Policiales

Respaldan a fiscales apartados de una causa por balaceras

La camarista Carina Lurati revocó una resolución que apartaba a cuatro funcionarios del caso de un remisero detenido por un tiroteo.

Lunes 01 de Octubre de 2018

La jueza penal de segunda instancia Carina Lurati revocó el apartamiento de tres fiscales del caso contra uno de los imputados por la balacera a la Fiscalía de Montevideo al 1900. La medida había sido requerida por la defensora pública Gabriela Valli, quien había denunciado que los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación (MPA) habían violado las garantías del remisero José Alberto C. al entrevistarlo sin la presencia de la defensa.

La resolución de Lurati, además, insta a la defensora general de la provincia Jaquelina Balangione a "evaluar la conducta" de Valli por "haber revelado en varias oportunidades" el nombre del testigo de identidad reservada.

Quejas

José Alberto C. es un remisero de 23 años que está detenido acusado de haber conducido el Renault 9 desde el que se perpetró un ataque a tiros contra la sede del MPA de Montevideo al 1900. A mediados de agosto pasado el juez de primera instancia Luis María Caterina resolvió apartar del caso contra el remisero a tres fiscales que integran la unidad que investiga las balaceras contra edificios y funcionarios del Poder Judicial: Matías Edery, Aníbal Vescovo y Miguel Moreno.

La resolución de Caterina obedeció a una queja de la defensora, que había denunciado que el remisero le dijo que antes de ser imputado había sido entrevistado por "fiscales o personas de traje" que no había podido identificar, mientras estaba detenido en el Centro de Justicia Penal (CJP). En aquella audiencia, Valli también dijo que otro de los detenidos por esa balacera había sido liberado y estaba declarando como testigo de identidad reservada lo cual, a su criterio, demostraba la ilegalidad de la detención de José C.

Los fiscales plantearon su versión de los hechos. Dijeron que los detenidos habían pedido, por temor a estar involucrados en una causa importante, hablar con fiscales y que ellos habían concurrido pero que al bajar al subsuelo y no encontrar a ningún defensor optaron por retirarse. "Había insistencia, temor. Hubo un mínimo contacto. Pero no podíamos entrevistarlos sin un defensor", alegaron entonces.

Si bien admitió no tener elementos para dudar de la palabra de los fiscales, Caterina dispuso designar a otros funcionarios del MPA para "mayor resguardo" y "evitar cualquier malentendido en un hecho donde fue víctima el Poder Judicial".

Apelación

La resolución de Caterina fue apelada por el MPA y analizada por Lurati en una audiencia. Además de insistir en la versión inicial de los funcionarios cuestionados, el fiscal Adrián Spelta alegó que el juez no tiene facultad de apartar a los fiscales y que el Fiscal General no había hecho lugar al pedido de la defensor, por lo que pidieron que fuera revocado el apartamiento.

La camarista le dio la razón a la Fiscalía, ordenó revocar la resolución que apartaba a los fiscales y además pidió que la Defensoría evaluara la conducta de Valli por haber revelado "varias veces el nombre de un testigo de identidad reservada y el contenido de sus declaraciones".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario