Policiales

Lo encuentran asesinado con un tiro en la espalda

Ayer en el barrio decían que Juan Carlos Pucheta fue herido cuando trataba de escapar de un tiroteo al que era ajeno. Tenía 44 años.

Lunes 14 de Mayo de 2018

Posiblemente Juan Carlos Pucheta volvía de la casa de alguien o tal vez estaba dando vueltas por su barrio. Lo cierto es que su cuerpo apareció tirado y frío a metros de pasaje Page y Grandoli la madrugada del sábado con un tiro en la espalda. Si bien no hay datos oficiales sobre por qué ni cómo murió, los vecinos sostienen que el hombre de 44 años quedó en medio de una balacera ocurrida en unas viviendas situadas cuando el pasaje Page topa con calle Esmeralda la altura del 3600. En ese territorio de zona sur hubo catorce crímenes este año.

Cuando los vecinos del pasaje salieron ayer a la mañana a ver el sol, lo que encontraron fue el cuerpo de Pucheta tirado en los pastizales que bordean un paredón que recorre la larga cuadra del callejón. Llamaron al 911 y un rato después llegó una camioneta de Prefectura Naval.

En principio no sabían de quién se trataba, pero cuando los vecinos más antiguos se acercaron dijeron conocerlo del barrio. Es que su familia vive en la colectora de Ayolas y el acceso Sur hace más de 30 años.

Tiros en la noche

Algunos vecinos dijeron no saber que pasó. "Anoche se escucharon tiros pero no salimos. Era un muchacho bueno, nunca lo vimos robar o vender drogas. Es más, acompañaba a todos lados a un familiar que es ciego y por eso lo conocíamos. Era un hombre muy correcto y que tenía respeto por la gente, nunca lo vimos haciendo algo malo, pero es así: siempre matan a los mas buenos", comentó un hombre.

La policía llegó a las 8.25 y el cuerpo estaba tirado en el pasto, cien metros hacia el lado de Esmeralda. Hay una cámara de vigilancia en Grandoli y bulevar Seguí, pero aparentemente no registró la escena de la balacera.

La investigación del crimen está en manos del fiscal de Homicidios en turno, Ademar Bianchini, quien ordenó las pericias del caso y el relevamiento de cámaras de vigilancia de la zona con la intención de buscar información sobre los agresores.

Según el parte oficial, el cuerpo de Pucheta "fue hallado por agentes de Prefectura en la vía pública en horas de la mañana con al menos un disparo en la espalda, en zona de Grandoli y pasaje Page. Se citó al gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) para levantamiento de rastros y de testimonios en la zona. Por el momento no hay indicio de motivación o autores, ni se levantaron vainas del lugar".

Más allá de esa información, en el barrio se sabía algo más. "Al fondo del pasaje hay un búnker que vende drogas y a media cuadra otro. Siempre se arma despelote ahí y anoche hubo tiros por todos lados. La policía dice que no encontró balas cerca del cuerpo del muchacho, pero si ellos caminaban para Esmeralda se iban a encontrar con muchas balas calibre nueve milímetros. Dicen que estaba plagado de vainas", comentaron dos hombres por lo bajo.

En ese contexto, muchos vecinos del barrio se quejan por los tiros y las corridas cotidianas. "Cuando vienen de otros lados a apurar a los narcos la gente de este búnker sale corriendo y a los tiros. Se te meten en tu casa y no podés vivir tranquilo. Hace un montón que pedimos una cámara de vigilancia por Grandoli, pero no te dan bola. La Gendarmería anda por todos lados, pero hasta las siete (de la tarde) y los líos son más de noche".

Trabajador

Ayer a la tarde la familia Pucheta esperaba el cuerpo de Juan Carlos en la puerta de su casa de Colectora al 3500. "Era trabajador y no andaba en nada. Era soltero y lo conocían mucho en el barrio. Según nos contaron distintas personas, cayó por un tiroteo que se armó cerca de donde estaba, por eso tenía un tiro en la espalda", dijo María Elena, hermana de Pucheta. "Esto es una locura , mi hermano no salía de casa, iba a ver cómo jugaban a la pelota ahí por el acceso y se ocupaba de mi tío ciego. Siempre trabajó, ahora estaba en una cooperativa de limpieza, y nunca lo amenazaron ni nada por el estilo. No sabemos qué pasó".

La información oficial tomaba como dato un allanamiento realizado a principios de año, en el marco de una serie de operativos por un crimen resonante, en el cual Pucheta fue demorado con un arma. Al respecto Vicente, padre de la víctima fue claro: "Ese día, en enero de este año, me llevaron hasta a mí, que siempre trabajé. Vino la policía y nos llevó, pero estuvimos un rato y nos fuimos. No había armas ni nada en mi casa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});