Policiales

Preso admitió que mató "por celos" a su pareja cuando lo visitó en la cárcel

Está acusado del femicidio de la madre de su bebé, cometido en enero de 2017 durante una visita en un penal salteño.

Jueves 22 de Marzo de 2018

Un preso admitió hoy en el juicio oral en el que está acusado del femicidio de su joven pareja y madre de su bebé, cometido en enero de 2017 durante una visita en un penal salteño, que el crimen lo cometió por celos y que fue instigado por otro detenido, informaron fuentes judiciales.
Se trata de Gabriel Roberto "Chirete" Herrera (40), quien a través de su defensora oficial Marcela Robles pidió declarar en la tercera audiencia del debate por el femicidio de Andrea Edith Neri (18).
El hombre sometido a debate oral ante la Sala VI del Tribunal de Juicio por el delito de "homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por el género", ratificó sus dichos vertidos en la Fiscalía en la etapa investigativa.
Fuentes judiciales precisaron a Télam que el acusado, que no aceptó preguntas de las partes, relató que todo comenzó el jueves 4 de enero del año pasado cuando un interno le enseñó una foto de Facebook de su pareja que le causó celos, tras lo cual le entregó una gubia y le dijo: "Vos ves qué vas a hacer".
En ese momento intentó infructuosamente comunicarse con ella, por lo que al día siguiente, en la visita a la cárcel de Las Rosas, le preguntó en forma insistente sobre una supuesta infidelidad que Neri negó.
Herrera explicó que esa respuesta lo molestó y amenazó a la víctima con que si le mentía la mataría. El preso admitió haberla llevado a la fuerza al baño y luego a la celda, donde la golpeó, tomó el bebé de ambos que ella tenía en los brazos, lo puso en la cama y la atacó con la gubia hasta matarla.
Tras el crimen, fue de la celda al baño para lavarse las manos que estaban con sangre, volvió, tomó a su hijo y le avisó al celador lo que había hecho. "Chirete" -que pidió que la prensa no estuviera durante su relato- dijo que no entendía el motivo de la acusación a los cinco miembros del Servicio Penitenciario que también están siendo juzgados por este caso ya que afirmó ser el único culpable junto al interno que lo "instigó" y le dio el arma.
Es que los penitenciarios Juan Carlos Gutiérrez, Fernando Daniel Velázquez Fernández, José Luis Ávalos y Héctor Augusto Franco fueron imputados por "incumplimiento de deberes de funcionario público", mientras que Nelson Alexander Cardozo por "abandono de persona seguido de muerte".
Tras la declaración de Herrera, la audiencia continuó con la declaración de los peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales Hugo Flores Solís, Natalia Doyle, Daniel Chirife, Alejandra Guinudinik y Mercedes Monje Rumi, al tiempo que también dieron su testimonio un interno del penal y el excompañero de celda de Herrera al momento del hecho.
El tribunal colegiado, que está integrado por los jueces Guillermo Pereyra, José Luis Riera y Mónica Mukdsi, informó que mañana la audiencia de debate se desarrollará desde las 15 en el Salón de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial, para garantizar la publicidad del juicio.
Además, mañana está programado para las 9 una inspección ocular en la Unidad Carcelaria 1 donde ocurrió el hecho. Al momento del femicidio, Herrera cumplía prisión perpetua dictada el 22 de septiembre de 2006 por la Cámara Tercera en lo Criminal, quien lo halló culpable del "homicidio calificado por el vínculo y por la alevosía" de Verónica Soledad Castro (29), quien era su pareja y también fue asesinada dentro del penal de la ciudad de Metán, en el sur salteño cuando fue a visitarlo.
Según la Justicia, Herrera -quien por entonces estaba detenido por robo calificado- asesinó a Castro cuando ésta le dijo que quería separarse y mientras los dos hijos y la madre de la víctima aguardaban a que finalizara el encuentro en la sala de visitas de ese penal ubicado 154 kilómetros al sur de la capital provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario