Narcotráfico

Procesan a cinco personas como parte de una banda dedicada a traficar drogas

Pertenecen al grupo que, desde la cárcel, habría liderado René Ungaro. Muchos de ellos están presos por delitos de jurisdicción provincial.

Miércoles 23 de Mayo de 2018

Cinco personas vinculadas con la asociación ilícita que se le atribuye liderar a René "El brujo" Ungaro desde la cárcel fueron procesadas ayer por tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio. Se trata de Daniela Natalia Ungaro, Kevin Joel Oviedo, Brisa Amaral, Solange Julia Correale y Néstor Gabriel Finamore. La resolución fue dictada por el juez federal Marcelo Bailaque, quien además procesó a otra sospechosa que integraba el grupo pero sólo por tenencia de drogas.

Además de los procesamientos, el fallo de Bailaque ordena citar a indagatoria a otras 18 personas investigadas como presuntos miembros de la organización. Entre ellos algunos ya están detenidos por otras causas penales como René Ungaro, Lautaro "Lamparita" Funes, su hermano Alan, la pareja de éste Jorgelina "Chipi" Selerpe, Carlos Jesús "Pelo duro" Fernández y Jeremías "Gordo Springfield" Arocha. Asimismo, también se libraron órdenes de detención para algunos familiares de los nombrados, como Jorge Funes (padre de Lautaro y Alan), José Daniel "Bola" Ungaro y Lelio "Chapita" Ungaro, padre y hermano respectivamente de René.

"La banda de René"

René Ungaro tiene 31 años y cumple desde 2011 una condena por el crimen del ex jefe de la barra de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos. No obstante el pasado 30 de abril la Justicia provincial le imputó liderar desde la cárcel de Piñero, donde está detenido, una banda dedicada a distintos delitos. En ese grupo, dice el procesamiento, está secundado por los hermanos Funes y "Pelo Duro" Fernández, e integrada por una veintena de personas. En la misma audiencia fueron acusados su hermana Daniela, Jorge Funes y Brisa Amaral, la joven que acompañaba a Jonathan Funes cuando fue asesinado en febrero pasado a metros del penal de Piñero, adonde había ido a visitar a sus hermanos detenidos.

La investigación contra este grupo se inició en abril del 2017, con el sangriento telón de fondo de las disputas entre las familias Funes y Caminos en la zona de los barrios Tablada y el Fonavi Municipal de Grandoli y Lamadrid.

En ese marco los fiscales Gisella Paolicelli y Matías Edery se enfocaron en una serie de amenazas, abusos de armas y usurpaciones de viviendas cuyas víctimas atribuían reiteradamente a "La banda de René".

La banda que le atribuyen comandar a "El brujo" René Ungaro tiene a la mayoría de sus presuntos miembros tras las rejas imputados por asociación ilícita en el marco de una investigación que llevaron adelante los fiscales provinciales. La pesquisa fue coordinada con sus pares federales que investigaban al mismo grupo por comercialización de drogas. Cuatro de los cinco procesados ayer seguirán detenidos con prisión preventiva, mientras que Finamore continuará el proceso en libertad.

El primer operativo contra esta banda fue exactamente hace un año, cuando quedaron detenidos ocho sospechosos. Luego fueron cayendo los miembros más importantes como los hermanos Funes y "Pelo duro", también buscados por otros hechos como homicidios.

El pasado 26 de abril fueron por otros presuntos miembros en un operativo coordinado entre los fiscales provinciales y los federales de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), con allanamientos en Rosario, Funes y Villa Gobernador Gálvez. De los detenidos ese día, algunos fueron imputados como miembros de la asociación ilícita y también indagados por la Justicia Federal, ya que en su poder se halló droga y además había escuchas que los ubicaban como vendedores de estupefacientes de la organización.

Tres niveles

En ese marco Daniela Ungaro, Oviedo, Amaral, Correale, Finamore y Marta Susana Bustamante fueron imputados de "integrar una organización criminal montada por lo menos desde noviembre de 2016 con distribución de roles, destinada primordialmente a ejecutar en barrio Tablada y en Funes actos consistentes en almacenamiento, fraccionamiento, comercialización y distribución de marihuana y cocaína, ya sea en grandes cantidades o en pequeñas porciones destinadas al menudeo".

La pata federal de la investigación, dice la resolución de Bailaque, se había iniciado en diciembre de 2016 "a partir de una denuncia anónima" que vinculaba a los sospechosos con la venta de drogas en Tablada.

El juez establece tres niveles de pertenencia al grupo. Como "organizadores" menciona a René y Daniela Ungaro, Jorge Funes y sus hijos Lautaro y Alan. A este grupo original se sumó Brisa Amaral. Como "eslabones intermedios" ubica a José y Lelio Ungaro, "Pelo Duro", Jorgelina Selerpe, Solange Correale, Brisa Amaral, Kevin Oviedo y otras tres personas que serán citadas a indagatoria.

Finalmente, como "eslabones inferiores o vendedores al menudeo" coloca a Finamore, a "Gordo Springfield" Arocha, Enzo "Negrete" Romero y otras seis personas. En este grupo hay siete personas que serán indagadas ya que otra sospechosa, Bustamante, recibió la falta de mérito en cuanto al tráfico de drogas y sólo fue procesada por tenencia.

Las pruebas

Los procesamientos dictados ayer se basan diversas pruebas. Para el juez, las principales son las escuchas telefónicas a través de las cuales se establecen las relaciones y actividades de los sospechosos, en el marco de la organización investigada.

Además el juez Marcelo Bailaque tuvo en cuenta el material secuestrado al allanar los domicilios de los detenidos. En este sentido, aclaró que en algunos casos la cantidad de droga incautada no parece significativas pero "la posesión de otros elementos" los vincula con "el comercio ilícito de estupefacientes".

Es el caso de Daniela Ungaro, en cuya casa de la ciudad de Funes se incautó una escasa cantidad de droga y una balanza de precisión. Sin embargo, para el juez son determinantes las escuchas en las que advierte que, más allá de rendir cuentas a René, la mujer que fuera esposa del asesinado empresario vinculado al tráfico de drogas, Luis Medina, "tiene el suficiente dominio para dirigir las acciones de obtención de grandes cantidades" de estupefacientes y su distribución, "mediante la toma de decisiones y reparto de los roles".

Escuchas

Por su parte, Brisa Amaral estaba considerada un eslabón intermedio. Pero más allá de haberse incautado en su poder droga fraccionada y dos balanzas, el juez mencionó escuchas que la ligan con Alan y Lautaro "Lamparita" Funes, lo que entiende son prueba como para procesarla como organizadora.

En el caso de Oviedo, las escuchas le hacen inferir al juez que se dedicaba al "delivery" de las drogas junto a su pareja, también citada a indagatoria. En cuanto a Correale, además de conversaciones entre ella y Daniela Ungaro, Bailaque valoró que parte de la droga incautada en su casa "estaba fraccionada en pequeños envoltorios, como comúnmente se comercializa", lo cual para el magistrado "revela, junto con otros elementos, una intención que va más allá de la simple tenencia" para consumo.

Por su parte, a Finamore y Bustamente los ubicó en "los peldaños finales" de la organización. Sin embargo, al hombre lo comprometen escuchas con Daniela que para el juez comprueban una relación "vinculada al tráfico" de drogas. Elementos que no le resultaron suficientes para incluir a "Chena" Bustamante, que sólo fue procesada por tenencia para consumo personal.

organizadora. Daniela Ungaro aparece como una de las líderes del grupo junto a su hermano René.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});