Policiales

Un hombre en grave estado tras ser baleado al resistir el robo de su auto

Es un yesero que acudió con su mujer a una feria popular que se realiza en la zona suroeste y fue atacado por un maleante. Increíble resistencia de la pareja

Lunes 23 de Octubre de 2017

Un paseo de sábado se transformó en un verdadero calvario para una pareja que resistió hasta las ultimas consecuencias el robo de su vehículo. En ese intento el dueño del rodado, de 46 años, resultó herido con un disparo en el pecho y anoche estaba internado en estado crítico. El violento episodio ocurrió en Rouillón al 5000, a plena luz del día y delante de decenas de personas. Hasta allí habían llegado las víctimas para realizar compras en una feria popular que se erige en la zona. Tras ello volvieron al auto y cuando subieron fueron abordados por un joven ladrón armado con una pistola. El muchacho, tras la férrea resistencia de la pareja y haber baleado al conductor, escapó sin robar nada y permanece prófugo.

Como lo hacen desde hace cinco años, Dionisia y Amalio Centurión se subieron el sábado a su Ford EcoSport en Empalme Graneros, donde viven junto a sus tres hijos, y recorrieron el camino hasta la feria popular de la zona suroeste donde se comercializan productos de diversos rubros.

"Para nosotros es como un paseo. Además, Amalio conoce a mucha gente de la feria porque él es yesero de obra y allí hay personas de la comunidad boliviana que tienen puestos en la feria y trabajan con él en el rubro de la construcción", contó Dionisia a La Capital para explicar el sentido que tiene para ellos asistir a ese espacio.

Contenida por parte de su familia, Dionisia habló con este diario en el Hospital de Emergencia (Heca), donde su compañero está internado con una herida de arma de fugo en el tórax y otra en la mano izquierda, cuadro que lo mantiene en estado crítico y con compromiso del hígado.

Pleno mediodía

Así la mujer recordó que luego de estacionar el sábado, a las 10 de la mañana, sobre calle Roullión unas cinco o seis cuadras después de bulevar Seguí (a la altura de avenida Cisnero), se dirigieron a la feria donde compraron algunos productos y regresaron con las bolsas.

"Eran las 12.30 más o menos. Nos subimos al auto pero no arrancamos. Nos quedamos sentados comiendo unos pinchos de carne tipo brochetes. De repente aparecieron de frente dos muchachos, uno pasó de largo y el otro se arrimó a mi marido y le puso el revólver en la cabeza".

"Dame el auto", exigió el maleante apurado. Ante eso la pareja le ofreció dinero pero el objetivo del joven no era ese. "No, no quiero plata, dame el auto", insistió. Lejos de ceder, Amalio sacó la llave del tambor de arranque y se la dio a su mujer. "Corré", le ordenó. A pesar del riesgo extremo, Dionisia no dudó un segundo, salió del auto y corrió 50 metros hasta una verdulería donde pensó que recibiría la solidaridad. Pero no fue así.

El ladrón la persiguió con el arma en la mano y mientras le apuntaba amenazaba con matarla. Tras unos pasos la alcanzó y la tomó de los pelos. "Dame la llave o te mato", vociferó. Pero Dionisia no le hizo caso y las revoleó al aire. "Buscalas vos", redobló sin medir riesgos.

Dos tiros

Al mismo tiempo que Amalio alcanzaba a su mujer, el joven ladrón encontraba las llaves y corría hacia el auto para ponerlo en marcha y escapar. Pero la pareja no estaba dispuesta a dejarlo ir fácilmente. Lo corrieron, y en ese momento el maleante se dio vuelta y disparó.

"Yo no me di cuenta que le había pegado a mi marido", describió la mujer. Es que a pesar de la herida, el hombre alcanzó a entrar al auto por el lado del acompañante mientras Dionisia lo hacía por atrás.

"Amalio empezó a forcejar con el tipo mientras yo lo agarraba con las manos por la boca". «Salí que te mato», amenazó el intruso. "De nuevo mi marido le sacó la llave y me la dio. Yo corrí y ellos quedaron en el auto. En un momento le efectuó un disparo en la mano izquierda y el tipo le dice «está bien, y está», se baja del auto y escapa delante de todo el mundo. Mi marido sale del auto y cae herido. En ese momento me di cuenta que le había disparado".

Según allegados a la pareja, la víctima estuvo casi 40 minutos esperando la llegada de la ambulancia. "Perdió mucha sangre y no me dejaban llevarlo en el auto", indicó Dionisia, quien además escuchó de boca de algún testigo arriesgar el apodo de un personaje del barrio con prontuario y fama de pistolero como autor del hecho.

"¿Ustedes tienen algún problema con el Cordobés? Porque es ese el que le disparó a tu marido", escuchó Dionisia después del hecho y cuando arribaron policías de la seccional 19ª que trataban de recoger evidencias y procurar testigos

Finalmente Amalio fue trasladado al Heca donde hasta ayer permanecía en estado reservado a la espera de la evolución de la herida en el tórax que le provocó abundante pérdida de sangre y que le afectó el hígado.

La investigación del caso quedó en manos del fiscal Florentino Malaponte, de la Unidad de Homicidios, quien ordenó toma de testimonios y de rastros al gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario