Política

La oposición se quedó sin quórum para tratar los tarifazos

Los legisladores cargaron contra el diputado Olmedo, al que calificaron de "corrupto" y "coimero".

Miércoles 18 de Abril de 2018

Las principales fuerzas opositoras calificaron de "corrupto" y "coimero" al diputado nacional salteño de Cambiemos, Alfredo Olmedo, quien no dio el quórum que necesitaban para abrir una sesión especial, que prevé tratar proyectos que retrotraen o frenan los aumentos de las tarifas de servicios públicos.
El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, levantó el llamado a la sesión luego de una hora a la espera de que se formara el quorum. En tanto, el jefe de la bancada del Frente para la Victoria-PJ (FpV-PJ) Agustín Rossi, le reclamó más tiempo de espera, a lo que Monzó le recordó que el oficialismo no pudo juntar quórum para la reforma previsional y esa sesión se levantó "a los 40 minutos".
Si bien los bloques peronista junto a la izquierda se habían abroquelado para buscar infringirle una derrota a Cambiemos, cuando estaban a punto de lograr el quórum para dar por comenzada la sesión especial, el diputado salteño Alfredo Olmedo decidió retirarse del recinto con el argumento que ya se había pasado el tiempo y que él estaba "desde las 11".
La decisión de Olmedo generó el repudio de la massita Graciela Camaño, que denunció "una maniobra oscura que nos remonta a los peores momentos de esta casa, esto es peor que el diputrucho". Al oír esa declaración de Camaño, el salteño Olmedo volvió al recinto y recibió graves acusaciones de "corrupto" y "coimero".
De todos modos, la oposición logró alcanzar 128 de los 129 para lograr el quórum que fueron aportados por el Frente para la Victoria, el interbloque Argentina Federal-responden a los gobernadores- el massismo, la izquierda, Compromiso Federal, y dos legisladores del Frente Cívico.
Uno de los motivos por los cuales no alcanzó el quorum para sesionar se debió a que estuvieron ausentes los diputados Facundo Moyano, de licencia sin goce de sueldos, y Alberto Roberti, sindicalista petrolero del bloque Justicialista.
Si bien estuvieron cerca del quórum, el oficialismo ya estaba preparado para ingresar al recinto si comenzaba la sesión para trabar la conformación de los dos tercios necesarios para el tratamiento de un proyecto sobre tablar y así evitar que pudieran modificar la política tarifaria del gobierno de Mauricio Macri.
Además, la oposición tampoco tenía consensuada una sola propuesta, dado que mientras el FpV-PJ quería retrotraer las tarifas a diciembre de 2017, la iniciativa presentada por el justicialismo y el massismo establecía que los aumentos tarifarios deben ir en sintonía con los aumentos salariales.
Al ser levantada la sesión, Rossi se quejó ante Monzó porque no le dieron más tiempo para formar quórum y dijo que "la cuestión de las tarifas está agobiando al conjunto de los argentinos; es insostenible para muchos ellos".
"Nuestra responsabilidad es construir una agenda que tenga que ver con las necesidades del pueblo", afirmó el presidente del bloque kirchnerista.
Además, criticó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, porque "siempre descalifica a la oposición", cuando "se presenta una propuesta".
A su vez, el justicialista Diego Bossio dijo que "pasaron tres años y el gran generador de inflación en la Argentina es el Poder Ejecutivo Nacional", y afirmó que el problema "abarca a familias, industria y pymes".
En tanto, desde el massismo, Felipe Solá aseguró que los diputados de Cambiemos "saben que cometen un error político grosero al no dar quórum para que no se pudiera tratar en la sesión el problema de las tarifas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario