Policiales

La muerte de un líder narco se investiga como parte de una rivalidad de familias

"Juanse" Ríos fue baleado en junio pasado y murió el domingo. La PDI ya estaba investigando el ataque que sufrió junto con otros hechos violentos

Martes 24 de Julio de 2018

En abril pasado un atentado contra Emanuel A. ocurrido en la casa de Juan Ramón Ríos, un jefe narco de Capitán Bermúdez apodado "Juanse", derivó en una investigación que puso bajo la lupa una rivalidad, de al menos cinco años, entre un grupo familiar que el barrio llama "Los González" y el otro encabezado por "Los Ríos", según contaron vecinos del lugar y fuentes policiales. Así, enlazando datos, indicios y parentescos el personal de la Policía de Investigaciones (PDI) de San Lorenzo, con los comisarios Eduardo Gudencio y Diego Gómez la cabeza y bajo la supervisión del comisario general Gustavo Bella, lograron jaquear y allanar distintas viviendas de las dos bandas el viernes por la mañana.

Dos días después de los allanamientos que culminaron con ocho detenidos, Juanse Ríos murió en el Hospital Eva Perón. Había sido baleado el 28 de junio y no se descarta que el agresor haya sido un miembro del otro clan.

Entramado

"Cuando en abril balearon a Emanuel A. comenzamos una investigación que a medida que se sumaban baleados nos iba dando relaciones familiares y entramados delictivos. Los dos últimos baleados fueron Juanse Ríos, que el 28 de junio y mientras estaba en su casa de barrio Copello de Capitán Bermúdez sufrió un atentado, y además registramos el atentado a Gabriela Yanina G., de 41 años y baleada el viernes en su casa de Granadero Baigorria", recordó Gudencio.

"Por otro lado —agregó— tenemos dos balaceras cerca de un boliche de Capitán Bermúdez, también en julio. En uno de ellos con disparos de pistola 11.25 (calibre 45) sin heridos y otro con tres baleados".

Hermético

Para el investigador la mecánica del hecho que le terminaría costando la vida a Juanse es confusa. "Según testigos, dos personas en una auto se acercaron hasta la casa de Ríos y comenzaron a dispararle. Es posible que Juanse, que habría estado junto a su hermano Lucas R., haya respondido a la agresión. La familia dice que lo llevaron al Hospital Eva Perón en un remís y los testigos que lo hicieron en el mismo auto de Juanse", sostuvo el uniformado, para agregar: "A esas dudas hay que sumarle que el barrio es muy hermético y la misma familia no declaró con detalles".

Así, el cruce de datos permitió a los pesquisas concretar los allanamientos en distintas localidades del cordón industrial. Fueron 14 operativos en viviendas de Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez y Andino ordenados por los fiscales Viviana O'Connell y Aquiles Balbis.

En ese marco fueron detenidas ocho personas, tres de ellas familiares de Juanse: Alexis R., de 22 años; Eduardo R., de 63, y Lucas R., de 30. También cayeron Javier M., de 40; Paulo G., de 39; Gabriel R., de 18; Pablo P., de 50; y Graciela M., de 68 años. Voceros de la investigación confiaron que tres de los detenidos están ligados al grupo liderado por Juanse y los otros tres al otro clan.

De los allanamientos, once fueron en Bermúdez, dos en Baigorria y el restante en Andino. Entre los lugares allanados se destacaron viviendas ubicadas en el pasaje 3 al 200 de Baigorria, la cuadra donde vivía Juanse Ríos y donde el viernes, horas después del operativo, fue baleada Gabriel Yanina G., quien al cierre de esta edición permanecía internada en grave estado con cuatro balazos en el abdomen.

En noviembre de 2011 varios domicilios de esa cuadra fueron allanados por la ex Drogas Peligrosas y Juanse fue detenido. Por esos días se lo mencionaba como "sucesor" de su hermano "Barba", que ya estaba detenido en una causa por narcotráfico y que, según fuentes policiales, continúa preso.

Oficiales de la PDI detallaron ayer en una conferencia de prensa lo secuestrado en los allanamientos: una pistola calibre 9 milímetros, un revólver calibre 22, gran cantidad de municiones de distintos calibres, dos escopetas calibre 16 y 12, cartuchos de distintos para esas armas largas, un silenciador y dos motos: una Honda Tornado 250 y una Yamaha YBR 125.

Además se secuestró "una cantidad no precisada de drogas, una balanza y una pipa metálica para el consumo de drogas". La causa derivó al fiscal Federal Kishimoto y al juez Federal Marcelo Bailaque.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario