Policiales

Lo acusan por ordenar un secuestro virtual desde la cárcel

Una familia afincada en San Martín al 3900 fue víctima del llamado, el pasado 11 de marzo.

Sábado 02 de Junio de 2018

Un hombre de 41 años fue imputado ayer por su complicidad en el secuestro virtual del que fue víctima una familia afincada en San Martín al 3900 el pasado 11 de marzo, hecho por el cual ya está bajo prisión preventiva otro de los autores del episodio que quedó registrado por las cámaras de seguridad de la Municipalidad.

Todo sucedió a la 1.50 del mencionado día cuando un matrimonio recibió un llamado telefónico en el cual le advertían sobre el supuesto secuestro de un familiar y en el que se le exigían 20 mil pesos para liberarlo sano y salvo.

A pesar del momento de angustia vivido, las víctimas denunciaron el hecho al 911 y tras ello la policía planificó una entrega controlada del dinero. Entonces llegaron al lugar agentes del Comando Radioeléctrico, quienes mediante tareas de inteligencia lograron que el hecho continúe en su proceso simulando la entrega de lo solicitado pero lanzando una bolsa que contenía una papa por el balcón del domicilio y no el dinero que habían solicitado los maleantes.

Entonces, por la vereda, llegó una moto Yamaha 125 al mando de un hombre que, al recoger el supuesto botín, fue sorprendido por los agentes y detenido. Un día más tarde ese hombre, identificado como Maximiliano Pablo S., de 32 años, fue imputado por el fiscal César Cabrera, de la Unidad de Flagrancia y Juicio, por el delito de extorsión en grado de tentativa en calidad de coautor, figura aceptada por el juez Pablo Pinto que le dicto la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.

En el mismo trámite judicial se exhibieron las imágenes captadas por una cámara de video vigilancia que muestran el momento en que el acusado intenta apoderarse del dinero que pagaban las víctimas y es detenido por la policía.

Órdenes telefónicas

También quedó reflejado en la pesquisa que Maximiliano S. cometió el hecho en complicidad con al menos otros dos hombres "comunicándose al teléfono de línea fija de la vivienda ubicada en San Martín al 3900, simulando el secuestro de un familiar de los moradores de la misma, mediante la puesta en escena consistente en escuchar gritos y llantos de un supuesto familiar secuestrado".

A partir de la detención de Maximiliano S. la policía siguió investigando el caso para dar con sus compinches y así se llegó a descubrir que el motociclilsta actuaba bajo las órdenes de Diego Osvaldo M., de 41 años, quien está preso en la cárcel de Piñero desde dónde le daba instrucciones vía teléfono celular. En ese marco ayer, este hombre fue imputado en una audiencia oral y pública por el delito de extorsión en grado de tentativa y en calidad de coautor.

El fiscal Nicolas Foppiani, de la Unidad de Investigación y Juicio imputó a Diego Osvaldo M., que es defendido por la abogada María Eugenia Carbone, y la jueza Mónica Lamperti aceptó la calificación legal dictándole al igual que al otro implicado la prisión preventiva por el plazo de ley.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});