Newell's

Paso a paso, cómo se llegó a la detención del árbitro que acosó a jugadores infantiles de Newell's

Uno de los chicos le contó lo que pasaba al psicólogo de la pensión Julián Pagliarecci, quien se hizo pasar por el juvenil y le siguió la farsa a Martín Bustos, quien ayer fue detenido por la policía

Viernes 07 de Junio de 2019

La detención del árbitro Martín Bustos, quien ya estuvo implicado en el escándalo por abusos en las inferiores de Independiente, conmocionó al ambiente del fútbol nacional y, en particular, a Rosario, por una denuncia por grooming (engaño a través de internet), mediante la cual intentó acosar o abusar de jugadores de las divisiones inferiores de Newell's.

Para la detención del árbitro fue determinante la confianza que uno de los chicos que recibió el mensaje tiene con el psicólogo de la pensión, Julián Pagliarecci, quien le siguió la corriente a Bustos, se hizo pasar por el joven y pactó un encuentro en un departamento de Rosario. Paralelamente, y asesorado y acompañado por los abogados y dirigentes del club, hizo la denuncia en Fiscalía, que tras un operativo conjunto con la policía derivó en la detención del acusado ayer por la tarde.

¿Cómo arrancó todo? "Estábamos en la pensión, donde los viernes por la tarde solemos hacer talleres con los chicos, ya que durante la semana entre los entrenamientos y las clases tienen poco tiempo", comenzó con su relató el psicólogo. "En ese momento se me arrima uno de los chicos, con cierta sospecha, y me dice «Chino mirá esto que me llega»".

Embed

Lo que le llegaba a los chicos, era una propuesta para hacerles masajes en un departamento privado.

Para llegar a esto, el profesional resaltó la "confianza que hay que tener con los chicos para que puedan contar esto", y por otro, "la importancia de que haya personas capacitadas dirigiendo este tipo de instituciones, porque sino quizá no tenés la posibilidad de detectarlo y obrar en consecuencia".

La farsa y la sospecha. "Para confirmar las sospechas me hago pasar por el chico, le pido el teléfono y le sigo escribiendo a este señor para ver de qué se trataba el servicio de masajes que le ofrecía. Y le digo que le tengo que pedir permiso a los directivos de la pensión. Ahí terminó de confirmar mi sospecha, porque me dice que no diga que iba a hacerme masajes, Me dijo decile que vas a un cumpleaños", argumentó en diálogo con Canal 5.

>> Leer más: Detuvieron a un árbitro por intento de abuso a juveniles de Newell's

"Ante eso le dije al chico que me dejara el celular -prosiguió con el relato- y estuve un rato largo chateando con esta persona, preguntándole precio y todos los detalles. Usando ciertas palabras que usan los chicos y hasta algunos errores de ortografía como para que no se de cuenta".

Como ese fin de semana el chico se iba a su casa, porque es del interior, "le pedí que cualquier mensaje que recibiera me mandara captura, para que yo le fuera diciendo lo que le tenía que responder".

¿Cuánto tiempo estuvieron en contacto? "Fueron casi dos semanas, más allá de que durante varios días no hubo conversación. El primer contacto fue hace como quince días cuando se presenta y le ofrece los servicios. No hablan más durante varios días, y una semana después vuelven a tomar contacto, que es cuando me lo muestra", recordó, al tiempo que admitió que le fue contestando a través del asesoramiento de los abogados del club, con la idea clara de "pactar una reunión con esta persona".

>> Leer más: D'Amico: "No pasó a mayores gracias al personal de las inferiores del club"

"Bustos le dijo al chico que alquiló un departamento en la zona del macrocentro, le dio la dirección y el chico le contestó que eran varios los que iban, que querían hacerse masajes. Le seguía el juego para concretar la reunión", amplio.

Pagliarecci resaltó que una vez que se concreta el encuentro, tuvo la colaboración de la gente del club, tanto desde los abogados como de seguridad, y el acompañamiento de la dirigencia para hacer la denuncia correspondiente.

La denuncia y el desenlace. Julián contó que una vez que hicieron la denuncia se dieron cuenta que era la misma persona que estaba denunciada por un caso similar en Independiente. "La fiscal (Carla Cerliani, de la Unidad Especial de Delitos Sexuales) ordenó que Bustos continúe detenido.armó un operativo muy rápido, en un par de horas, y me pidió que yo siga chateando con este tipo para concretar la reunión y que no se de cuenta de que le estaba hablando otra persona".

>> Leer más: "9 de cada 10 casos de grooming comienzan y concluyen en Internet", asegura un especialista

Para que el operativo tuviera éxito, la fiscal le pidió que formara parte del operativo. "Me pasó a buscar la policía, y cuando Bustos llega y se baja del auto yo lo reconozco y le aviso a la policía. En ese momento llegaron varios policías que estaban en la zona y lo detuvieron".

A la hora de hablar sobre esto, el psicólogo del club destacó que lo más importante "es el diálogo y la confianza con los chicos", porque por ahí los padres le dicen al chico de "cómo puede ser tan boludo y creerse esas cosas, y los chicos se retrotraen y les da vergüenza. Por eso creo que lo más importante es escuchar a los chicos, no llegar a revisarles el celular, pero sí estar muy atentos a quiénes siguen en las redes y a la actividad que tienen".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario