Policiales

Zacarías apuntó a Luis Medina como dueño de la casa donde lo apresaron en Funes

Fue detenido en 2013 en el marco del megaoperativo denominado "Flipper". Hoy comenzó el juicio en el que está imputado como integrante de una organización criminal dedicada al narcotráfico.

Miércoles 16 de Mayo de 2018

David Delfín Zacarías apuntó a Luis Medina como el dueño de la casa del Country Club de Funes donde fue apresado en 2013, en un megaoperativo bautizado "Flipper" que fue supervisado por el entonces secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien aseguró que se había desbaratado "la cocina más grande del país".
Zacarías, sin nombrarlo, señaló a Medina, quien fue asesinado a balazos junto a su novia en una emboscada en la avenida de Circunvalación en diciembre de 2013, como el propietario de la vivienda donde se incautaron precursores químicos que presuntamente eran utilizados para la fabricación de cocaína, además de droga y una importante cantidad de pasta base.
Lo hizo hoy en el juicio en el que está imputado, junto a otras diez personas, consideradas eslabones imprescindibles de una red que integraba a los abastecedores de insumos, pasando por los cocineros hasta los vendedores de la sustancia terminada e incluso dos policías que ofrecían cooperación y protección.
Fue un intento de desligarse de las acusaciones de ser el responsable de una de las cocinas de cocaína con mayor capacidad de producción verificada en la zona de Rosario, en la causa que tramita hoy en el Tribunal Federal Oral 1 a cargo de los jueces Ricardo Vázquez, Otmar Paulucci y Germán Sutter.
En el arranque de las audiencias, Zacarías, quien se encuentra en prisión desde 20013, dejó entrever Medina era el propietario de la vivienda donde se realizó el procedimiento y que a él lo obligaron a estar en ese lugar ese día cuando se incautaron más de 300 kilos de pasta base y cocaína procesada.
Zacarías, que en la previa de su detención era investigado por su increíble crecimiento patrimonial, relató también que Medina lo contrató para hacer un flete para buscar solventes a Buenos Aires. Y que le dijo que tenía que hablar con una persona de apellido Silva de parte de Pitu.

En ese sentido, reconoció que trasladó los precursores químicos que se encontraban en la casa de Funes donde fue detenido, pero aclaró que se trataba de un traslado legal de dos mil litros de solvente.
Además, cuestionó el allanamiento en el cual fue apresado. Dijo que fue "plantado por la policía", que lo apresaron una violencia excesiva y que la filmación del procedimiento comenzó una vez que los efectivos se encontraban dentro de la propiedad.

También intentó limpiar el nombre de su mujer, quien también está imputada en la causa. Para hacerlo, desacreditó la acusación que pesa sobre ella de haber estado cocinando droga junto a su hijo, quien aseguró que sufre de una fibrosis quística y no puede estar en contacto con lavandina ni solvenetes, y menos con precursores químicos.
Por útlimo, pidió careos con los efectivos policiales que filmaron y redactaron el acta preventiva del allanamiento

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario