Policiales

La trama detrás de un estafador que será acusado junto a sus seis cómplices

Son siete personas presas el miércoles en Buenos Aires y que perjudicaron al menos a tres rosarinos y otras 22 personas en distintas provincias.

Viernes 05 de Octubre de 2018

"El turco" tiene 47 años, reside en la ciudad bonaerense de Vicente López y pasado el mediodía será imputado como líder de una asociación ilícita que llevaba adelante estafas desde paginas de clasificados por Internet. El hombre publicaba bajo distintos perfiles publicaciones en páginas como Rosario Garage u OLX con ofertas de productos a precios por debajo del 50 por ciento de su valor de mercado. Las ofertas iban desde motores de embarcaciones hasta Play Station IV. Cuando las víctimas hurgaban en el por qué del bajo precio, el hombre respondía que trabajaba con subsidios del Estado nacional y que la mercadería que ofertaba eran remanentes. "Tengo dos o tres", decía. A la oferta le sumaba la manipulación necesaria para hacer caer a su víctima. "No trabajo con seña porque está es mercadería caliente. El que me paga se la lleva", decía y así los llevaba a la trampa. En tres meses de investigación de la Policía de Investigaciones (PDI) le detectaron en Rosario tres hechos consumados y cuatro tentativas. "Lleva más de 20 años haciendo ésto", confió una fuente consultada y agregó: "Sin embargo no tiene antecedentes penales".

Allanamientos

El miércoles a la noche, junto a "El turco", la Brigada de la PDI detuvo a otras seis personas que en su mayoría operaban como "cobradores". Una vez que "El turco" cerraba el acuerdo con su víctima le enviaba por WhatsApp una nota de venta con el nombre real de un cobrador al que debía abonar la transacción. Ese dinero le era enviado por empresas como Western Union o Pago Fácil. Los investigadores, que trabajaron sobre la banda desde mayo, determinaron que el reparto de dinero era un 70 por ciento para "El turco" y un 30 por ciento para el cobrador. Pasado el mediodía de hoy la fiscal de la Unidad de Investigación y Juicio Valeria Haurigot acusará a los siete detenidos de integrar una asociación ilícita y el principal imputado sumaría la de estafas reiteradas.

Junto a Daniel Alejandro "El turco" M. fueron detenidos Jorge Luis "Willy" C., de 30 años; Ariel Hernán H., de 36; Juan Ignacio A., de 30; Julián Andrés P., de 30; María Estela A., de 37; y Carlos Alejandro G., de 30 años, todos con domicilio en el partido bonaerense de San Isidro. En los allanamientos la de PDI incautó 40 celulares, 10 CPU de escritorio, 10 notebooks, 70 mil pesos, un Fiat Punto y una moto Honda CG Titán.

El 11 de mayo Darío ingreso desde su casa en esta ciudad a la página de Rosariogarage y vio una oferta que lo tentó. Un motor para embarcación que en el mercado valía alrededor de los 260 mil pesos estaba a la venta a 60 mil. El muchacho se contactó con el teléfono de contacto y así comenzó a andar la maquinaria por la que terminó siendo víctima de una estafa.

La trama

"El turco" trabajaba en su casa de Florida (Vicente López), usaba nombres de empresas que no existían y dos números de teléfonos con prefijos de Santa Fe (0342) y de Laboulaye (03385) para contactar a las víctimas. Decía tener una empresa importadora mayorista y trabajar con subsidios el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. A la hora de justificar el bajo precio decía que eran remanentes libre de impuestos, sin IVA.

El principal acusado, dijeron los pesquisas, tiene un discurso tan seductor como manipulador. Adaptó la filosofía del antiguo cuento del tío a las nuevas tecnológicas. "La gente cree que apuesta para ganar. Y sólo apuesta. Nada te asegura que podés ganar", le dijo el hombre a un investigador dejando la huella de su pensamiento. "El turco" construía un mundo imaginario y lo iba adaptando a las necesidades que la víctima tenía para hacerlo caer. Siempre buscando en el contacto potenciar la incredulidad, la ambición o la ansiedad para cerrar un negocio ventajoso.

Los pagos

Una vez que había convencido a su víctima cerraba el pago y "apuraba" al a víctima bajo la idea de que "con este precio no trabajo con seña porque me lo sacan de las manos. Si no te lo vendo a vos, en un par de horas se lo vendo a otro". Y para reforzar la apuesta les proponía el envío del producto puerta a puerta sin cargo. El penúltimo paso estaba dado cuando por WhatsApp le enviaba a la víctima una orden de pago (de Western Union o Pago Fácil) con datos del producto y de la persona encargada del cobro. La impunidad con la que se movía llevó a que los que cobradores lo hicieran con sus datos personales reales.

También había un plan para aquellos que desconfiaban. "El turco" decía tener sus empresas en Santa Fe y Laboulaye. Y no dudaba en hacer viajar al desconfiado a esas ciudades para toparse con construcciones ficticias.

Para cerrar el cerco, el hombre pedía que los compradores le enviaran fotocopias de su DNI bajo el pretexto de una certificación de firmas bajo escribano, y una copia del recibo del pago efectuado. Según datos de la pesquisa, "El turco" y su gente fueron monitoreados cuatro meses.

De acuerdo a datos aportados a los investigadores por Western Union, en lo que va del año el timador se hizo de unos 900 mil pesos y hay más de 25 denuncias de estafas en Santa Fe, San Luis, Chaco, Bahía Blanca y el partido de Tigre. En Rosario se registraron al menos tres hechos y otros cuatro en grado de tentativa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario