Policiales

Un joven búlgaro acordó tres años de prisión por estafas con cajeros

Un joven de nacionalidad búlgara fue condenado a tres años de cárcel por perpetrar estafas con tarjetas de débitos que falsificaba a partir de la colocación de dispositivos en cajeros automáticos.

Jueves 30 de Agosto de 2018

Un joven de nacionalidad búlgara fue condenado a tres años de cárcel por perpetrar estafas con tarjetas de débitos que falsificaba a partir de la colocación de dispositivos en cajeros automáticos. Se trata de Martin Assenov, de 24 años, quien aceptó la pena a partir de un procedimiento abreviado acordado por la fiscalía y su defensa que ayer fue homologado por la jueza de primera instancia Silvia Castelli.

Según confirmaron fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) Assenov fue imputado en noviembre pasado por el fiscal de Cibercrimen Matías Ocariz, quien le atribuyó siete hechos delictivos.

Siete hechos

Uno de los primeros ocurrió la tarde del 10 de noviembre de 2017, cerca de las 18, ingresó a un cajero automático de Oroño al 200 y colocó un dispositivo en la boca de una máquina para capturar datos de la banda magnética de una tarjeta de débito, información que luego grabó en una tarjeta apócrifa. Con ese plástico falsificado otra personas no identificada realizó los días 12, 13 y 14 de enero pasados extracciones de dinero de cajeros automáticos de entidades bancarias de Rosario y Buenos Aires.

El segundo hecho ocurrió el 11 de noviembre de 2017, cerca de las 13.40, cuando Assenov realizó otra maniobra de captura de datos en un cajero automático de San Lorenzo al 1300. En este caso, además de copiar información de la banda magnética también colocó una microcámara para filmar a sus usuarios y así duplicar y conseguir las claves de las víctimas.

También se acusó al joven búlgaro de la retención hasta el 12 de noviembre de 2017 diversos elementos electrónicos que se utilizaban para falsificar las tarjetas de crédito y débito legalmente emitidas por entidades nacionales o extranjeras. El cuarto hecho imputado fue por tener en su poder al menos seis tarjetas clonadas con bandas magnéticas y numeraciones escritas apócrifas.

Finalmente, se le imputó a Assemov haber formado parte de una asociación ilícita destinada a cometer delitos no determinados en las ciudades de Rosario y Buenos Aires entre el 23 de octubre de 2017 y el momento de su detención, el 17 de noviembre del año pasado.

Por esos hechos la fiscalía propuso en un procedimiento abreviado una condena de tres años de prisión efectiva por los delitos de defraudación calificada por el uso de tarjeta de débito falsificada en grado de consumado y en carácter de coautor en un hecho; tres hechos como coautor de defraudación calificada por el uso de tarjeta de débito falsificada con falsificación de moneda; conservación de instrumentos conocidamente destinados a cometer falsificaciones, en carácter de autor; un hecho de falsificación de moneda continuada y asociación ilícita.

Martin Assenov, de 24 años, admitió haber fraguado tarjetas de débito para realizar extracciones bancarias

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario