Policiales

Murió un hermano del ex jugador de Newell's Miguel Torrén, que había sido baleado hace 12 días

También es el tercer muerto del día en Rosario por ataques a balazos. Es el tercer hermano del futbolista que pierde la vida de forma violenta.

Lunes 06 de Septiembre de 2021

Un familiar del ex jugador de Newell's Miguel Torrén murió este lunes en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), doce días después de haber sido baleado en barrio Triángulo, en la zona suroeste de Rosario.

Es el tercer muerto en este lunes sangriento, en el que pasadas las 17 fue asesinado a tiros Caros Argüelles, un testigo protegido en la causa por narcotráfico de Esteban Lindor Alvarado. Recibió dos tiros en la cabeza, fue trasladado de urgencia al HECA, donde murió a las 18.50. Y unos minutos después fue acribillado un hombre en la estación de servicio de GNC, de Mendoza y Circunvalación.

Luis Torrén, de 43 años, recibió tres disparos de arma de fuego el pasado miércoles 25 de agosto en Puerto Argentino al 4200, por dos personas que se trasladaban en una moto.

Tras el ataque, la víctima fue traslada al Heca, donde fue intervenido quirúrgicamente. En la noche de este lunes se confirmó que Luis Torrén había fallecido.

>> Leer más: La violencia, una marca en la vida familiar del ex jugador de Newell's Miguel Torrén

Este violento episodio se produjo a cuatro cuadras de donde mataron a otro hermano del ex Newell's hace poco más de un año. Fue en mayo de 2020 cuando Gabriel Francisco Torrén, de 36 años y padre de tres hijos, fue asesinado a golpes en pasaje Rolla al 4000, a metros de Dr. Riva al 5900.

En realidad se trata del tercer hermano de Miguel Torrén fallecido de manera violenta, ya que el 24 de abril de 2010 una disputa en una canchita de la zona de Qompi y Aborígenes Argentinos terminó con un disparo contra Walter Torrén, de 32 años, quien resultó herido en el omóplato y poco después murió.

Tres hermanos asesinados

El hoy jugador de Argentinos Juniors Miguel Torrén tenía 21 años en 2010, y se había ido de Newell's tres años antes. Estaba jugando en Paraguay, en el club Cerro Porteño, y aquel 24 de abril recibió un llamado de urgencia en el que le anunciaban que su hermano Walter había muerto. Miguel volvió al país de inmediato para despedirlo.

La reconstrucción de aquel crimen indicó que Walter Torrén se trenzó a golpes con un hombre identificado como Omar L. durante un partido de fútbol en una canchita de la zona de Qompi y Aborígenes Argentinos. Un tercero se interpuso en el pleito y disparó. Torrén resultó herido en un omóplato, herida que terminaría por provocarle la muerte.

Una década más tarde, el asesinato de Gabriel Francisco Torrén quedó envuelto en un manto de dudas. Una versión sugería que la división del dinero de la venta de una casa terminó con los familiares enfrentados, y que la muerte fue perpetrada por sus propios hermanos. Pero luego un familiar de la víctima y una vecina denunciaron que había sido agredido por agentes del Comando Radioeléctrico.

Semanas después del crimen, el informe preliminar de la autopsia de Gabriel Torrén, realizada bajo el Protocolo de Minnesota, indicó que ninguna de las lesiones eran mortales. Entonces comenzaron a evaluar la posibilidad de que el fallecimiento se había dado por "delirio agitado", un estado producido por patologías prexistentes.

Pasaría algo más de un año hasta que otro de los hermanos Torrén sería víctima de la violencia. En la tarde del pasado miércoles 25 de agosto, dos tipos en moto arrinconaron a Luis Torrén en la entrada de una casa de Puerto Argentino al 4200, muy cerca de donde murió su hermano Gabriel.

Le dispararon tres balazos y fue internado en el Heca. Este lunes falleció.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario