Elecciones 2019

El PJ confirmó su interna: Perotti y Bielsa van a una disputa caliente

El peronismo es la única fuerza que tendrá competencia en las Paso para gobernador. Bonfatti optó por una mujer radical en la fórmula

Sábado 23 de Febrero de 2019

El cierre de anoche del plazo para inscribir nóminas de precandidatos a las Paso del 28 de abril reeditó un clásico que se había desdibujado en los últimos procesos electorales aunque no había desaparecido del todo: el copamiento de los hoteles de la capital provincial convertidos, al menos media docena de ellos, en lo que la jerga llama bunkers. El pulular de dirigentes se hizo notorio apenas pasada la siesta. De cada rincón de la provincia llegaban dirigentes con expectativas y listas provisorias pretendiendo lograr inscribir algún nombre.

A las 24 de ayer venció el plazo para la presentación de nóminas de precandidatos a gobernador y vice, diputados y senadores provinciales, intendentes y concejales y presidentes de comunas. Esa presentación, conforme la legislación vigente, se debió hacer ante las juntas electorales de cada partido.

Se oficializaron dos fórmulas de candidatos y dos de precandidatos. Las de candidatos son las de Frente Progresista Cívico y Social que lleva al socialista Antonio Bonfatti y la radical Victoria Tejeda y la de Cambiemos con el radical José Corral y la dirigente del PRO, Anita Martínez. Ambos binomios no tienen competencia dentro de las respectivas coaliciones que los postulan. Por eso desde anoche ya son candidatos.

En cambio la alianza que lidera el Partido Justicialista tendrá interna y para competir en ella a la Gobernación se inscribieron dos fórmulas: María Eugenia Bielsa-¿Danilo Capitani? (al cierre de esta edición desde el hotel donde estaba Bielsa no confirmaban nombres solo que ella mantenía su postulación) y Omar Perotti-Alejandra Rodenas.

Sólo la indefinición en el sector de ex vicegobernadora (la única mujer en aspirar a competir por la primera magistratura de la provincia luego de haber sido la primera en acceder a una vicegobernación en la historia) que traspasó largamente las 22 de anoche puso expectativa ayer a los febriles conciliábulos amparados por el aire acondicionado de los salones de hoteles. En el resto de las fuerzas mucho antes de esa hora ya eran conocidos los principales nombres.

Así (ver aparte) se conocía que la intendente Mónica Fein buscará refugio en la Cámara de Senadores, en tanto el gobernador Lifschitz encabezará intentando traccionar una nómina de diputados que, aseguran, fue producto principalmente de su inspiración personal. Detrás de su nombre ubicó a cinco ministros suyos: Erica Hynes, de Ciencia; Maximiliano Pullaro, de Seguridad; Pablo Farías, de Gobierno; José León Garibay, Infraestructura y Transporte, y Claudia Balagué de Educación.

Si las indefiniciones en las cercanías de Bielsa amenizaron las últimas horas del cierre, la interna socialista lo hizo en las semanas previas. La ausencia de fulgurantes nombres socialistas como los de Rubén Galassi o Eduardo Di Pollina en la nómina que dictó Lifschitz son para algunos muestra de la interna entre el gobernador actual y su antecesor y aspirante a sucesor. Para otros, en cambio, representan un alarde de confianza toda vez que vaticinan un seguro triunfo de Bonfatti y con él un espacio para los nombrados en el futuro gabinete provincial.

El socialismo que evitó la interna en las Paso garantiza así ser un potente animador del proceso electoral de este año a través de sus dos principales figuras. Bonfatti deberá encontrar, sin confrontar con su sucesor y antecesor, un discurso de campaña. Ambos serán, a su vez, blancos privilegiados de los ataques de campaña de los competidores de otros partidos. La ausencia de interna en Cambiemos que dejó a Corral sin la pretendida competencia de Federico Angelini hace presumir que radicales, macristas y hasta la propia Elisa Carrió, según lo ha anunciado ella misma, se lanzarán tras los talones de Bonfatti.

Si eso alcanza a Omar Perotti para sumar un alivio nadie lo puede decir. Es verdad que le ganó a Bielsa el apoyo del kirchnerismo con una poderosa señal: la propia Cristina Kirchner hizo desistir a los tres dirigentes del sector que habían declarado su intención de postularse a la gobernación y ordenó que Marcos Cleri, Leandro Busatto y María de los Angeles Sacnun se encolumnaran detrás del rafaelino. El kirchnerismo se garantizó así que al menos los dos primeros lugares en lista de diputados provinciales de Perotti que encabezará Busatto, aunque no son los únicos en la nómina.

Si esto hizo que Bielsa tuviera problemas para cerrar sus listas anoche y por eso demoró sus definiciones es algo que se cuidaron de admitir todos en su cercanía desde donde alientan que no ha habido más que acicate al espíritu rebelde y competitivo de la ex vicegobernadora. No pocos señalaron una característica de su personalidad: jugar al misterio hasta último momento. La versión que se instaló en todos los ámbitos políticos y periodísticos de que ella brindaría al promediar la tarde una conferencia de prensa explosiva que finalmente no sucedió abonó ese rasgo. La conferencia se decía que era para anunciar un sorprendente nombre como segundo (pese a que ya se circulaba el de Capitani que al cierre de esta edición tampoco fue confirmado desde el estrecho círculo de Bielsa) o en el otro extremo para declinar su propia postulación y convertir ipso facto a Perotti en candidato.

En Cambiemos hubo un dato que pasó desapercibido: la anunciada candidatura a diputado nacional de Angelini. Los radicales deberán trabajar para que llegue al Congreso de la Nación. Y, luego de la amarga experiencia socialista de 2017, ello no es un dato menor y con más razón si a nivel nacional finalmente los radicales se deciden a desafiar a Mauricio Macri. El concejal rosarino del PRO, Gabriel Chumpitaz, irá a la cabeza de la lista de diputados provinciales.

En Cambiemos y en el FPCyS tampoco habrá internas para diputados. En cambio la habrá y con numerosas listas en el PJ. Por fuera de estos tres grandes espacios, ya está confirmado que Carlos Del Frade irá por la reelección de su banca en Diputados por el Frente Social y Popular, mientras que Rubén Giustiniani haría lo propio por Igualdad y Participación, secundado por Claudia Catalín.

En síntesis, es el PJ el que asegura al menos por este año la vigencia y utilidad de las Paso que no pocos sectores políticos critican como un trámite que se ha tornado innecesario y oneroso cuyo fin se parece cada vez más al de un muy prematuro sondeo de boca urna.

binomio. Corral y Anita Martínez, la solitaria fórmula de Cambiemos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});