Policiales

Un iPhone robado y una causa por narcotráfico: la caída de un hombre de Puerto Norte

Pablo Jeremías A., uno de los detenidos este jueves por proveer de drogas a Rufino, acumuló diversas causas en el último tiempo

Viernes 13 de Agosto de 2021

Más de 250 gramos de cocaína, 60 pastillas de éxtasis, planchas de LSD, marihuana, una máquina contadora de billetes, unos 150 mil pesos, dólares, cheques, tres vehículos, dos motos y una bicicleta eléctrica. Todo eso fue secuestrado en un allanamiento ordenado en el marco de una causa por narcotráfico a tres domicilios de la zona de Puerto Norte. Dos hombres quedaron detenidos y fueron imputados por pertenecer a una organización dedicada a la venta de drogas y por tenencia para comercializar.

La mañana del jueves tres domicilios de la zona de Puerto Norte fueron allanados por la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Los procedimientos se realizaron en Carballo 164, en Carballo 580 y en Junín 191 por pedido del fiscal federal de Venado Tuerto Javier Arzubi Calvo y por orden del juez federal Aurelio Cuello Murúa.

>>Leer más: Narcotráfico: realizan allanamientos en dos viviendas y un local en Puerto Norte

Hubo dos arrestados. Uno de ellos, identificado como Pablo Jeremías A., ya había sido detenido en junio pasado cuando hacia él condujo la investigación por un iPhone robado en el centro rosarino. El otro fue Alejandro Daniel B. Ambos estaban siendo investigados como proveedores de drogas a la localidad de Rufino. En ese marco este viernes fueron imputados por pertenecer a una organización que comenzó a ser desbaratada en junio de 2020 y por la tenencia de las sustancias encontradas en los últimos allanamientos.

El origen

El comienzo de la investigación que siguió los pasos de Pablo Jeremías A. y Alejandro Daniel B. como proveedores de drogas a Rufino fue una serie de allanamientos en junio de 2020. En ese entonces la principal apuntada fue una mujer, Melina R., oriunda de Rafaela y con varios años en Rufino, quien contaba con la protección de un efectivo del Comando Radioeléctrico que cobraba una suma mensual de dinero.

"La Meli", como se conoce a la mujer, había adoptado un esquema de venta de estupefacientes que coincidía con los horarios estipulados en ese momento por la Municipalidad de Rufino para los comercios en el marco de la primera etapa del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. Como parte de la organización también fue detenido un remisero rosarino identificado como Gerardo M., sindicado como quien transportaba la droga desde Rosario a Rufino.

>>Leer más: Rufino: cayeron tres policías de Seguridad Vial implicados en la banda de "La Meli"

Una vez imputada, "La Meli" quedó en prisión domiciliaria, pero el 4 de agosto pasado fue allanada nuevamente porque continuaba vendiendo drogas desde su casa. En los mismos operativos fueron detenidos tres efectivos de la policía de Seguridad Vial, como parte de la misma banda. Por lo cual son cuatro los policías procesados como parte del mismo entramado de comercio de drogas.

Los teléfonos secuestrados en estos operativos condujeron a los detenidos recientemente en los domicilios de Puerto Norte. Pablo Jeremías A. y Alejandro Daniel B. aparecen como proveedores de la droga que llegaba a Rufino.

iPhone robado y "la banda del skyline"

Pablo Jeremías A., de 34 años, había sido detenido el miércoles 16 de junio pasado, en ese momento por una investigación que siguió el rastro de un celular iPhone valuado en 1.400 dólares que había sido robado en diciembre. En los allanamientos en Puerto Norte en esa ocasión también se encontraron 32 pastillas de éxtasis y marihuana fraccionada, por lo cual el hombre no solo fue imputado por encubrimiento en la Justicia provincial sino que también quedo a disposición de la Justicia federal.

>>Leer más: La ruta de un iPhone robado condujo a un hombre con un estilo de vida particular

Antes de ese episodio Pablo A. había quedado a disposición del fiscal David Carizza por violar las medidas de aislamiento en el marco de la pandemia de Covid19. Fue el 23 de enero cuando él y otras quince personas fueron demoradas en un operativo de Prefectura Naval que desarticuló fiestas clandestinas en el río Paraná. Pablo A. estaba al mando de una lancha a nombre del padre de su novia.

En ese momento los investigadores vieron que el imputado mostraba un perfil curioso en las redes sociales, en las que hacía apología del narcotráfico y se hacía llamar miembro de "la banda del skyline". Incluso su pareja había posteado una foto de Pablo A. alardeando un arma de fuego.

En esas investigaciones surgió que en la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) Pablo A. declaraba ingresos como monotributista categoría D., con una facturación mensual de 66.500 pesos aproximadamente. "Advertimos que tiene un nivel de vida incompatible con la facturación declarada", explicaron los investigadores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario