Policiales

Mataron a balazos desde un auto a un joven de 18 años que salía de un after

Brian Leiva fue baleado ayer a la madrugada frente al bar El Sureño. Una versión indica que había tenido problemas con gente adentro del local.

Martes 18 de Junio de 2019

La madrugada de ayer el boliche Sureño, un after con baile entre las mesas en Arijón y Moreno, comenzó a vaciarse de gente. Eran cerca de las 5.45 cuando "Baloo", como conocían en el lugar a Brian Leiva, cruzó la calle y desde un Peugeot 208 con al menos tres ocupantes le dispararon varias veces. El pibe de 18 años cayó al piso malherido y un hombre llamado Víctor lo levantó y llevó al Hospital Roque Sáenz Peña, donde la víctima falleció minutos después.

Si bien hasta anoche no había mucha información sobre los agresores, las primeras versiones trascendidas en el barrio donde lo ejecutaron señalaban a Leiva como un "sicario de la banda de Los Monos".

Dos versiones

Según confirmaron fuentes allegadas a la investigación Brian vivía con familiares en la zona de Avellaneda y Garibaldi. Según la información preliminar sobre la mecánica del crimen, al parecer el chico —era conocido en el boliche— salía del local cuando pasó por avenida Arijón el Peugeot 208 que disparó directamente las puertas del boliche mientras Leiva se dirigía a un auto.

Otra versión, aportada por testigos ocasionales que estaban en el after, refieren que Baloo se habría peleado adentro del boliche con otras personas y que los agredidos fueron hasta el Peugeot para buscar las armas, entre ellas una pistola calibre 9 milímetros, y volvieron a buscar a Baloo para matarlo puntualmente.

Pasadas las 5.45 efectivos del Comando Radioeléctrico acudieron al after Sureño a raíz de una llamada al sistema 911 que daba cuenta de la presencia de un hombre tirado en el asfalto herido de bala en la intersección de Arijón y Moreno. Al llegar les dijeron que la víctima había sido llevada por un amigo al Roque Sáenz Peña donde ingresó a la guardia y falleció minutos después como consecuencia de "múltiples heridas de arma de fuego".

En tanto, revelaron los voceros consultados, el Volkswagen Gol gris en el cual Leiva fue trasladado al hospital presentaba "varios impactos de bala". Su conductor declaró que "se encontraban en la puerta del boliche cuando un Peugeot 208 blanco se acercó y les efectuaron detonaciones". La fiscal de Homicidios Georgina Pairola, a cargo de la investigación, ordenó el relevamiento de cámaras y la toma de testimonios a ocasionales testigos del homicidio.

En la zona de Arijón y Moreno los vecinos conocían "de vista" a Baloo. "Venían varios pibes, a este lo veíamos en la estación de servicio, pero más no sé", dijo un hombre que vive en las cercanías del boliche. "No tenemos ni idea de lo que pasó, escuchamos explosiones, pero nunca sabés si es el corte eléctrico de las motos o son tiros", acotaron otras vecinas.

Por otro lado vecinos tal vez más cansados de los problemas en el barrio aseguraron que "este boliche es de los Cantero. Cambió varias veces de encargado y ahora lo regentea un hombre bajito, no sé el nombre. Este se reunía con el antiguo encargado en la estación de servicio. Siempre se dijo que ahí vendían drogas o bien que se reunían varios para salir desde el boliche a hacer delivery de drogas".

En tanto los vecinos recuerdan los cambios de nombre del lugar. "Se llamó primero Cuervo, después Clover, después Fire y ahora Sureño pero eran siempre los mismos. Hace mucho que está el lugar y un par de veces se lo vio al "Guille" Cantero ahí.

Pedidos

En ese contexto hace unos días el concejal del Pro Carlos Cardozo presentó un pedido de informes para que la intendenta Mónica Fein explique "de manera urgente y perentoria" por qué desde la Municipalidad de Rosario se permitió la apertura de un local bailable bajo la denominación de Fire en Arijón y Moreno, "siendo que el mismo boliche había sido clausurado en diciembre de 2018, cuando funcionaba en Oroño 4735, por diversas faltas municipales (presencia de menores y factor ocupacional excedido) y también a pedido de la Justicia por presumirse que se utilizaba como pantalla para el lavado de activos provenientes del narcotráfico".

El mismo Cardozo expresó ayer que "Sureño fue cambiando de nombres pero resulta que el encargado es siempre el mismo y además era encargado de Fire. Este boliche, como uno que se llamaba Jumper, La Tienda y otros, estaban ligados al lavado de activos de la banda de Los Monos".

Por su parte los pesquisas lograron comprobar, "por diligencias investigativas de campo, que al joven asesinado lo apodarían Baloo y está relacionado y mencionado por la gente del barrio Las Flores como sicario de Los Monos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario