de lo que pasaba" en torno a los presuntos pedidos de coimas del gobierno kirchnerista, pero aseguró que "no fue cómplice ni partícipe".

Viernes 17 de Agosto de 2018

El principal accionista del Grupo Techint, Paolo Rocca, aseguró ayer que él y sus empleados jerárquicos fueron "conscientes de lo que pasaba" en torno a los presuntos pedidos de coimas del gobierno kirchnerista, pero aseguró que "no fue cómplice ni partícipe".

Rocca sostuvo que "Techint no participó del club de la corrupción de ninguna manera" y señaló que esa compañía, la más grande del país en materia de infraestructuras, apenas logró el 1 por ciento de participación "de toda la inversión gestionada por el Ministerio de Planificación" durante el gobierno anterior.

"Fuimos conscientes de lo que pasaba, sí. Yo creo que sabíamos que las cosas no estaban bien. Pero creo que no fuimos ni cómplices ni partícipes de todo esto", dijo Rocca al hablar ante hombres de negocios en un evento de la Jornada de la Asociación Empresaria Argentina.

El empresario consideró que la causa judicial abierta por los cuadernos del ex chofer de Roberto Baratta, en los que éste reseñaba un presunto circuito de coimas y aportes para la campaña electoral de 2013, no afectará los negocios del Grupo Techint.

"El Grupo Techint está muy comprometido con Vaca Muerta como nunca estuvo en los pasados doce años y no tiene proyecto de tal envergadura en ningún lugar el mundo. Hoy se dan las condiciones", dijo el empresario.

Donde sí admitió cierta culpabilidad fue con el caso de la empresa Sidor que tenían en Venezuela. Explicó que a partir de 2007 el hostigamiento de Hugo Chávez fue cada vez más fuerte, hasta que decidió la nacionalización de la empresa en abril de 2008. Rocca recordó que el proceso fue "muy complejo, con amenazas, con mucha violencia" y agregó "en esta circunstancia, por lo que entiendo, (el ejecutivo de su empresa) Luis Betnaza accedió a una exigencia del gobierno de aquel entonces en un apoyo supuestamente para el compromiso que conllevaba a toda la gente del Ministerio en ese momento".

De esta manera, Rocca admitió el soborno aunque responsabilizando primariamente a Betnaza dejando la impresión al auditorio de que Techint comenzaba a desprenderse públicamente de unos de sus principales directivos.

De todos modos, con el discurso del presidente Macri como referencia, Rocca advirtió que "la profundidad de la tormenta no puede ser subestimada".

Además, compartió con sus pares el reclamo de una disminución de la carga impositiva, señaló que la estabilidad cambiaria es un tema fundamental y calificó a la reducción parcial de los reintegros a la exportación como un sacrificio inevitable.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario