NI UNA MENOS

Un pueblo conmovido marchó y pidió justicia por el femicidio de Florencia

María Florencia Gómez Pauillastrou tenía 35 años y dos pequeñas hijas. Era una activa militante comunista y feminista. La golpearon con una piedra en el cráneo

Miércoles 14 de Octubre de 2020

El femicidio de María Florencia Gómez Pouillastrou no ocurrió en cualquier momento y lugar. Fue en San Jorge, la ciudad más populosa del departamento San Martín, ubicada a 200 kilómetros al noroeste de Rosario. Una localidad caracterizada por tener un perfil mesurado y rígido a la hora de abordar nuevos paradigmas. Sin embargo, en la plaza central de esa ciudad, ayer se congregaron más de mil personas para exigir que la justicia identifique y castigue a él o los culpables del femicidio que sacudió a la provincia. El dolor se reflejó en los rostros que poblaron las calles de cada pueblo de la región para unirse y marchar en silencio. Velas encendidas, flores, carteles con la cara de Florencia y el pedido de justicia se replicaron en Casas, Cañada Rosquín, Sastre, El Trébol, San Vicente y San Jorge. Hoy, esa misma demostración se trasladará a Carlos Pellegrini, de donde la mujer era oriunda.

Él o los responsables de su muerte la agredieron justo cuando el movimiento Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) se disponía a iniciar el Primer Encuentro Regional Virtual de Mujeres y Disidencias en el departamento San Martín y en el amanecer del Espacio Departamental para el Abordaje de las Violencias de Género en el que trabajan referentes de ONG’s, integrantes de áreas sociales y de la mujer de municipios y comunas, personal de comisarías y juzgados, docentes y autoridades locales.

femicidio san jorge01.jpg

Quizás por esa razón la noticia de su crimen enardeció, lastimó e indignó hasta lo más profundo a una región que revivió los ramalazos que dejó en junio de 2009 la desaparición y muerte de la maestra Alejandra Cugno, el reciente femicidio de Verónica Soulé en Casas y los otros 22 femicidios que se registraron en este año en la provincia de Santa Fe.

>> Leer más: Conmoción por el asesinato de una mujer en San Jorge

La reacción por el asesinato de Florencia se evidenció en la necesidad de salir a la calle a reclamar justicia a pesar de la pandemia. Las redes sociales facilitaron la tarea y una multitud se reunió frente a los Tribunales de San Jorge la noche del lunes. Pero también sirvieron para mutar la bronca en historias que se fueron alejando de la realidad en la medida en que pasaron los minutos. “Tuvimos que retener a un muchacho que estaba por otra causa porque lo querían linchar”, dijo el fiscal Carlos Zoppegni, en referencia a un joven detenido a las 11.30 del lunes en la iglesia de la ciudad. Había llegado hasta allí con una soga y llorando desesperado. El cura llamó a la policía para que lo asistan y allí se descubrió que además tenía drogas. Para el imaginario popular y las redes sociales el chico era el culpable. “La mató, se fue a confesar a la iglesia y el cura lo denunció”, sentenciaron. La realidad marcó que Florencia fue registrada con vida en una cámara de seguridad a las 13.30 del lunes, cuando el joven ya estaba detenido.

femicidio san jorge04.jpg

Florencia había salido a caminar sola, cruzó la ruta provincial 13 y llegó al lugar donde la mataron. “Probablemente se encontró con alguien o fue abordada por su atacante al azar”, dijo el fiscal Zoppegni. Y agregó que “hay varias pistas que se están evaluando”.

Mientras el funcionario espera los peritajes sobre el celular y una notebook de la víctima, los pesquisas esperan con la ayuda de los allegados de Florencia determinar cómo fueron las últimas horas de la militante política, social y feminista.

“Para las personas que la conocían resulta dudoso que ella hubiera salido sola a caminar porque siempre, y por el conocimiento sobre el tema que tenía por su militancia feminista, ella recomendaba lo contrario”, explicó el fiscal. Y agregó que una de las hipótesis más firmes se centra en la posibilidad de una cita que la joven puede haber concertado donde fue asesinada a golpes.

>> Leer más: Femicidio en San Jorge: "Tenemos que abrazarnos en una causa común, no sabemos cuándo nos va a tocar"

Según los criminalistas que trabajaron en el camino donde se encontró el cuerpo, unos mil metros al sudeste de la planta urbana de San Jorge, Florencia murió allí. En el sitio, con pastos altos y cañaverales, había restos de piedras con las que la golpearon en el cráneo. Había rastros que indican que el cuerpo fue arrastrado unos dos metros para ser ocultado.

femicidio san jorge03.jpg

Allí fue hallada por dos jóvenes que cazaban pajaritos con gomeras poco después de las 16 de un lunes feriado y con la televisión atenta a las movilizaciones contra el gobierno nacional. Al descubrir el cuerpo los chicos corrieron hasta el camino y pidieron ayuda a un automovilista que llamó al Samco local.

Según la investigación, caratulada como femicidio agravado por violencia de género, Florencia murió entre las 13.45 y las 14 de anteayer. Poco tiempo después de dejar a sus hijas de 4 y 1 año al cuidado de su ex pareja y padre de las niñas, el concejal del Partico Comunista Lisandro Schiozzi.

Leer más: Reclamos desde el arco político

Florencia había nacido en Carlos Pellegrini y residía en San Jorge. Era una activa militante feminista y miembro de “Las Chuecas”, organización que forma parte del Espacio Departamental para el Abordaje de las Violencias de Género. También formaba parte de la Federación Juvenil del Partido Comunista (FJC) de San Jorge, donde se desempeñaba como secretaria de organización y este año había asumido como responsable del Área de Género de la Federación a nivel provincial.

femicidio san jorge02.jpg

“Mi hermana era una excelente persona, una gran madre que dejó a dos niñas y toda su familia destrozada. Siempre estuvo involucrada en la lucha por la igualdad y los derechos de la mujer. Siempre fue muy activa, siempre fue al frente”, recordó con orgullo Diego Urteaga, a quien la vida le dio un vuelco inesperado y lo ubicó como sostén emocional de su familia, pero además, como heredero de esa lucha a la que Florencia dedicó tantas horas de su vida.

“Quiero pedirle a la comunidad de San Jorge y la región todo el apoyo para luchar contra los femicidios. Somos una sociedad enferma, violenta e injusta. No puede ser que esto siga pasando, la historia se repite”, dijo Diego entre sollozos.

femicidio san jorge05.jpg
femicidio san jorge06.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS