Policiales

Prorrogaron la prisión preventiva al autor de un crimen en Roldán

La víctima fue Federico Poblete, un joven de 20 años, quien discutió con el padre del agresor.

Sábado 08 de Septiembre de 2018

Un joven de 29 años deberá seguir en prisión acusado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y la portación ilegítima de la misma después de que la jueza penal de 1ª Instancia María Carrara aceptara el pedido de la fiscal Marisol Fabbro y rechazara la solicitud de la defensa, a cargo del abogado Jorge García Cupé, de que su pupilo sea excarcelado o subsidiariamente se le otorguen salidas laborales baja la garantía de un familiar.

   La sanción recayó en Néstor Alejandro Duarte, quien la noche del 16 de abril de 2018 salió de su casa de Juan José Valle al 700 de la ciudad de Roldán portando un arma de fuego con la intención de defender a su padre, quien entonces mantenía una discusión con un grupo de vecinos entre los que estaba Federico Poblete, de 20 años. Entonces, sin mediar palabras, el acusado puso fin a la reyerta efectuándole varios disparos a la víctima provocándole la muerte en el acto.

   En medio de las balas, varios vecinos salieron de sus viviendas para ver qué ocurría y fueron ellos quienes retuvieron al agresor hasta que llegó la policía y lo llevó preso. Un día más tarde el fiscal Florentino Malaponte lo imputó en una audiencia y ayer su par Marisol Fabbro ratificó la acusación en la revisión de la medida cautelar que se prolongará hasta el juicio.

Una reunión de amigos

Federico Poblete pasó su corta vida bajo el dominio de las drogas, pero en sus últimos meses se había volcado a la religión en busca de una salida a ese flagelo. Entonces encontró contención en un grupo de jóvenes de la iglesia "Casa de Dios puerta del cielo".

   Con esos jóvenes se encontró la noche del 16 de abril pasado para cenar liebre al disco en una casa de Roldán. Y cuando nada hacía pensar un final trágico, un vecino de la cuadra increpó a la dueña de la casa donde se hacía la reunión: "No quiero drogadictos en la cuadra", espetó. Esa disputa degeneró en una escalada de violencia en la que uno de los hijos del vecino, el ahora acusado Néstor Duarte, asesinó de tres balazos por la espalda a Poblete cuando éste intentaba escapar.

   "Fede", como conocían a Poblete, corrió unos 70 metros y se desvaneció en el umbral de una casa de Juan José Valle y Vélez Sársfield. Los vecinos lo cargaron en un auto y lo trasladaron hasta el Hospital de Emergencia de Rosario, donde ingresó muerto.

   "Vamos hace muchos años a la iglesia y nos concentramos en rescatar a pibes con adicciones. Federico era uno de ellos y estaba con nosotros hace un mes. Al mismo tiempo él estaba acercando a chicos para rescatarlos. Por eso se juntaron para comer unas liebres al disco", contó la vecina que prestó su casa para la reunión.

Rebelión

Cuando la noticia del deceso llegó hasta Roldán un grupo de amigos de Poblete que no pertenecían al culto, según confiaron fuentes de la pesquisa, buscó vengar su muerte cercando la casa de los agresores con intenciones de lincharlos.

   En ese marco, las vecinas evangélicas mediaron haciendo un corredor para que las mujeres y los niños que estaban en la casa donde residía el agresor pudieran salir. Entonces se gestó una gresca en la cual 60 o 70 vecinos incendiaron tres autos y destruyeron parcialmente la vivienda de los agresores. En ese marco fue detenido Néstor Duarte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario