Policiales

Lo hieren con seis tiros en un ataque desde un auto

Luis G., de 37 años, conducía un Peugeot 206 cuando le dispararon desde otro vehículo que lo seguía. Su novia, que lo acompañaba, resultó ilesa.

Lunes 27 de Agosto de 2018

Un vendedor ambulante de 37 años se encontraba anoche internado en grave estado en el hospital Eva Perón tras recibir seis impactos de bala la medianoche del sábado cuando iba en auto por la zona oeste y le dispararon desde otro vehículo que se le puso a la par. Las balas le dieron de lleno en el tórax y la pierna derecha mientras que su pareja, que iba como acompañante, resultó ilesa.

El ataque ocurrió en la esquina de José Ingenieros y Provincias Unidas. Cerca de la medianoche del sábado, Luis Alfredo G., de 37 años, iba a bordo de su Peugeot 206 azul junto a su pareja Daiana M., de 41. En ese momento se le puso a la par un Volkswagen Gol Trend negro con una franja horizontal roja en sus puertas. De ese auto partieron varios disparos contra el conductor del Peugeot a quien lo alcanzaron seis balazos.

Según testigos del ataque la pareja circulaba por Provincias Unidas por la mano oeste en dirección al sur y el Volkswagen iba siguiendo al Peugeot. "Venían los dos autos despacio y en un momento el auto negro se puso al lado del azul y se escucharon muchas balas, como una ráfaga de ametralladora. El otro auto aceleró y se fue por Provincias Unidas derecho hacia el lado de Juan José Paso. El Peugeot cruzó por José Ingenieros y se paró en una parrillita de venta al paso que está en la esquina", comentó el testigo a este diario. Un vecino comentó que conoce a las víctimas ya que la pareja "vive a unos quince cuadras" de donde los atacaron.

En shock

El dueño de la parrillita al paso aseguró en tanto que "la mujer estaba desesperada, se tocaba por todos lados y no entendía por qué no estaba herida. Lo que vi es que los del otro auto se pusieron al lado del Peugeot, sacaron una metralleta y dispararon al asiento del conductor donde estaba el muchacho. Después el Peugeot se paró al lado del negocio. A ella ni bola le dieron".

Cuando Daiana bajó del auto, según esos testimonios, empezó a gritar pidiendo ayuda. "Pedía que llamáramos una ambulancia. El hombre se tocaba por todos lados y le salía un poco de sangre de la boca. Vino un móvil de la policía y él les dijo que lo llevaran a un hospital, pero recién cuando vino la ambulancia lo llevaron. Uno del barrio dijo que el muchacho era custodio de alguien", aseguró el dueño del puesto, aunque según la familia de la víctima G. se dedica a la venta ambulante y salió de la Unidad 1 de Coronda hace tres meses.

Cuando llegó el móvil del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias y trasladó al conductor al hospital Eva Perón ya había pasado la medianoche. La víctima ingresó a la guardia y lo operaron de urgencia. El diagnostico fue "múltiples heridas de arma de fuego, tres tiros en el tórax y otros tres en la pierna derecha".

Fuentes policiales indicaron que "la puerta del conductor estaba totalmente perforada a la altura del abdomen y de las piernas. La Policía de Investigaciones secuestró unas quince vainas servidas del lugar".

Otro testigo indicó que vio a "varios hombres que circulaban en un automóvil y sin hablar ni decirle nada a esta gente simplemente dispararon. Después se fueron lo más tranquilos".

Desconcertados

Anoche los familiares de Luis y Daiana estaban en las puertas del hospital Eva Perón a la espera de noticias sobre la salud de la víctima. "Cuando llegó lo operaron y hace un ratito le dijeron a Daiana que lo tienen que operar de nuevo y de urgencia. Sabemos que no está bien pero no tenemos muchos datos", dijo la suegra de Luis.

Otros familiares estaban asombrados por el ataque. Uno de ellos arriesgó que "por ahí el auto es parecido a otro y no lo buscaban a él. Luis no tiene problemas con nadie y en el barrio todos lo quieren. Nunca comentó que alguien lo hubiera amenazado".

La familia admitió que Luis "estuvo cinco años preso por robo en Coronda y Piñero, pero adentro estaba todo bien con los otros muchachos, la mejor, así que no creemos que sea por un problema en la cárcel".

Actualmente Luis G. se dedica a la venta ambulante de ropas y accesorios. "El iba a los outlet de venta de ropa y zapatillas por encargo y después revendía por los barrios. No le debía plata a nadie", aseguró su suegra.

La causa recayó en el fiscal Adrián Spelta y según los vecinos del lugar "hay cámaras por todos lados. Por Provincias Unidas y Génova hay una y también por Juan José Paso". El fiscal realizó con personal de la comisaría 20ª las primeras medidas, que consistieron en el relevamiento de esas cámaras y la búsqueda de testigos del ataque.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario