Policiales

Un delito que se expande por todos los barrios

Las usurpaciones de viviendas en la periferia rosarina es una modalidad delictiva que se viene generalizando en los últimos años en todos los barrios de la periferia rosarina.

Sábado 27 de Enero de 2018

Las usurpaciones de viviendas en la periferia rosarina es una modalidad delictiva que se viene generalizando en los últimos años en todos los barrios de la periferia rosarina. Muchas veces se dice que esas construcciones, muchas veces precarias, son destinada a la instalación de quioscos para la venta de droga, aunque también se aprovechan para otros tipos de negocios inmobiliarios como venta o alquiler o simplemente para amedrentar al vecindario y reforzar la supremacía en un territorio determinado.

Dos años atrás, por ejemplo, trascendían casos de usurpaciones atribuidos a la banda de Los Monos en la zona donde luego se instalaría el casino. La movida consistía en desplazar de sus viviendas a los habitantes de la zona que serían relocalizados para poder quedarse, precisamente, con las nuevas casas que les otorgaron en otra zona de la ciudad. Es decir, mediante la fuerza obtuvieron el derecho a una nueva vivienda.En general las bandas que se dedican a esta modalidad delictiva suelen apuntar a familias vulnerables como madres solteras o cuyos concubinos no se encuentran en el hogar. Entonces comienzan los desalojos, que en los últimos tiempos suelen incluir balaceras a los frentes de las viviendas que se pretenden usurpar.En los últimos años hubo denuncias de usurpación de viviendas en todos los barrios de la ciudad, desde la Zona Cero en el norte hasta los complejos habitacionales del sur, pasando por Villa Banana, Santa Lucía o el Cabín 9 de Pérez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario