Policiales

Reclamo judicial de Guille Cantero y su pareja por visitas familiares

Presentaron un hábeas corpus para que se concreten las visitas de acercamiento familiar.

Martes 18 de Septiembre de 2018

Los defensores de Ariel "Guille" Cantero y su pareja Vanesa Barrios, que esta semana comenzarán a ser juzgados como líderes de una red narco, presentaron un hábeas corpus en la Justicia Federal para que se concreten las visitas de acercamiento familiar que, argumentan, les corresponden por ley. Guille está detenido en el penal de Ezeiza, desde donde participará del juicio por videoconferencia, mientras que Barrios está presa en su casa porque tiene a su cargo a sus dos hijos de 1 y 3 años. Los letrados plantearon que la pareja se vio por última vez un día en junio pasado y que en los últimos tres meses, por distintos motivos, no se concretaron visitas.

El hábeas corpus fue presentado ayer en el Juzgado Federal Nº 4. El abogado Carlos Edwards consideró que la falta de contacto intrafamiliar agrava las condiciones de detención de Cantero y Barrios. Según argumentó, en situaciones donde los miembros de una pareja están a la distancia que se encuentran ellos, en vez de verse semanalmente en los días asignados para las visitas, corresponde que tengan contacto durante cinco días seguidos por mes.

Según el escrito, desde que Guille fue trasladado desde la cárcel de Piñero a la cárcel federal de Resistencia (Chaco) en mayo pasado, "el régimen de visitas entre ambos se tornó materialmente de imposible cumplimiento". El traslado a ese penal se produjo al día siguiente de las balaceras contra dos inmuebles en los que había vivido el juez Ismael Manfrín, que estuvo a cargo de tribunal provincial que condenó a Cantero a 22 años de prisión por ser uno de los líderes de la asociación ilícita de Los Monos.

Logística

Barrios también está presa, aunque en prisión domiciliaria y con tobillera electrónica, a la espera del inicio de la causa de Los Patrones. Para llegar al Chaco, la Justicia determinó que debía ser escoltada por alguna fuerza de seguridad federal. Pero, según el escrito, la visita se canceló varias veces por cuestiones de logística ya que Gendarmería y la Policía Federal plantearon que no pueden acompañar el traslado por estar abocados a otras cuestiones.

Pasado mañana Barrios y Cantero comenzarán a ser juzgados por el Tribunal Federal Nº 3 de Rosario, sospechados de regentear la venta de drogas desde la cárcel. Como Guille presenciará el juicio por videoconferencia fue trasladado a la cárcel federal de Ezeiza el 2 de septiembre pasado para poder garantizar la conexión digital. Según Edwards, ese último traslado generó una nueva postergación del encuentro familiar. El TOF 3, a través de un decreto del 4 de septiembre pasado, había dispuesto que la visita debía reprogramarse para antes del inicio del juicio.

De acuerdo con el defensor, a la fecha el encuentro no fue reprogramado, lo que agrava sus condiciones de detención al no garantizarles la posibilidad de estar en contacto con sus familiares directos. El Juzgado Federal Nº 4 deberá determinar si hace lugar o no al recurso presentado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario