Policiales

Una familia vivió una pesadilla al quedar a merced de tres ladrones

Sucedió en San Luis al 4800. Los ladrones golpearon a un hombre de 81 años y amenazaron de muerte a la mujer y a las hijas, una de ellas con problemas de motricidad.

Martes 27 de Agosto de 2013

Una familia de zona oeste vivió una verdadera pesadilla anoche cuando tres delincuentes se introdujeron en la vivienda y permanecieron varios minutos en busca de dinero. Los maleantes sometieron a una fuerte presión a los integrantes de la familia, un matriminio de ancianos y sus hijas adultas, una de ellas afectada por un problema motriz. El hombre, que tiene 81 años, llegaron a golpearlo en la cabeza con la culata de un revólver. Finalmente, el trío huyó con unos ocho mil pesos, varios artículos electrodomésticos y un arma de fuego propiedad del dueño de casa.

El atraco se produjo alrededor de las 21. A esa hora regresa a su casa Héctor P; de 81 años. Según fuentes policiales, el hombre recién bajada de su auto con una de sus hijas que sufre una discapacidad motriz  y cuando se dirigían hacia la puerta de su casa fueron interceptados por tres hombres con armas de fuego que a los empujones los metieron adentro de la vivienda. En el medio de esa situación, el anciano recibió un golpe en la cabeza con la culata de un arma.

Una de las hijas de Héctor contó el drama que vivió junto a sus padres, ambos ancianos, y su hermana . "Nos pedían insistentemente dólares. Decían que alguien les había dicho que había una caja fuerte con dinero. Ellos decían todo el tiempo eso como para que les entreguemos todo, pero no había nada de eso en casa. No obstante, les dimos todo lo que teníamos y les indicamos donde había algo de valor que les podría interesar. Buscaron y destrozaron todo. Todo lo que pudieron cargar se lo llevaro", contó la mujer a Canal 5.

"Además de la violencia verbal, a mi papá lo golpearon. Mis padres son muy grandes. Por toda la tensión se descompusieron los dos. Mi papá se sentía peor, tenía dolores en el pecho, porque al que más amedrentaron. Cuando nos llevaban para el fondo de la casa,mi hermana se movía más despacio porque camina con aparatos. Ellos estaban apurados, pero mi mamá les explicó que mi hermana no podía caminar más rápido.  Entonces, uno de los tipos se quedó con ella", contó la víctima.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario