Policiales

Un policía de civil disparó por error contra dos jóvenes frente al Alto Rosario

Todo ocurrió alrededor de las 18 de ayer en Junín y Rawson, frente al shopping Alto Rosario y Stern Automotores, reconocida concesionaria de varias marcas de autos importados. 

Sábado 30 de Mayo de 2015

Un agente de la Dirección de Control y Prevención de Adicciones la emprendió a los tiros contra un auto estacionado frente a uno de los shoppings de la ciudad creyendo que en su interior había un par de vendedores de drogas a los que perseguía cuando en realidad estaban dos mecánicos de una concesionaria de autos ubicada en el lugar que habían terminado su jornada laboral y se aprestaban a ir hacia sus hogares.

   Todo ocurrió alrededor de las 18 de ayer en Junín y Rawson, frente al shopping Alto Rosario y Stern Automotores, reconocida concesionaria de varias marcas de autos importados. A esa hora, cuando en la zona hay un intenso movimiento de personas y vehículos, dos empleados del taller de esa empresa que habían concluido la jornada se subieron al Peugeot 206 gris oscuro y con vidrios polarizados de uno de ellos que estaba estacionado sobre la calle colectora frente al centro comercial.

   En esas circunstancias, y cuando se aprestaban a ponerse marcha hacia sus viviendas aún con ropa de trabajo, una camioneta Chevrolet C10 blanca doble cabina y sin identificación alguna pasó por calle Junín y cuando todo hacía prever que seguiría el recorrido, frenó intempestivamente. Tras ello el chofer dio marcha atrás, bajó frente al Peugeot de los trabajadores y la emprendió a los tiros con un arma de alto calibre que anoche no se sabía si era la pistola oficial. Los balazos dieron en uno de los neumáticos delanteros del auto y en un guardabarros y en el lugar se recogieron cinco vainas servidas.

   Sólo los gritos de los jóvenes desde el auto frenaron el ataque del policía que recién en ese momento se dio cuenta de su error. Al lugar llegó un móvil de Gendarmería Nacional que patrullaba la zona y se hizo cargo de las primeras actuaciones aunque poco después altos jefes policiales también se hicieron presentes para interiorizarse de lo ocurrido y se planteó entonces una especie de conflicto de competencias que deberá dirimir el fiscal de Flagrancia en turno.

   En tanto, los dos empleados de la concesionaria debieron ser atendidos por un servicio de emergencias ya que, si bien no resultaron heridos, quedaron en estado de shock.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS