Policiales

Piden 20 años de prisión para el acusado de llevar en moto a un homicida

La Fiscalía pidió ayer 20 años de prisión para Lucas Alejandro P., acusado como partícipe del crimen de Marcelo Martín Lagos, asesinado en marzo en barrio Godoy cuando un menor de edad le disparó por la espalda.

Miércoles 28 de Noviembre de 2018

La Fiscalía pidió ayer 20 años de prisión para Lucas Alejandro P., acusado como partícipe del crimen de Marcelo Martín Lagos, asesinado en marzo en barrio Godoy cuando un menor de edad le disparó por la espalda. En tanto, la defensa solicitó el sobreseimiento por el beneficio de la duda, ya que su rol en el hecho quedó controvertido por contradicciones de testigos. Por su parte el imputado reconoció haber conducido la moto en la que huyó el tirador, pero dijo que fue obligado bajo amenazas de muerte.

Las hipótesis sobre el crimen de Lagos fueron expuestas ayer en la audiencia preliminar al juicio oral celebrada en el Centro de Justicia Penal (CJP). En ese marco el fiscal de Homicidios Adrián Spelta requirió la pena de 20 años para el imputado como partícipe necesario de homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad.

Equivocaciones

El pasado 16 de marzo Lagos estaba con dos amigos en la esquina de Virasoro al 6300 cuando se acercó una moto con dos jóvenes. El acompañante bajó y caminó directo hacia Marcelo: "Vos te equivocaste", le recriminó tras pegarle culatazos en la cabeza. Lagos cayó al piso pero se paró y salió corriendo. Entonces recibió un balazo en la espalda y quedó mortalmente herido.

El fiscal reseñó el hecho ante la jueza Silvia Castelli, en presencia del acusado y de familiares de éste y de la víctima. Spelta recordó por el hecho hay un chico de 16 años identificado como Mauro Joel L. y apuntado por testigos como el autor del disparo mortal. El adolescente fue detenido en un casa de pasaje 1333 al 2700, lo trasladaron a la comisaría 19ª luego de secuestrar una vaina servida calibre 32 y permanece bajo proceso en el Juzgado de Menores Nº 2.

Spelta apoyó su idea del caso en la declaración de tres testigos, amigos de la víctima, un día después del crimen. Remarcó que los relatos coincidieron en reconocer la moto Honda Tornado amarilla que manejaba Lucas incautada en casa de un familiar suyo en Juan Pablo II al 3000. Y agregó que Alan A., Elías G. y Lucas G. describieron la mecánica del hecho, ubicaron al menor de edad como el tirador y al imputado como quien lo esperaba en la moto y lo sacó del lugar. "Todos ratificaron esa declaración en el juzgado de Menores", recordó Spelta.

El fiscal usó además la propia declaración del imputado para fortalecer más su teoría. "El se ubicó en el lugar de los hechos. Aunque trazó la diferencia de que lo saca (al menor) del lugar y no que lo lleva". Y afirmó que el rol de Lucas fue "imprescindible y necesario" para concretar el crimen. En ese sentido pidió que se le revoque la prisión preventiva morigerada con salidas laborales que cumple el acusado.

Por su parte el defensor particular Carlos Heuer pidió el sobreseimiento de su cliente "por el beneficio de la duda", se opuso la figura legal escogida para encuadrar el caso y planteó discrepancias en el señalamiento de los testigos sobre el rol del acusado en el hecho.

Aunque admitió lo declarado por Lucas, indicó que éste fue llevado al lugar bajo "amenazas de muerte" del adolescente sospechado. Sobre los testigos planteó que si bien ratificaron lo expuesto en Fiscalía, en entrevistas posteriores realizadas por la defensa ninguno pudo asegurar que Lucas haya estado allí sino que lo sitúan mediante dichos de terceros.

Además recordó una rueda de reconocimiento de la que participó un testigo con el acusado. "Surge una duda razonable en favor de esta idea, de cómo llegó y cómo se fue", remarcó el abogado. Además del sobreseimiento pidió que, en caso de llegar a juicio, se evalúe el cambio de calificación por "partícipe secundario" o lo sumo encubrimiento. "El agravante de la participación del menor no lo pudo beneficiar a él, eso no está probado que buscó mejorar su situación.

Luego de recordar que el pedido de pena de 20 años aparece como "abusivo", ya que se trata de una persona sin antecedentes, con conducta ejemplar desde que está detenido, Heuer pidió sostener el régimen de salidas laborales y también ofreció garantías para la posibilidad de que transite el proceso bajo arresto domiciliario con las restricciones que imponga la jueza.

Plazo

Castelli dio paso a la incorporación del convenio probatorio ofrecido por las partes para el debate oral, pero anticipó que se tomará el plazo de ley (cinco días) para resolver los planteos que hicieron las partes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});